Garantiza Electromecánica Escambray insumos que sustituyen importaciones

Esta es hoy la única planta del país destinada a la fabricación de productos desechables.Un gran reto tienen ante sí los trabajadores de la Fábrica Electromecánica Escambray, ubicada en el municipio espirituano de Fomento, encargada de producir este año 300 millones de unidades físicas de artículos desechables para cubrir toda la demanda del Turismo y de la Corporación CIMEX en Cuba.

Según explicó a este órgano de prensa el ingeniero industrial Carlos Alberto López Cordero, director de la Unidad Empresarial de Base Plásticos de la fábrica, el 90 por ciento de las producciones estará dirigido a sus dos clientes principales y el resto se destina a la Unión de Conservas de la isla o algún otro organismo estatal.

Perteneciente al Grupo de Bienes y Consumos de la Industria Sidero Mecánica, la entidad situada en las inmediaciones del lomerío fomentense es la única del país destinada a la fabricación de desechables: vasos y platos de diferentes medidas, cubiertos, potes para helados y contenedores de alimentos, todos con una calidad reconocida.

Al decir de Carlos Alberto, el presente año será de consolidación productiva, toda vez que cuentan con la materia prima necesaria para enfrentar las demandas del mercado interno, acciones que se incrementarán cuando entren en funcionamiento las máquinas que están siendo reparadas, con las cuales completarán el coeficiente de disponibilidad técnica de la industria.

“Hasta la fecha nunca hemos recibido ninguna reclamación por parte del cliente que indique mala calidad del producto -dijo- y los rechazos, aunque son mínimos, no se pierden, porque se recicla para incorporarlo como materia prima al proceso de fabricación”.

Electromecánica Escambray finalizó el 2012 con187 millones de unidades físicas, cantidades que recayeron en solo cuatro máquinas de las 12 que estarán disponibles, antes de finalizar diciembre, razón por la que se prevén los incrementos en cada uno de los surtidos.

Con un colectivo que supera los 350 obreros, la planta mantiene una fabricación en cadena que le permite enfrentar tres turnos de labor; aunque para mantenerla incrementó el parque de guaguas para el traslado del personal hacia Fomento y las localidades aledañas, mejoró la atención al hombre, en cuanto a la alimentación, estimulación y medios de protección, así como aplicó nuevos sistemas de pago atendiendo a los resultados finales de la producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *