EE.UU: Obama aboga por ampliar endeudamiento público

Barack ObamaEl presidente de Estados Unidos, Barack Obama, exigió este jueves  al Congreso ampliar el techo de la deuda nacional en alrededor de un billón 200 mil millones de dólares, lo cual ubica el endeudamiento público en un nuevo record.

El país posee un adeudo valorado en unos 15 billones 200 mil millones de dólares, monto superior a su PIB, es decir, la producción económica de la nación, que fue de 14 billones 800 mil millones en 2010.

Aumentar el techo presupuestario hasta los 16 billones 400 mil millones de dólares debería ser suficiente para que el gobierno mantenga los préstamos hasta el final de 2012, justo después de las elecciones presidenciales, reportó la cadena televisiva Fox News.

Se trata de la tercera y última ampliación que puede hacer el gobernante, después que en agosto se alcanzara un acuerdo con los legisladores para garantizar el funcionamiento de las dependencias gubernamentales.

Los republicanos, por lo pronto, ya iniciaron los ataques contra el jefe de gobierno.

Representantes del llamado partido rojo en la Cámara baja anunciaron que el próximo miércoles interpondrán una “resolución de desaprobación”, indicó la televisora.

Si bien el Senado, donde existe una mayoría demócrata, no se ha pronunciado al respecto, la Casa Blanca advirtió que vetaría cualquier objeción, con el fin de evitar que el gobierno se quede sin fondos, como casi ocurre en agosto pasado.

Obama debía hacer la petición en diciembre, pero con el Congreso de vacaciones hasta mediados de enero, los legisladores le solicitaron retrasar la exigencia y votar sobre el asunto a su regreso.

El límite de la deuda es el monto del cual puede disponer la administración para financiar sus operaciones, indicador que se disparó porque el gobierno no ha podido evadir el déficit récord de la última década.

En agosto, el Capitolio y la Casa Blanca acordaron elevar el límite de endeudamiento hasta en dos billones 100 mil millones de dólares en tres pasos, pacto alcanzado horas antes de una eventual quiebra del endeudamiento nacional.

El Congreso convino en incrementar el límite por 400 mil millones en agosto y por otros 500 millones en septiembre.

Desde inicios de 2011 las deliberaciones políticas acerca del techo de la deuda no han sido fáciles de seguir porque abarcan conceptos extraños y parámetros cambiantes cada semana, pero el público estadounidense ha sido casi unánime en su rechazo.

Un sondeo de opinión de la encuestadora Pew reflejó que más del 70 por ciento de los ciudadanos cree que las extendidas discusiones en Washington fueron por los menos ridículas y desconcertantes y no pocos entrevistados eligieron la palabra estúpidas.

Expertos aseguran que tal inhabilidad para resolver un asunto tan importante como es la capacidad federal de pago no es un accidente aislado, es la culminación lógica de lo que muchos llaman el hiperpartidismo en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *