Protegen a familias con viviendas afectadas por las lluvias de mayo

Las intensas lluvias de mayo pasado dejaron serias afectaciones en las viviendas. (foto: Oscar Alfonso)Como resultado de los aguaceros del pasado mes, se afectaron en Sancti Spíritus 527 viviendas, de las cuales 43 fueron derrumbes totales, 34 totales de techo y 56 parciales.

Algo más de medio centenar de familias espirituanas, cuyas viviendas sufrieron derrumbes totales y de techo tras las intensas lluvias de finales del mes de mayo, serán beneficiadas con facilidades temporales para vivir, al tiempo que analiza la posibilidad de proteger a unos 300 núcleos con subsidios para remediar los daños.

Como resultado de los aguaceros del pasado mes, se afectaron en Sancti Spíritus 527 viviendas, de las cuales 43 fueron derrumbes totales, 34 totales de techo y 56 parciales, mientras que 394 tuvieron otro tipo de deterioro, sobre todo en cubiertas.

Según declaraciones ofrecidas a Escambray por Néstor Borroto, director de la Unidad Provincial Inversionista de la Vivienda (UPIV), este territorio al centro de Cuba dispone de los recursos imprescindibles para crear las condiciones de facilidades temporales y no dejar desprotegidos a los más necesitados, de modo que hasta la fecha ya se han concluido 28 casas de este tipo.

De igual manera, explicó Borroto, se prevé otorgar subsidio a las 332 familias que poseen documentación legal de su inmueble, sobre los cuales se ha iniciado ya el proceso de valoración, de acuerdo con las exigencias de lo que se establece en esos casos; el resto, alrededor de 195, no cumplen los requisitos de legalidad exigidos (carecen de terreno aprobado y de licencia de construcción), lo que impide que se les conceda ese beneficio.

Esas personas, acotó, deben comenzar por restituir la legalidad a su inmueble para comenzar a rehabilitarlo a través de la compra de materiales con sus propios ingresos en la red de Comercio, aunque algunos de esos núcleos familiares con falta de solvencia económica y que habitan en lugares vulnerables pudieran ser evaluados para venideros planes estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *