Periódico de Sancti Spíritus

Escribo para que me lean

Julio Miguel Llanes López.El escritor espirituano Julio M. Llanes, multipremiado en concursos literarios nacionales,  comparte con Escambray su quehacer como creador literario.

Julio Miguel Llanes López (Yaguajay, 1948) es un modelo de férrea voluntad literaria e imaginación creativa a partir de sus incursiones en historias particulares de la nación cubana. Recién cumplidos sus 65 años, ha logrado obtener múltiples reconocimientos artísticos a través de sus libros, por lo general premiados en concursos literarios nacionales.

Entre sus reconocimientos se encuentra el de Educador Destacado del Siglo XX, que otorga la Asociación Nacional de Pedagogos de Cuba, y las distinciones por la Cultura Nacional y por la Educación Cubana, además de varios premios nacionales La Rosa Blanca, Los zapaticos de rosa, Ismaelillo, La Edad de Oro y el Premio Extraordinario Centenario Dora Alonso, 2010.

Ante tal cúmulo de vivencias profesionales habría que preguntarse cómo este escritor espirituano construye sus personajes, de qué modo selecciona los temas para sus futuras narraciones, qué presupuestos éticos y estéticos sirven de soporte a sus mundos imaginarios afincados en una realidad en la que no hay espacio para la frivolidad y sí para los conflictos humanos que genera el tejido social.

En contacto que hiciera con él a raíz de su cumpleaños, tuve la posibilidad de conocer mejor las constantes narrativas de este hombre de hablar pausado y casi en susurro que gusta de la música pero no baila, a quien no le atraen ni las bebidas alcohólicas ni el cigarro para despertar su imaginación y prefiere sumergirse en un archivo o biblioteca para diseñar nuevas historias ficcionales. Entre preguntas y respuestas surgió la imagen íntegra de un escritor que transpira literatura.

¿Por qué tus obras poseen una fuerte presencia de la historia?

Siempre he sentido atracción por el devenir histórico. Me interesan los personajes, los acontecimientos y el papel del hombre en su época. Pienso que para transitar por el presente hay que conocer el pasado, para comprender quiénes somos hay que saber de dónde venimos, cuáles son nuestras raíces. Sin embargo, me disgusta cómo se abordan estos asuntos al convertirse en un aluvión de fechas, hechos y protagonistas carentes de sentimientos y emotividad, en textos donde la característica fundamental es la falta de amenidad. No me interesa recrear la historia, sino interpretarla. Todo ello me ha llevado a evocarla desde La literatura.

¿Qué método empleas para seleccionar temas y construir personajes?

El escritor no busca sus temas, son ellos quienes se presentan. Generalmente parto de investigaciones que permitan conocer con mayor profundidad el asunto a tratar, no importa que sean historias de la vida real o inventadas. Necesito dominar los contextos y la psicología de los personajes. Si escribo sobre temas universales y contemporáneos donde reina la ficción como El Pájaro del alma o mezclo la realidad con la ficción como en El día que me quieras, necesito que mis personajes sean  sinceros, honestos y no idealizados, como cuando abordo la vida y obra de personalidades de la cultura como Raúl Ferrer, Nicolás Guillén y Dora Alonso.

Háblame de la acogida de tu obra en diversos espacios públicos.

Tengo la satisfacción de que mi obra haya gozado de aceptación de crítica, del público y la prensa, tanto dentro como fuera de mi país. Los escritores cubanos, en su mayoría, no contamos con un buen sistema de promoción. No obstante, puedo decir que tres novelas mías tienen, cada una, cinco ediciones y varias de mis obras han sido publicadas en seis países: Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, Italia y España. Este año el investigador Ramón Luis Herrera tiene en proceso editorial el libro Julio M. Llanes, la imaginación desde las raíces, donde se recoge la valoración de la crítica nacional y extranjera y las opiniones y estudios realizados a mi obra en la Universidad de Buenos Aires.

¿Qué función le otorgas a la creación literaria infanto-juvenil?

La literatura destinada a los niños y  jóvenes tienen la función de hacerlos más sensibles a la lectura, los prepara para discernir mejor y tener criterio propio. La literatura con valores éticos y estéticos contribuye a formar hombres más sensibles ante la belleza, las injusticias, para defender sus derechos, amar la vida, la naturaleza y convivir mejor con otros seres humanos. La literatura puede ser una lección de ética, pero no puede olvidar que primero tiene que ser literatura, obviar la moraleja, respetar al lector si es que se quiere hablar directamente al corazón del niño y del joven.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción como escritor a los 65 años de edad?

Mi mayor satisfacción está tanto en los logros como en los retos. Tener siempre un proyecto es esencial. Cuando un individuo carece de proyecto, su vida pierde sentido. Ser un escritor reconocido por la crítica es importante, pero más lo es ser un escritor leído. Hay autores que dicen escribir para sí mismos. Yo escribo para que me lean, para dialogar en el silencio de la lectura con el público. Por eso me siento feliz al ver la recepción que tienen mis obras, al observar lo rápido que se agotan y recibir cartas solicitando un ejemplar o la reedición.

De tus obras publicadas, ¿cuáles rememoras más?

Es difícil seleccionar obras preferidas de uno mismo. Es como declarar que uno ama más a un hijo que a otro. Celia nuestra de las flores fue el inicio de un camino; Sueños y cuentos de la niña mala, el libro de los maestros, de los valores y los alumnos; Paquelé, la Patria y los valores; El día que me quieras, el amor como  fuerza de salvación humana; Che entre la literatura y la vida, el placer de la lectura y su influencia en el crecimiento humano; La princesa Doralina, el humor y la cubanía. Por eso prefiero que sean los lectores quienes las rememoren, cada cual según su pasión y su visión de la vida.


Comentarios

3 Respuestas to “Escribo para que me lean”
  1. Mayuli Conesa Santos dice:

    Creo formidable la entrevista al Profesor y escritor detacadísimo de nuestra provincia Julio M Yanes. Con él y su obra los espirituanos contamos con un arsenal inguanable de sabiduría, modestia e historia. Su obra siempre es bienvenida, Su vida fructífera.

  2. Lilia Rosa Oliva Prieto dice:

    Saludos para el periodista,excelente trabajo y MUCHAS FELICIDADES por su aniversario de vida, al escritor Julio M Llanes.
    La red de bibliotecas públicas en Sancti Spíritus, le ha otorgado por dos años seguidos el premio, Sendero de Luz,seleccionado como el escritor espirituanos más leídos en nuestras bibliotecas,premio que otorgamos en el marco de la Feria internacional del Libro.
    Reciban un abrazo desde Sabaneta,cuna de la revolución bolivariana,de una bibliotecaria espirituana,Lilia Rosa Oliva Prieto.

    • Ramón Miranda dice:

      Nos alegra conocer de nuestro profesor Llanes, conocemos de su obra e impacto de la misma, no obstante satisface para un alumno de Llanes de la asignatura Quimica en el Pre Universitario Juan Pedro Carbo Servia en Remedios, leer las consideraciones a su obra, Felicidades, en lo personal y profesional, esperemos nuevos materiales de su pluma, un abrazo, Miranda.
      Llanes, ha transcurrido el tiempo ahora me encuentro radicado en La Habana, trabajo en el Ministero de Educación Superior, los buenos profesores siempre estan presente, usted en mi epoca de preuniveristario, me decia Yerrito.


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.