Periódico de Sancti Spíritus

Sandinistas ganan 127 alcaldías en Nicaragua

Con 56,22 por ciento de las actas escrutadas, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ganó 127 de las 153 alcaldías en Nicaragua, informó este lunes el Consejo Supremo Electoral (CSE) de ese país centroamericano.

En comparecencia ante la prensa, el titular del CSE, Roberto Rivas, notificó los primeros resultados provisionales-preliminares de los sufragios municipales celebrados la víspera y anunció que a media mañana de este lunes emitirán otro reporte.

El Partido Liberal Independiente se alzó con el triunfo en las restantes 26 de alcaldías, precisó el funcionario.

Según confirmó, el porcentaje de asistencia a las urnas ascendió a 57 por ciento y felicitó a los ciudadanos por su participación en las urnas, en un ambiente pacífico y ordenado.

Mediante el sufragio secreto, quedaron electos más de seis mil cargos de alcaldes, vicealcaldes y concejales para los 153 municipios, entre más de 31 mil candidatos, postulados por los distintos partidos contendientes.

Aproximadamente 3,7 millones de habitantes mayores de 16 años de edad conformaron el padrón en activo, según datos del CSE.

Dos novedades distinguieron la contienda: el incremento del número de concejales por elegir y la mayor presencia femenina en igualdad de condiciones para cada cargo y similar proporcionalidad, a partir de recientes modificaciones a las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional.

Participaron dos coaliciones, la alianza Unida, Nicaragua Triunfa del FSLN y la del Partido Liberal Independiente, mientras fueron en solitario los partidos Liberal Constitucionalista, Alianza por la República y Conservador.

También corrieron por separado las agrupaciones Alianza Liberal Nicaragüense y Yatama, pero en el caso de este último solo en tres municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.