La feria recala en el Yayabo

Con un programa cultural austero pero diverso y la venta de más de 39 000 ejemplares de unos 400 títulos, llega a su cuarta jornada la XXII Feria Internacional del Libro en Sancti Spíritus, cita dedicada a homenajear el aniversario 160 del natalicio de José Martí, al historiador Pedro Pablo

El capítulo espirituano de la Feria del Libro concluye este domingo 3 de marzo.Con un programa cultural austero pero diverso y la venta de más de 39 000 ejemplares de unos 400 títulos, llega a su cuarta jornada la XXII Feria Internacional del Libro en Sancti Spíritus, cita dedicada a homenajear el aniversario 160 del natalicio de José Martí, al historiador Pedro Pablo Rodríguez, al Premio Nacional de Literatura Daniel Chavarría y a la República de Angola.

La premiación de los concursos internacionales Cartas de Amor y de minicuentos El dinosaurio, la presentación de novedades editoriales, conferencias, paneles y mesas redondas conforman la agenda de un evento que este año ha contado con la participación de escritores espirituanos e invitados como Luis Toledo Sande, Elvia Rosa Castro, Emilio Comas Paret, Raúl Aguiar, Misael Moya, Arnaldo Muñoz Viquillón y el propio Daniel Chavarría, quien compartió el pasado jueves con los lectores en el espacio Toda luz y toda mía, que conduce y dirige Merari Mangly.

Como cada año, la literatura infantil resulta la más demandada por el público, lo cual se comprueba tanto en las estadísticas de venta como en la premura con que desaparecen los títulos de los anaqueles; a su vez, libros como Vilma, una mujer extraordinaria, de Juan Carlos Rodríguez, y Los últimos soldados de la guerra fría, de Fernando Morais, llegaron a estas tierras precedidos por las referencias de su lanzamiento en La Habana y, por ende, se encontraban entre los más solicitados.

Especial interés ha suscitado, por otra parte, el stand de Ediciones Luminaria, en el que no solo se presentaron los libros incluidos en su más reciente catálogo, sino que también se ha cumplimentado un programa diseñado para promocionar la siempre apasionante labor editorial.

Hasta zonas rurales y consejos populares periféricos de la cabecera provincial han llegado los ecos de esta feria gracias al Libro-bus, iniciativa que facilita el acceso a la literatura de un segmento considerable de la población casi siempre afectada por el fatalismo geográfico.

Aciertos y aristas perfectibles del evento fueron sopesados por Zuleica Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro, a su paso por la villa del Yayabo, donde recorrió pabellones y áreas de venta, intervino en actividades planificadas y presenció la actuación de estudiantes angolanos en el bulevar.

“Sancti Spíritus tiene el reto de que la feria vaya creciendo junto con la ciudad, porque estuve el año pasado aquí, pero en esta ocasión me encontré con una ciudad más bella que se está acercando a sus primeros 500 años. Tenemos que hallar una manera de que la feria del medio milenio de Sancti Spíritus sea superior, aunque esta, de por sí, ya es buena”, aseguró Romay Guerra.

En la necesidad de organizar un festejo realmente enriquecedor coincidió Luis Toledo Sande, estudioso de la obra martiana y asiduo participante en tertulias espirituanas, quien aseveró a la prensa: “Yo siempre digo que los libros no necesitan ferias, pero las ferias sí necesitan libros; estos eventos no se hacen únicamente para que los textos se vendan, sino para estimular la literatura. Se trata de que la feria se convierta en un resorte para la publicación sistemática de libros y para desarrollar y apoyar los hábitos de lectura, que es, a la postre, lo que alimenta la espiritualidad de los pueblos”.

Para la jornada de este sábado se prevé la proyección de documentales y filmes de ficción sobre la presencia cubana en Angola, en el cine Conrado Benítez; el panel La educación hacia y desde la virtud, en la Sociedad Cultural José Martí; lecturas de escritores espirituanos e invitados, así como la actuación de jóvenes creadores de la Asociación Hermanos Saíz.

Este domingo, una gala artística en el Parque Serafín Sánchez pondrá punto final al capítulo espirituano de la XXII Feria Internacional del Libro, que continuará su periplo por el oriente del país hasta el 10 de marzo.

Gisselle Morales

Texto de Gisselle Morales
Subdirectora de Escambray. Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez por la obra del año (2016). Autora del blog Cuba profunda.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *