Casa Blanca reiteró estudiar respuesta contra Siria

La Casa Blanca reiteró que estudia una respuesta a lo que según dijo es un claro uso de armas químicas por autoridades sirias.La Casa Blanca reiteró este lunes que estudia una respuesta a lo que según dijo es un claro uso de armas químicas por autoridades sirias, lo que supone un tono más fuerte de Estados Unidos en su retórica hacia Damasco.

Poco después de la imprevista declaración del secretario de Estado, John Kerry, donde advirtió que hay una evidencia irrefutable en la acusación contra Siria, el portavoz de la mansión ejecutiva, Jay Carney, se hizo eco y apuntaló en rueda de prensa la postura de su gobierno.

El vocero subrayó que el presidente Barack Obama sopesa la conducta a seguir, aunque eludió detalles sobre el momento o tipo de esta, lo que sí afirmó que es una evaluación que está en marcha y que para los analistas es señal de que podría desatarse un ataque armado contra aquella nación en un plazo no lejano.

Carney señaló que será el presidente quien anuncie la decisión, que para no pocos observadores implica un eventual ataque con misiles crucero contra objetivos sirios.

El gobierno de Bashar al-Assad niega rotundamente estas acusaciones y la campaña orquestada por Estados Unidos y Occidente, que calificó de burda manipulación para impulsar esos añorados planes de intervención militar en el país.

Grupos de la llamada oposición armada acusaron al Ejército Árabe Sirio de efectuar un eventual ataque con gases tóxicos el pasado 21 de agosto, hecho que se ha tomado como argumento para el incremento de las tensiones.

Damasco, entretanto, aportó más pruebas sobre la utilización de esos artefactos por las fuerzas irregulares que intentan derrocar a Al-Assad, las cuales cuentan con el apoyo político y logístico de Washington y algunos de sus aliados europeos y del Medio Oriente.

El aumento de la retórica coincide también con la visita de una misión de la Organización de las Naciones Unidas a una zona de las afueras de la capital siria, agredida este lunes por francotiradores de los sublevados.

Obama realizó el sábado una reunión con su equipo de seguridad y ordenó reunir en el más breve plazo todas las pruebas del presunto uso de armas químicas, línea roja que de pasarla Damasco podría provocar la respuesta armada.

De hecho, fuerzas del Pentágono efectúan movimientos navales y se aproximan a las costas de ese Estado árabe.

Durante su presentación de este lunes el jefe de la diplomacia estadounidense alentó a las naciones del mundo a unirse para dilucidar la presumible responsabilidad de Siria, pero no presentó una evidencia que avalara sus palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *