Murillo insta a perfeccionar programas del MINCIN

Vicepresidente cubano Marino Murillo.El vicepresidente cubano Marino Murillo llamó a la ampliación de servicios y al perfeccionamiento de los programas en materia de comercio interior, como parte de la actualización económica que vive la isla.

Al participar este martes en el balance de gestión en 2012 del Ministerio de Comercio Interior, el dirigente consideró que pese al trabajo desempeñado, existen deficiencias a superar de cara al proceso encaminado a una mayor eficiencia y productividad en la economía cubana.

En ese sentido, Murillo -citado por el diario Granma- convocó a fortalecer el programa de venta de materiales de construcción, la ampliación de los servicios de mantenimiento constructivo a partir de la creación de cooperativas y el perfeccionamiento de los canales mayoristas de distribución.

Otras prioridades señaladas por el vicepresidente fueron mejorar la labor de las iniciativas de ahorro energético, la reparación de medios de cocción y el mantenimiento del ritmo de la venta de gas licuado a la población.

El también jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos que rigen la actualización económica en Cuba, instó además a acelerar la extensión de los nuevos modelos de gestión económica a otras actividades gastronómicas y de servicios.

La isla impulsa transformaciones que buscan potenciar el desarrollo de las fuerzas productivas, sin renunciar a su modelo socialista y a los logros alcanzados en las últimas décadas en materia social.

El proceso de actualización económica incluye el perfeccionamiento en la gestión y la eficiencia de la empresa socialista, así como el estímulo a las cooperativas y al sector privado, en el cual se desempeñan ya unas 400 mil personas en actividades como la venta de alimentos y la transportación de pasajeros y cargas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.