Periódico de Sancti Spíritus

Instalaciones Deportivas: El que viole un mantenimiento está poncha’o (+fotos)

Instalaciones insignias del deporte espirituano sobreviven al paso de los años.

Por Oscar Sánchez Serra

Este sábado regresa el béisbol a nuestros hogares, fábricas, al barrio. Y lo hace con un espectáculo homenaje, porque el Juego de las Estrellas es el reconocimiento de la afición, mediante votación popular, a los jugadores que más se han destacado en la campaña. Como es habitual, estarán las pruebas de habilidades, que incluye la tan gustada competencia de jonrones, el partido de los veteranos, ese que siempre remueve la nostalgia, y el encuentro entre los que más brillaron de Occidente y Oriente.

Y siempre la sede recae, criterio muy acertado, en la casa de uno de los equipos más destacados de la lid. Sancti Spíritus fue por mucho el elenco más sobresaliente del primer tramo de la 52 Serie Nacional, con un paso arrollador de 30 victorias, en 44 partidos.

Pero ¿a dónde llega este Juego de las Estrellas? ¿Acaso a una provincia en que solo el béisbol es capaz de merecer un reconocimiento en el ámbito deportivo?

Sin fanfarrias y sin mucho alboroto, porque lamentablemente no existen los podios de premiación para eso, la tierra del Yayabo es una, sino la más, destacada en la conservación de sus instalaciones deportivas.

El propio José Antonio Huelga, es una de las joyas beisboleras del país en cuanto al estado de ese estadio. La Sala Polivalente es la de mejores condiciones del país. Su campo de tiro con arco no tiene igual en todo el territorio nacional ni tampoco el patinódromo, al cual se le hacen hoy algunas acciones constructivas. Posee un excelente hotel Deportivo, con magníficas condiciones de alojamiento y áreas para el descanso de los deportistas. Y aunque parezca exagerado, su EIDE, no se parece a ninguna.

Esto explica que ahora pueda acoger con facilidad al Juego de las Estrellas y hospedar de forma simultanea certámenes nacionales infantiles y juveniles de fútbol en su fase zonal, y de béisbol en las mismas categorías, además del campeonato nacional de judo de primera categoría.

Es una provincia que ha cubierto sus ocho municipios con gimnasios biosaludables, que además, ya tiene a dos en zonas de difícil acceso (Plan Turquino), en El Condado, Trinidad, y en Meneses, donde está por concluir su instalación.

Todo eso genera una gran efervescencia social a partir del deporte, cuya máxima expresión son los festivales deportivos recreativos los fines de semana, en una verdadera expresión de participación mediante la actividad física, sin la cual ni habría campeonatos ni campeones y mucho menos Juego de Estrellas.

¿Cuál ha sido la clave de la conservación de estas instalaciones, cuyas homólogas en la mayoría de las provincias, pasan por un panorama bien complejo? Heriberto Moreno, director provincial de deportes en Sancti Spíritus, tiene la respuesta.

“Una rigurosa planificación del mantenimiento constructivo de cada una de las instalaciones. Si la polivalente brilla, si el estadio luce como el primer día, es porque es inviolable el cronograma de mantenimiento. Por ejemplo, ya le toca en esa planificación al hotel. Si no lo hacemos así, hoy no tuviéramos cómo satisfacer las demandas de los calendarios provinciales y no pocos que nos piden de carácter nacional. En términos beisboleros, aquí el que viole un mantenimiento, sabe que está poncha’o”.

Resultados: poco a poco aparecen los lauros. Ya los del Yayabo, tienen el cuarto lugar nacional en baloncesto femenino, tercero en boxeo, segundo en voleibol masculino… la pelota anda encaramada en el primer lugar. ¿Por qué? Ha concentrado la atención principal en la práctica masiva del deporte y la actividad física. Cualquier parecido con el lineamiento 161, nos es pura coincidencia.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.