Periódico de Sancti Spíritus

Gallos en play off, la hora de los protagonistas (+fotos)

Frederich Cepeda es, ahora mismo, el mejor bateador de la escuadra espirituana.El play off que inicia este domingo entre Sancti Spíritus y Matanzas tiene voz y rostro. Aunque el béisbol es un deporte colectivo, el protagonismo siempre recae en uno u otro pelotero.

Con varias estrellas en su nómina, hacia dentro del conjunto espirituano se advierte esa estela de desconfianza que casi todos le dispensan a la hora de los pronósticos.

Mas, ellos coinciden en que justamente ese poco favoritismo debe inyectar las venas en una generación que aunque ha vivido ya diez post temporada, no ha pasado de conseguir una medalla de plata y dos de bronce.

Ismel: me siento en plenas facultades  para enfrentarme al play off, al igual que el equipo.Sobre los hombros y el brazo de Ismel Jiménez, el abridor del primer partido, recae una enorme responsabilidad que él no elude, pese a que su comportamiento en la segunda fase de la campaña ha llenado de preocupación a sus parciales.

Luego de una primera fase inmensa en que lideraba los departamentos de ganados (9-0) carreras limpias (1.06) y 60 ponches. En la segunda vuelta esos números se trastocaron y apenas ganó cuatro partidos y perdió tres para terminar  con 13-3, 2.02 pcl y 90 ponches.

Pero el trinitario pide olvidarse de los números y atenerse a sus impresiones: “Tengan la seguridad de que le voy a dar el primer triunfo a Sancti Spíritus, me siento en plenas facultades  para enfrentarme al play off, al igual que el equipo”

“Es verdad que no tuve una buena segunda fase, me llegó un poco el agotamiento físico, tengo mi brazo en perfectas condiciones, mi velocidad la he mantenido  sobre 89-90-91 millas, pero la bola no iba para donde yo quería, tuve que hacer otro tipo de entrenamiento, pero ya estoy bien y por mi no tendrá que esperar el conjunto”

Ahora lo importante es ganar juego a juego, señala Cepeda.Con 345 de average ofensivo, 100 hits conectados ( 23 dobles cinco triples y 12 cuadrangulares)   59 impulsadas, 99 boletos y 583 de slugging, Frederich Cepeda es, ahora mismo, el mejor bateador de la escuadra espirituana.  Hombre acostumbrado a las presiones y a la polémica, considera que la suerte está echada y será mejor esperar por el terreno

“Las opiniones son múltiples y las respetamos, es verdad que no hemos logrado lo que muchos esperan sobre todo ser campeones, veo al equipo muy bien, no tuvimos un buen final pero tuvimos una excelente primera etapa y una segunda buena, por eso obtuvimos el segundo lugar, ahora lo importante es ganar juego a juego, no pensar en lo que ya pasó”

“No me preocupan los pronósticos en contra, si el resultado es otro, sobre todo satisfactorio en nuestro caso, no importan los pronósticos”

Tanto detrás del plato como receptor regular como con el madero por su responsabilidad impulsadora (307 de average, 13 dobles y once jonrones,  48 impulsadas y  506 de slugging,

Eriel: No me preocupa como dicen, la agresividad de Matanzas, me preocupa la agresividad de Sancti Spíritus.para  Eriel Sánchez la desconfianza en los Gallos debe ser aliciente sobre el terreno.

“En lo personal me gusta eso de que todos nos dan en contra, no aquellos que de verdad nos siguen, sino aquellos que nosotros mismos hemos hecho de que no crean en nosotros, es bueno porque serán criterios que tendremos que derrotar, le vamos a demostrar que sí, que tenemos equipo y condiciones para ello”

“No me preocupa como dicen, la agresividad de Matanzas, me preocupa la agresividad de Sancti Spíritus, según como juguemos en el terreno ahí se va a ver el tamaño de Matanzas, si somos grandes, si salimos a hacer lo que tenemos que hacer creo que no existirá Matanzas, sin menospreciar que es un gran equipo, me siento al cien por ciento, no tengo nada de que quejarme ni a qué achacarle si no me salen bien las cosas,  lo que falta es que comience el play off”

Si de algo se le “acusa” a los Gallos temporada tras temporada, es de no saber soportar presiones y de no llegar con  toda la actitud de equipo grande que es. Carlos González Pérez, psicólogo del equipo también considera que esa falta de confianza puede resultar un oxigeno adicional.

“Eso que no nos den como favoritos tiene su lado positivo, porque todos los años donde hemos tropezado, por lo general hemos sido favoritos y no hemos sido capaces de validar ese favoritismo, por lo demás el equipo está en un buen momento, nos estamos concentrando fundamentalmente en las cuestiones que hay que hacer en el terreno, no estamos concentrados  si en el público, la prensa, sino en el juego a juego, eso es lo que nos va a ir dando la victoria, eso nos dio resultado en la primera fase, no adelantarnos en una subserie, no pensar en el juego de mañana, tener la capacidad suficiente para adelantarse en cada una de las jugadas, ese es uno de los elementos que por momentos nos han fallado y ahí han venido los errores decisivos, pero el estado de ánimo es bueno,  son ocho juegos los que hay que ganar para ser campeón de Cuba, la posibilidad la tenemos, el asunto es concretarlo”



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.