Repunte en la valla

Sancti Spíritus le propinó una suculenta barrida a Industriales, la única recibida por el equipo azul. ( foto: Oscar Alfonso)Hasta este viernes los Gallos permanecen en zona de clasificación. Hoy sábado concluye la subserie ante Artemisa para enfrentar a partir del lunes al equipo de Cienfuegos.

Aunque debieron esperar más de 60 juegos, los Gallos protagonizan el ansiado repunte en la actual Serie Nacional de Béisbol y devuelven a la mayoría la esperanza de una clasificación que por momentos vagó en la incertidumbre.

Sancti Spíritus ha levantado integralmente su juego y es hoy el equipo con mejor balance en las subseries más recientes. Un dato resulta elocuente: de los últimos 11 partidos, han ganado nueve y llevan seis éxitos sucesivos.

La reacción llegó de la mano de los bates, no ya por los 13 hits conectados como promedio por encuentro, sino por su productividad: 8,3 anotadas por partido, el doble de lo logrado en toda la campaña. Así la ofensiva levantó hasta 283, por primera vez superior a la media nacional.

Lo más espectacular ocurrió vs. Industriales, al que le propinaron una suculenta barrida, la única recibida por el equipo azul y que enmudeció a los industrialistas. Lo lograron a partir de un juego aguerrido y creativo al estilo del mismísimo conjunto de la capital.

La explicación está en la respuesta de su columna vertebral: Yulieski Gourriel (335), además de ser el líder impulsador del conjunto con 75 carreras y en jonrones (21), es el más oportuno con 17 veces empujando la del empate o la victoria (cuarto de la justa); Frederich Cepeda, con 303 de promedio y 54 impulsadas (décimo del torneo), y Yenier Bello (288) y 47 remolcadas. Un aparte para Orlando Acebey, no solo por sus 313 de average, sino por la dinámica que le imprime al conjunto con su juego agresivo, que le permite embasarse con frecuencia.

La expresión sobre el resto de los departamentos es notable: solo un error en los últimos cinco encuentros para mejorar el promedio hasta 269.

En el pitcheo, además de la estabilidad mantenida por Ismel Jiménez, líder de la justa en ganados con 13 y en entradas lanzadas con 151,1 y de Ángel Peña, con ocho triunfos y sexto de la campaña en PCL con 2.75.

Resaltan también las actuaciones más recientes del relevo, con destaque para Yoén Socarrás y Yasniel Sosa, además de Omar Guardarrama, que con dos triunfos, seis salvados y 3.26 PCL es candidato a novato del año en la actual serie. En general, se compila por debajo de la media con 3.98 PCL, con mejores dígitos para el cuerpo de abridores, cuarto de la lid con 3.60.

Pero detrás de los números el terreno deja ver a unos Gallos con otra disposición. Así han remontado más de un marcador adverso, primero frente Industriales y luego ante Artemisa. Así nos muestra a un Dunieski Barroso capaz de fildeos espectaculares en un jardín que apenas juega; a un todoterreno como Lourdes Yunielki Gourriel para suplir cualquier posición o a todos lanzándose sobre las bases para evitar el out. Este es, justamente, el equipo que la afición quiere ver, gane o pierda; un elenco que cuando se lo propone en serio juega un béisbol a la altura de sus potencialidades.

El despegue es más meritorio porque se produce en momentos en que mayor cantidad de lesionados confluyen. Sobre ese particular el médico Remberto Pérez actualizó que este viernes permanecía hospitalizado Yunieski Gourriel, aquejado de fuertes dolores de cabeza y estados febriles; en tanto Yunier Mendoza aún tiene la sutura en su mano tras una herida sufrida por un lance; Liván Monteagudo recibe rehabilitación en su pierna lesionada y Lourdes Yunielki Gourriel se recupera de una lesión provocada por la ruptura de miofibrilla en la pierna derecha.

El mánager Ruperto Zamora parece ahora más tranquilo: “Esperábamos esto hacía rato, dijimos que el equipo se había preparado bien, pero no encontrábamos la solución a algunos problemas. Higinio Vélez se reunió con nosotros en Holguín, nos dio una sugerencia, la hemos materializado y se ha visto el repunte.

“Por la calidad del equipo podíamos lograr la clasificación más fácil, la actuación de Matanzas ha provocado que estuviéramos fuera, dependemos del bateo y al no estar bien, no podíamos ganar, estamos conscientes de que tenemos condiciones para lograr la clasificación.

“Siempre le dimos confianza al jugador de banco o de la reserva, nunca hemos querido justificar la actuación del equipo con las lesiones porque para mí los 32 atletas tienen la misma valía, se trata de que cada cual haga bien su trabajo”.

Logrado el ascenso a la zona de clasificación, le toca al conjunto mantener su estabilidad para obtener el boleto por derecho propio. A falta de 20 partidos, la ventaja, aunque es cómoda en relación con Pinar del Río: dos juegos hasta el viernes, no es definitoria.

Este sábado concluye la subserie ante Artemisa para iniciar el lunes el cotejo vs. Cienfuegos antes de ir al descanso reglamentario.

One comment

  1. Buen comentario,estoy muy contento de ver un repunte en. Bateo de los Gallos y esto es poco para lo que viene,sinceramente ya lo venia venir,solo tenia que trabajarse en lo anímico y en cree que SI SE PUEDE
    Porque no vasta con ser un buen equipo y tener bateo hace falta espuelas y pelar como un gallo de pelea sin desmayar y el resultado se vera en el terreno,porque llegar al exito viene de una mente de Reino y no de pueblito,animo equipo y felicito a todos los que han creído y esperado el levantar desde aficionado hasta el comentarista que ha tenido la esperanza porque alquien dijo la esperanza no averguenza y no hace caminar en el desierto sabiendo que a lo lejo encontrar un oasis,Ruperto Zamora,equipo y aficcion de los gallos hemos encontrado el OASIS EN EL DESIERTO,gracias por darnos alegría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *