Garantiza Sancti Spíritus alrededor del 12 por ciento del tabaco que se exporta en Cuba

A más de dos décadas de abrirse espacio en Sancti Spíritus la elaboración de tabaco torcido con fines exportables, el territorio mantiene posiciones de liderazgo a nivel de país, tanto por la calidad del producto como por la estabilidad productiva, resultados que permiten a la provincia garantizar alrededor del 12 por ciento de la exportación de este rubro.

A más de dos décadas de abrirse espacio en Sancti Spíritus la elaboración de tabaco torcido con fines exportables, el territorio mantiene posiciones de liderazgo a nivel de país, tanto por la calidad del producto como por la estabilidad productiva, resultados que permiten a la provincia garantizar alrededor del 12 por ciento de la exportación de este rubro.

El aporte espirituano en tal sentido reviste importancia para la economía local y mucho más para la nación, toda vez que en valores esa producción representa la segunda más alta de Cuba y la tercera en unidades físicas.

El torcido del territorio se hace a partir de la hoja cosechada en Pinar del Río y esa materia prima, al decir de los entendidos, permite cuidar la calidad del puro, elaborado totalmente a mano

Esta industria en Sancti Spíritus, expandida desde las décadas finales del pasado siglo, explota 10 fábricas repartidas en varios municipios, con el mayor protagonismo para las ubicadas en Cabaiguán, Taguasco y Zaza del Medio, y cuenta con una fuerza laboral superior a los 1 400 trabajadores, de ellos unos 500 torcedores.

Actualmente el territorio tuerce para tres tipos de envases: caja corriente, especial y petaca de cartón, e incursiona en cerca de 80 surtidos agrupados en 15 marcas exportables, entre las que sobresalen la Partagás, Romeo y Julieta, H. Upmann y Montecristo, esta última representa el 20 ciento de toda la producción.

La Empresa de Tabaco Torcido Sancti Spíritus asume también la elaboración de unos 4 millones de unidades de la marca Bauzá, destinados a cubrir la demanda de los fumadores de la provincia.

Juan Carlos Pérez Pérez, director general, precisó a Escambray que en los dos primeros meses del año se alcanzó la cifra prevista; en marzo la producción quedó al 94 por ciento por dificultades con la entrada de insumos, mientras en abril el rediseño de la estrategia productiva del Grupo Tabacuba persigue poner al día la fabricación en el territorio, cuyo plan anual concibe un crecimiento de alrededor de 300 000 unidades con respecto al 2012.

“Entre marzo y mayo transcurre la etapa más tensa del torcido porque es el período de empate de la producción de una cosecha con la otra; si embargo, es la etapa más idónea para torcer ya que es menor la humedad y las temperaturas no son tan altas, condiciones que repercuten en la calidad”, subraya el directivo.

La empresa garantiza además los envases corrientes que utilizan para la exportación Sancti Spíritus y Villa Clara y mantiene el trabajo de formación de nuevos torcedores, un proceso cuyo ciclo de aprendizaje dura nueve meses; en los últimos cinco años la provincia exhibe un promedio de 60 torcedores graduados anualmente, cantera vital para la continuidad productiva.

Según Juan Carlos Pérez, el grupo Tabacuba acciona para dotar a la industria del torcido de mejores condiciones de trabajo, estrategia que ha permitido a la provincia reparar en los techos de tres fábricas, adquirir nuevos medios de trabajo e instrumentos de medición, todo lo cual incide en la calidad de este rubro exportable.

 

One comment

  1. Impresionantes resultados que no sorprender cuando hay captaciones y apreciaciones en la provincia para desarrollar personal suficiente en los oficios variados los cuales son tan necesarios para torcer los tabacos y las diversidad de los oficios necesarios que tienen que ver con todos los procesos hasta ver conformado el tabaco como tal por lo cual creo que esta es una de las pocas empresas con excelente resultados laboral al preparar y capacitar todo su personal que al final llega amar y sentir sus labores complicadas de tabaquero para mi esta es la clave de que la provincia de SANCTI SPIRITUS puede garantizar ese buen por ciento del habano exportable pues lo que hacen es avanzar mirando hacia el frente que le produce calidad y beneficio incalculable al tabaco ESPIRITUANO pues no hay brecha solo conciencias y ansias de excelentes trabajadores que hacen los que les gusta a la vez son bien remunerados por su utilidad laboral en las fabricas existentes en la provincia independiente de los hombres y mujeres de ciencias que son el motor la base principal del exito pues son los que aportan la materia prima las semillas sin dejar de mencionar los cuadros administrativos de forma integrar que son el cerebro del proceso que luego se convierte en exito total. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *