Crean economistas espirituanos un manual para el sector campesino

El sector campesino y cooperativo constituye el principal eslabón de producción de alimentos en Sancti Spíritus. El manual reconoce que el sector campesino y cooperativo constituye el principal eslabón de producción de alimentos en el territorio.

Con el fin de perfeccionar el control interno y la gestión contable en el sector campesino y cooperativo, economistas espirituanos crearon recientemente un manual que busca implementar el sistema de procedimientos organizativos relacionados con estos temas para orientarlos hacia la eficiencia productiva y la toma de decisiones.

Para desarrollar la investigación, presentada como experiencia muy útil en el pasado congreso de los economistas, los autores valoraron el quehacer de Cooperativas de Créditos y Servicios Fortalecidas, Cooperativas de Producción Agropecuarias, empresas de Acopio, Cultivos Varios y Agropecuarias, así como representantes del Ministerio de la Agricultura (MINAGRI) y de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

El manual reconoce que el sector campesino y cooperativo constituye el principal eslabón de producción de alimentos en el territorio y sus entidades cuentan con reglamentos y políticas bien estructuradas que regulan su funcionamiento ante el Estado, los clientes, acreedores y los propios asociados.

Sin embargo, los expertos sugieren acciones estratégicas para lograr el impacto esperado en materia de control interno y gestión contable, acorde a los tiempos de cambio que transcurren actualmente en el modelo económico cubano.

Entre estas se cuentan la preparación del personal que se desempeña en funciones de economía y directivos, avalados en cursos de capacitación, entrenamientos en el puesto de trabajo, talleres de contabilidad y control interno; el establecimiento de las políticas contables, la actualización de los procedimientos contables y de control interno, así como su armonización a las políticas y normativas vigentes en Cuba; y la implementación y evaluación de los sistemas de control interno.

Además, la aplicación de sistemas de costo que respondan a las características concretas de los tipos de producción que se generan en estas entidades; de sistemas contables automatizados; así como de auditorías financieras, fiscales y de gestión que garanticen la efectividad de las operaciones y el cumplimiento de las políticas contables y de control interno vigentes.

Finalmente, los autores -másteres Sonia Hernández La Rosa y Rafael Viña Echevarría- recomiendan contextualizar los procedimientos contables propuestos en los manuales bajo la supervisión del MINAGRI; e integrar a la dinámica de los resultados expuestos y los que aún se esperan las Unidades Básicas de Producción Cooperativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *