Disfrute a lo cubano en el Chalet Los Álamos

Los turistas extranjeros disfrutan con las tradiciones campesinas cubanas.El Chalet Los Álamos seduce a viajeros cubanos y foráneos  prestos a disfrutar de sus bellezas naturales y las tradiciones campesinas.

Gallardo sobre una cuesta que lo hace señorear en medio del paisaje, el Chalet Los Álamos no puede haberse construido en mejor ubicación: lo rodean árboles de aguacate, naranja; matas de plátano, caña de azúcar y hasta un curso de agua que lo premia con una piscina natural.

Cuando entre los secretos del monte, empeñado en pulsar los retoños verdes desde cualquier palmo de su tierra, llegue también el olor del cerdo que se asa sobre el fuego cercano y los acordes de Compay Segundo o la inconfundible voz de María Teresa Vera; la cubanía que a borbotones le sale al paso al visitante lo habrá encantado para siempre.

LOS SECRETOS DE LA ELISA

Ubicado a escasos kilómetros de Meneses, en el municipio espirituano de Yaguajay, los lugareños cuentan que el Chalet Los Álamos o La Elisa, como además se le conoce por el nombre de su antigua propietaria, siempre ostentó gran fama en la zona por la fertilidad de sus tierras y el precioso lugar en el que estaba enclavado.

“Todo esto era del representante del dueño de los centrales. De la casa, por ejemplo, solo quedaban los cimientos, entonces la rescatamos casi como la original -explica a Escambray Alfredo Díaz Guerra, administrador del Chalet-. Se obvió la caballeriza y la carbonera, a las cuales se le dieron otras funciones arquitectónicas”.

El sitio recibe alrededor de 80 visitantes diarios en temporada alta.A partir del 2009 el sitio comienza a prestar servicio de safaris a los huéspedes de los hoteles situados en los cayos del centro-norte de Cuba.

“Vienen con una guía que les enseña parte de nuestra herencia campesina: la caña de azúcar, las frutas de la estación en que estemos, hacen ellos mismos el guarapo con la guarapera manual. En temporada alta a veces llegamos a 80 visitantes diarios”, agrega el administrador.

Junto a las bendiciones naturales, parte de la riqueza de Los Álamos lo constituyen sus trabajadores, que asumen la labor diaria de satisfacer gustos bajo el principio de la hospitalidad. Nuria Vázquez Díaz, una lugareña especial, labora en la casa desde hace siete años: “Atendemos a los extranjeros que lleguen, todos los días mañana y tarde. También se hospedan aquí trabajadores destacados a los que como reconocimiento se les da la posibilidad de descansar en el Chalet” -refiere.

BAJO LA SOMBRA DE LOS ÁLAMOS

El sitio cobró aún más relevancia al abrirse una oferta para cubanos durante la etapa estival. Más de 3 000 visitantes conocieron en el 2012 el chalet de recreo y sus encantos, cifra que lo sitúa como una opción de probado beneplácito que puede solicitarse por vía telefónica a la Unidad Empresarial de Base para la Protección de la Flora y la Fauna, radicada en el municipio de Yaguajay.

“En los meses de julio y agosto ofertamos pasadías para turistas nacionales, que incluye la estancia en la piscina, juegos de mesa, merienda y el almuerzo, todo ello ronda los 50 pesos por persona, en dependencia de las ofertas comestibles que se incluyan”, detalla Díaz Guerra.

Bajo la sombra de los álamos que bordean la piscina natural, cercana a un ranchón que oferta bebidas nacionales, Jany Suárez Pineda, una de las visitantes, relata a este semanario: “La atención es excelente. Vinimos el año pasado y quisimos repetir. La comida es exquisita, nos ponen música y jugamos dominó. El paisaje es hermoso en verdad”.

Piscina natural bajo la sombra de los álamos.Durante julio se recibieron 300 personas, pues para esta modalidad solamente se ofrecen 23 capacidades por día, debido a las características de Los Álamos.

“Nuestra piscina es natural, no es muy grande. Además dependemos de las lluvias. Últimamente hemos tenido que suspender algunos pasadías porque deja de entrar el agua. Cuando esto ocurre le comunicamos al cliente para que no haya malentendidos”, declara el administrador.

Sin importar nacionalidades este trocito de paraíso invita durante este verano al deleite de las maravillas de nuestra isla; sin embargo, el Chalet Los Álamos principalmente suma satisfacción a los cubanos, por mezclar lo más trascendente de la cultura agraria, con lo mejor de la música cubana y la culinaria tradicional, motivo que hace que quien lo conozca, regrese tras las huellas de un sitio que destila cubanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *