Béisbol: Gallos por más en segunda fase

Pasadas ya las angustias y las alegrías -¿por qué no?- que dejó el Tercer Clásico Mundial de Béisbol, la afición ya prepara su mente para disfrutar de la segunda fase de la versión 52 de la Serie Nacional que arranca el próximo martes.

Lo hace con mucha expectativa. Sobre todo por ver hasta dónde pueden ser ciertos los ingredientes de calidad, competitividad y entrega que tanto han anunciado los defensores de esta estructura.

Y debe ser así si nos atenemos a que estarán los ocho elencos de mejor comportamiento en la primera fase, conjuntos que ahora pierden un poco su esencia por la inclusión de los cinco refuerzos, aunque… ¡cuidado!, que sobre el tema hay bastante tela por donde cortar.

Justamente Sancti Spíritus es ahora mismo uno de los elencos menos favorecidos por esta inyección, luego de que muchos sopesaron la buena elección de Yovani Aragón. Tres de los hombres pedidos por el mánager no están en la nómina.

La pérdida más lamentable, doblemente, es la del lanzador Yadier Pedroso, fallecido en accidente de tránsito la pasada semana. Causaron baja el jardinero guantanamero Giorvis Duvergel por lesión y el jugador de cuadro camagüeyano Alexander Ayala, por indisciplina

Más por completar los cinco refuerzos exigidos que por necesidades propias del equipo, a mi entender, fueron llamados el lanzador holguinero Yaisel Sierra, su coequipero y jugador de cuadro Yunior Paumier y el jardinero de Las Tunas Jorge Johnson. Ellos se unen al receptor Danger Guerrero.

En realidad, mucho debió hurgar el cuerpo de dirección de los Gallos para su decisión si nos atenemos a que, sobre todo, en el pitcheo la calidad en Cuba no está al doblar de la esquina.

De manera que los Gallos comenzarán su camino por la segunda fase en franca desventaja y deberán librar una batalla campal casi con sus fuerzas propias.

Este es el primer escollo a vencer. Sancti Spíritus ya despejó una de las incógnitas más controvertidas de la primera fase, cuando muchos no lo incluían entre los ocho clasificados por aquello de sus tradicionales malas arrancadas.

Pero ahora tampoco habrá tiempo para respirar. Para poder incluirse entre los primeros cuatro e ir a los play off habrá que jugar con mayor presión que en la primera fase y el hecho de haber quedado en el primer lugar es apenas un beneficio parcial.

Recordemos que los Gallos en una esprintada final lograron terminar en la punta, pero si bien los resultados se arrastran, la diferencia de sus seguidores es estrecha y, por demás, borrable en 42 partidos. Así está la tabla de posiciones: Sancti Spíritus con 30 victorias y 14 derrotas; Cienfuegos 30-15, a medio juego; Industriales y Matanzas, 27-18, a tres y medio; Isla de la Juventud, 26-19, a cuatro y medio; Villa Clara 24-20, a seis; Ciego de Avila y Pinar del Río 24-21, a seis y medio.

Si para llegar hasta allí Sancti Spíritus necesitó del desempeño de la ofensiva (282, tercero), ahora lo necesitará el doble. Habrá que ver si se mantienen los mismos niveles de motivación de los hombres que asistieron al Clásico y que fueron la columna vertebral del conjunto en la primera fase.

Entre Frederich Cepeda, Yulieski Gourriel y Eriel Sánchez, impulsaron cerca de la mitad de las carreras del elenco espirituano (94 de 189) y, mire usted, no precisamente dependiendo del cuadrangular, pues conectaron 19, la mayor parte de Eriel con ocho.

Precisa Aragón del ascenso ofensivo que venía experimentando su segundo hombre Yunier Mendoza (294), un pelotero acostumbrado a conectar más de 100 hits y batear sobre 300 en cada campaña; pero sobre todo le urge estabilizar un primer bate efectivo, una función que creyó resolver con la llegada de Duvergel. Entonces sus esperanzas están cifradas en que Robersy Ramos pueda recuperar su forma, pues solo bateaba para 194, aunque se baraja el nombre de Jhonson para esa función.

El mánager espirituano deberá cruzar los dedos para que sus regulares le respondan, pues desde su banco no se vieron muchas luces en los primeros 45 partidos; apenas 219 y tres carreras impulsadas en 32 veces al bate.

También para que su pitcheo mantenga la efectividad mostrada en los inicios, no solo por los 2.69 PCL que ubicaron a los Gallos en el cuarto lugar del país, sino principalmente por su control, con solo 89 boletos, lo mejor del torneo.

Para ello confía en que su as del box, Ismel Jiménez, ratifique el desempeño que lo mantiene a la cabeza de la nación, en particular en tres departamentos que lo apuntalan como aspirante a la triple corona con sus nueve triunfos sin derrota, 1.06 PCL y 60 ponches.

Pero no bastará con eso en esta batalla crucial. Necesitará Aragón estabilizar el cuarto abridor que pasó por varios nombres y que la nueva adquisición, Sierra, responda en un rol que no acostumbra (solo lanzó 17 entradas con un triunfo) para ayudar al apagafuegos por excelencia Omar Guardarrama (12 salvamentos).

Habrá que ver si Norge Luis (3-3) puede ganarse el puesto de abridor que le pretende dar Aragón pese a su juventud y si puede demostrar que no fueron casuales sus resultados en las categorías inferiores.

Lo que sí le es imprescindible al mánager espirituano es que su defensa resane los orificios que enseñó en la primera fase. Lo saben él y todo el mundo: no se puede llegar muy lejos con un equipo que defienda para 965 al acumular 64 errores, casi todos concentrados en el cuadro.

Pero todo ello no será más que conjeturas desde el martes, cuando Sancti Spíritus debute ante Pinar del Río en el estadio José Antonio Huelga en horas de la noche. Después viajará hasta Villa Clara para enfrentar al conjunto de esa provincia durante sábado, domingo y lunes.

Los Gallos tienen un trecho adelantado. Con todo y sus percances en los refuerzos, los incluyo entre los cuatro, ¿se arriesga conmigo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *