Instalan estaciones meteorológicas automáticas en Sancti Spíritus

A partir de la medición de las principales variables climáticas, el estado del tiempo en el territorio podrá conocerse minuto a minuto con la instalación de cinco estaciones meteorológicas automáticas, cuatro de las cuales ya ofrecen una información permanente, sin necesidad de que intervenga personal especializado.

Miguel García, director del Centro Meteorológico Provincial (CMP) detalló que con los nuevos instrumentos se registran la temperatura, la presión, la lluvia, la dirección y la fuerza de los vientos, y la radiación solar, todo con un nivel de información más detallado,  de acuerdo con la exigencia en la calibración de estas herramientas por la Organización Meteorológica Mundial.

Además, esas estaciones totalmente autónomas independizan a los especialistas para la realización de los pronósticos, tributan hacia una red nacional que se encuentra en constante actualización, permiten mantener informados a los decisores de la provincia, y en un futuro sus registros formarán parte de la base de datos necesaria para el procesamiento de los modelos de pronósticos.

Las nuevas instalaciones, valoradas en alrededor de 20 000 dólares cada una y llegadas al país gracias a un donativo de China, se ubicaron en las tradicionales estaciones meteorológicas espirituanas de Topes de Collantes, Trinidad, Sancti Spíritus y El Jíbaro.

“Entre diciembre y marzo se montó toda esta técnica y antes del inicio de la temporada ciclónica debemos dejar instalada otra de esas estaciones en el aliviadero del río Cayajaná. Además, tenemos la intención perspectiva de dotar a cada municipio con una, a partir de la gestión que hagamos de proyectos de colaboración”, apuntó el directivo.

El ensamblaje, que corre a cargo de trabajadores de propio CMP en colaboración con especialistas del Instituto de Meteorología, incluye censores para cada una de las variables, unidad de procesamiento de la información, una torre de diez metros de alto, fuentes de alimentación a través de celdas fotovoltaicas, batería de corriente directa y corriente alterna para garantizar autonomía durante la ocurrencia de eventos extremos.

Próximamente, también se modernizarán las computadoras y el sistema de comunicación de la torre y los censores con la estación, a través de una transmisión inalámbrica, para evitar los efectos de las descargas eléctricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *