Anuncia joven artista espirituano la realización de un proyecto escultórico en Zaza del medio

Este constituye el proyecto más importante en el que estoy trabajando, señala Prieto. La obra de Wilfredo Prieto se reconoce en los circuitos internacionales de las artes como figura imprescindible de la plástica cubana más joven.

Wilfredo Prieto, un joven artista plástico espirituano, anunció como primicia a Escambray el inicio de un proyecto escultórico en Zaza del Medio, su poblado natal, donde ha comenzado a realizar las primeras investigaciones y a localizar el espacio.

“Este constituye el proyecto más importante en el que estoy trabajando. Va a ser una escultura de un kilómetro de distancia, aquí mismo en Zaza del Medio, en el campo. La idea es como una carretera que hace el símbolo del infinito, que vuelve a sí misma, está hablando de un viaje a ninguna parte. También lleva un puente, es una construcción súper complicada, porque tiene una dimensión ingeniera”, comentó en una reciente visita al territorio el reconocido pintor. ,

Además, detalló que la obra alcanzará alrededor de 1 000 metros de largo y unos 200 metros de ancho en pleno campo. La pieza en cuestión podría observarse también como una hermosa vista área en un lugar geográfico interesante: un llano cerca de las montañas, de las lomas de Zaza.

“Me gustaría hacer esto como parte de un gran proyecto que tengo. Voy a intentar localizar fondos fuera de Cuba que puedan apoyar la construcción y hasta ahora ya he tenido una respuesta muy positiva del Ministerio de Cultura, del gobierno de aquí, del centro Wifredo Lam, que es el organizador de la bienal. Me imagino que si todo marcha bien en tres años se pueda terminar”, aseguró.

“Estoy muy interesado en que sea Zaza por razones obvias, nací aquí, pero también estoy interesado en que sea una pieza que aborde la descentralización del arte, que no sea tanto eses concepto de que me están dando espacios en Estados Unidos, en México. Creo que lo importante es que hayan piezas que te ubiquen como espectador, salir del centro, como lo ha logrado la Bienal de la Habana”, agregó.

El artista considera que esta idea podría generar un turismo cultural con un interés en la zona: “Cuba es un gran museo y creo que hay una necesidad de encontrar arte en toda la isla. Como mismo una viaja por todo el país y se va encontrando escuelas o cosas casi surrealistas, creo que debemos empezar a encontrar esculturas y arte que esté comunicando, reflexionando no solo para nosotros como cubanos, sino para todo el mundo. Este es un proyecto para el que voy a tener toda la energía y la dedicación”.

Por último comentó: “Quizás el proyecto se desarrolle, si hay un grupo de artistas que también mantiene la iniciativa de hacer esculturas en Holguín a esta escala, algo así en Pinar, en Santiago, para que se convierta como en una ruta cultural por Cuba y no solo haya un turismo ecológico, sino también un turismo cultural. Cuba es una plaza perfecta en este momento, pero creo que necesita mucho de una iniciativa en este sentido”.

Wilfredo Prieto nació en Zaza del medio en 1978 y se graduó como pintor en el Instituto Superior de Arte en el 2002. La mayor parte de su carrera se ha desarrollado en La Habana y en varias metrópolis del mundo. Con un estilo conceptualita visible se mantiene alejado del lienzo y el pincel y desarrolla sobre todo performances, instalaciones, intervenciones públicas o simples objetos que sugieren lo más insospechado.

Con residencia actual en Nueva York, su obra se reconoce en los circuitos internacionales de las artes como figura imprescindible de la plástica cubana más joven. Decenas de exposiciones personales y colectivas presentadas desde Tokio hasta Nueva York, desde Barcelona hasta México le han abierto como a pocos las puertas del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *