Destacan avances de Cuba a favor de varios grupos sociales

Cuba destacó este lunes en Naciones Unidas los avances de la isla caribeña en la atención y desarrollo de las personas con discapacidades, los jóvenes y el adulto mayor.

El trabajo del país antillano en esa materia fue subrayado por la delegada cubana Vilma Thomas Ramírez, en una sesión de la Comisión Desarrollo Social del Consejo Económico y Social de la ONU.

La diplomática insistió en la importancia y necesidad de que la discapacidad sea incluida en la “Agenda post-2015” del organismo mundial y en las nuevas metas de desarrollo a partir de esa fecha.

Dijo que a pesar del obstáculo que representa el bloqueo de Estados Unidos, Cuba ha alcanzado logros significativos e indiscutibles en la atención, protección y promoción de todos los derechos de las personas con discapacidades.

Explicó que esa labor se desarrolla con un enfoque tridimensional: médico-profiláctico, educacional y socio-jurídico, con lo cual se garantiza la rehabilitación física, el aprendizaje y desarrollo de sus potencialidades y su inserción social.

También destacó la trascendencia de los Juegos Paralímpicos de Londres-2012, en los cuales Cuba participó con 22 atletas que obtuvieron 17 medallas (nueve de oro, cinco de plata y tres de bronce), “la mejor actuación histórica del país en estos eventos”.

Con respecto al programa de acción mundial para los jóvenes, Ramírez instó a favorecer la participación decisiva y sistemática de ese sector en los procesos de adopción de decisiones en aquellos ámbitos que garantizan el disfrute pleno de sus derechos.

Apuntó que no se trata solo de asegurar una simple representación en candidaturas y estructuras de los partidos políticos, sino de que los jóvenes cuenten con mecanismos de presencia en todas las etapas de toma de decisiones que afecten sus vidas, aclaró.

Al respecto, reclamó el diseño de políticas y la ejecución de programas a favor de los jóvenes, en los cuales la educación sea el eje temático prioritario.

La política de Cuba en esa materia constituye una acción integral, con un carácter educativo y transformador, para incorporar a la juventud en los procesos dirigidos a hacer realidad el proyecto de construcción económica y social decidido por los cubanos, agregó.

Por otro lado, pidió mayores esfuerzos para que los derechos humanos no dejen de ser aplicados ni respetados con la vejez y para que las personas adultas mayores sigan siendo parte y beneficiarias del desarrollo.

Eso, en un ambiente que potencie todas las capacidades de ese segmento poblacional, su autonomía e independencia, así como la solidaridad entre las generaciones y la responsabilidad compartida de la familia, la comunidad y el Estado.

Cuba está entre los 50 países del mundo con mayor proporción de personas con 60 años o más, lo cual representa el 16,6 por ciento de sus habitantes, proporción que puede llegar al 26,1 en 2025, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *