Producen en refinería espirituana líquido asfáltico para obras del puerto del Mariel

El líquido asfáltico obtenido en la refinería de Cabaiguán es considerado el mejor de Cuba.Desde hace muchos años en la refinería Sergio Soto, de Cabaiguán, fabrican líquido asfáltico, materia prima imprescindible para la producción de asfalto y de gran demanda en la pavimentación de carreteras y otras vías de acceso.

La mayoría de la producción del líquido asfáltico obtenida este año en la refinería Sergio Soto, del municipio espirituano de  Cabaiguán, se ha destinado a las obras de ampliación del Puerto del Mariel, en La Habana, gracias a los excelentes parámetros de calidad de ese derivado, considerado actualmente el mejor de Cuba.

Durante el 2012, en esa planta ya se han concretado dos corridas con la fabricación de unas 3 200 toneladas y para junio debe realizarse la tercera, de otras 2 000 toneladas, que también han sido demandadas para esas priorizadas construcciones portuarias.

Desde hace muchos años aquí fabrican líquido asfáltico -materia prima imprescindible para la producción de asfalto y de gran demanda en la pavimentación de carreteras y otras vías de acceso-, pero durante los últimos años este ha alcanzado una calidad sin precedentes, pues se obtiene de crudo procedente de Matanzas, con mayor viscosidad y superiores rendimientos.

Durante el proceso, primero se le extrae nafta, queroseno, diésel y fuel oil y después en la torre de destilación al vacío obtienen el líquido asfáltico que venden para las plantas productoras de asfalto y que en el 2012 se ha destinado fundamentalmente para las obras del Mariel por su reconocida calidad.

La ampliación del puerto y obras colaterales en el Mariel, que resulta un proyecto de gran trascendencia para la economía cubana, se ejecuta por la Asociación Económica Internacional entre el grupo brasileño Odebrecht y una empresa constructora cubana, con parte del financiamiento cubierto por un crédito del gobierno de ese país sudamericano.

La puesta en funcionamiento de esta inversión mejorará los niveles operacionales del puerto, al aumentarse el calado de los buques que a él podrán acceder. Además, dotará a Cuba de una infraestructura aprovechable durante decenas de años en los más de 400 kilómetros cuadrados que conforman la Zona Especial de Desarrollo que se proyecta en el Mariel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *