Exagentes de la Seguridad del Estado sostienen encuentro en Universidad Pedagógica de Sancti Spíritus

Los exagentes narraron anécdotas relacionadas con los Cinco y sus familiares. Aleida de las Mercedes Godínez Soler “Vilma”, y Alicia del Carmen Zamora Labrada “Xiomara” intercambiaron con profesores y alumnos de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Sancti Spíritus.

Las exagentes de la Seguridad del Estado Aleida de las Mercedes Godínez Soler “Vilma”, y Alicia del Carmen Zamora Labrada “Xiomara”, quienes permanecieron infiltradas durante varios años en organizaciones contrarrevolucionarias financiadas y controladas por la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, sostuvieron un conversatorio con profesores y alumnos de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Sancti Spíritus.

Las destacadas revolucionarias fueron acompañadas por funcionarios del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) en este territorio, así como por el irlandés Joseph Clancy, miembro del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco cubanos presos en los EE. UU. por luchar contra el terrorismo, y por el italiano Rodolfo Dalpane, de la Asociación de Amistad Italia-Cuba.

“Vilma” expuso aspectos casi increíbles de las peripecias que la llevaron a permanecer infiltrada durante 13 años consecutivos -entre 1990 y 2003- en las filas de los grupúsculos contrarrevolucionarios surgidos en la isla, llegando a dirigir algunas de esas organizaciones, desde las que mantuvo relaciones con las de los extremistas cubano-americanos radicados en el sur de la Florida.

“Vilma” y “Xiomara” (esta última se suma a la Seguridad entre 1999 y  2003) desempeñaron un papel destacado en el caso de los 75 periodistas independientes y bibliotecarios improvisados detenidos y juzgados en el 2003 por sus acciones desestabilizadoras contra Cuba, en momentos sumamente peligrosos a raíz de la invasión yanqui a Iraq, cuando importantes fuerzas dentro de USA abogaban por la agresión militar a la isla.

Aleida y Alicia -sus verdaderos nombres- presentaron el documental titulado El día en que murió la diplomacia, dirigido por la irlandesa Beny Dwyer y producido por Two Islands Productions, que trata acerca de la permanente implicación de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en Cuba en los manejos desestabilizadores y el financiamiento y fabricación de disidentes contra el Gobierno legítimo del país antillano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *