Periódico de Sancti Spíritus

Argentina: Rechazan dilaciones en diálogo sobre Malvinas

El canciller argentino, Héctor Timerman, rechazó este martes que el diálogo sobre la soberanía de las usurpadas Islas Malvinas continúe dilatándose con la excusa de definir quiénes deben participar.

Lo del territorio en disputa es un tema que no se debe seguir dilatando poniendo excusas sobre quién debe estar sentado: tienen que estar los representantes de los gobiernos de Argentina y el Reino Unido, subrayó el ministro de Relaciones Exteriores, quien realiza una visita a Londres.

Las declaraciones de Timerman, amplificadas aquí por el sitio web de la Casa Rosada, tuvieron lugar al término de un encuentro con parlamentarios británicos que el alto funcionario calificó de “muy positivo”.

Argentina quiso traer un mensaje de que sólo a través del diálogo y en forma pacífica se pueden comprender y superar las diferencias, y únicamente así se va a poder resolver la disputa de la soberanía, como lo vienen sosteniendo las 40 resoluciones de las Naciones Unidas, sostuvo.

Dijo además que los parlamentarios británicos, tanto en la Cámara de los Lores como la de los Comunes, tienen una actitud muy abierta, e indicó que incluso aceptaron la invitación de sus pares argentinos a visitar esta nación suramericana, “lo cual es una forma de comenzar el diálogo”, valoró.

Por otra parte, ratificó que el gobierno argentino respeta los intereses de los habitantes de las Islas Malvinas y su forma de vida, como lo hace con los miles de extranjeros que viven en su territorio continental.

Acá residen 100 veces más ciudadanos británicos que en las Malvinas, por lo cual “es realmente ridículo” afirmar que Argentina no respeta la forma de vida de los isleños, la cual “nadie está interesado en cambiar”, afirmó.

Timerman lamentó una vez más la negativa del jefe de la diplomacia británica, William Hague, a sostener un encuentro bilateral durante esta visita, aunque dijo haberle dejado una invitación para que visite Argentina.

Allá (en Argentina) podrá “tener reuniones conmigo y con cualquier grupo que desee, porque cuando viene un canciller de visita no le damos condiciones sobre con quiénes debe reunirse y con quiénes no debe reunirse”, manifestó.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.