Reconocen presencia de colaboración médica espirituana en unas 40 naciones

Esta contribución solidaria abarca diversas disciplinas. (Foto: Vicente Brito).El mayor número de cooperantes se localiza en la República Bolivariana de Venezuela en las misiones Barrio Adentro.

El sentido humanista, ético y de integración de la colaboración médica cubana en el exterior resulta palpable en los alrededor de 2 000 espirituanos que brindan su aporte en unas 40 naciones actualmente. Aris Fortain Espinosa, jefe del Departamento de Colaboración Médica perteneciente a la Dirección Provincial de Salud, destacó a Escambray que la mayor cantidad de cooperantes del territorio se localiza en la República Bolivariana de Venezuela en las misiones Barrio Adentro.

A partir de la firma del Convenio Integral de Colaboración Cuba-Venezuela, rubricado el 30 de octubre de 2000 en Caracas por el Presidente Hugo Chávez y el Comandante en Jefe Fidel Castro, cientos de espirituanos han contribuido a los crecientes índices de salud y de calidad de vida del pueblo sudamericano.

Fortain Espinosa subrayó, además, que una cifra no desestimable de médicos, estomatólogos, personal de Enfermería, técnicos en diversas especialidades y trabajadores de apoyo brindan asistencia, entre otros lugares, en Bolivia y en el continente africano; en este último caso en países como Guinea Ecuatorial, Angola, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe.

El funcionario reconoció la presencia de 15  espirituanos en estos momentos en Haití, donde profesionales y técnicos enfrentaron con altruismo las secuelas de la devastación ocasionada por el terremoto del 2010 y de la epidemia del cólera en fecha más reciente.

El jefe del Departamento de Colaboración Médica en Sancti Spíritus destacó el quehacer de la brigada espirituana -compuesta por 70 miembros- perteneciente al Contingente Internacional Henry Reeve de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias, una iniciativa sin par en la historia de la Humanidad nacida por idea del líder de la Revolución cubana Fidel Castro.

La ayuda médica cubana comenzó a partir del triunfo del Primero de Enero de 1959 con el envío de un grupo a Chile en 1960 para socorrer a los damnificados de un sismo de gran magnitud. En 1963 se constituyó una primera brigada con especialistas que laboró en Argelia, África.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *