Periódico de Sancti Spíritus

Piden a presidente Obama liberar a presos en Guantánamo

Decenas de miles de personas se unieron este sábado en un llamado al presidente estadounidense, Barack Obama, para que libere a más de la mitad de los presos que mantiene su gobierno en la cárcel del enclave naval de Guantánamo.

La apelación suscrita por 150 mil personas solicita al mandatario poner fin a la situación ilegal que enfrentan los detenidos por su presunta participación en actos de terrorismo. ÂíLibérenlos, envíenlos a casa o llévenlos ante la justicia!, reclaman los peticionarios.

El llamado a poner fin al calvario de más de la mitad de los apresados coincide con una huelga de hambre desarrollada por estos por la violación de sus derechos humanos, entre estos permanecer recluidos hace más de una década y sin proceso, según denuncias presentadas en las últimas semanas por abogados y grupos defensores.

En los últimos días medios de prensa denunciaron que de los 100 reos negados a ingerir alimentos, 23 son obligados a alimentarse a través de sondas, y trece están ingresados en el hospital de la prisión, aunque su vida no está en peligro, según informó el teniente coronel Samuel House.

Medios estadounidenses, entre ellos la revista New Yorker y The New York Times, abordaron la situación al aumentar las presiones sobre la Casa Blanca para que el presidente Obama cumpla su promesa electoral de cerrar el centro carcelario.

La revista precisó en un editorial que no es necesario hacer ningún cálculo para “constatar que los detenidos que juegan con la muerte no son combatientes enemigos, ni sospechosos de terrorismo, ni militantes ni ninguna de esas expresiones que provocan miedo”.

Uno de los firmantes de la petición a Obama, el coronel Morris Davis señala que “hay algo que no funciona en un sistema en el que la ausencia de acusación de crímenes de guerra le mantiene a uno detenido indefinidamente”.

Otros como el abogado Clive Stafford Smith, al abordar el problema existente en el enclave militar que ocupa Washington en el sureste de Cuba, precisa que entre los 166 detenidos al menos 40 no pueden ser llevado ante la justicia por falta de pruebas.

En relación a Guantánamo, fuentes del Pentágono dijeron que esa institución gasta cerca de 150 millones de dólares al año en operar la prisión y el sistema judicial marcial imperante allí desde hace 11 años, cifra superior al más costoso centro de máxima seguridad carcelaria del país.

Esa cifra fue una de las razones esgrimidas por el mandatario para reactivar esta semana su promesa de cierre, algo que dijo retomará porque su existencia es una “mancha a la reputación de Estados Unidos”.


Comentarios

Una respuesta to “Piden a presidente Obama liberar a presos en Guantánamo”
  1. Casi estoy convencido aunque no soy infalible y mucho menos don de adivinar nada pero posible se puede tener respuesta de una pared primero que del mal llamado DIOS de las guerras no es irrefutable pero hay mas probabilidad que OBAMA no recuerde y no hable con honestidad sobre las diversidad de peticiones para liberar a los injustamente retenidos en la base de GUANTANAMO pero este es otro rollo de la misma pelicula recuerdo escuchar cuentos viejos que me vienen ahora a la mente el diablo nunca tiene buenas intenciones solo justifica su mal proceder como si fueran buenas las cosas que dice a la vez justifica los medios y el porque nunca tiene deseo de solucionar determinado conflicto de intereses recuerdo lo que me sucede cuando veo una persona con espectaculares habilidades dudosas y con determinada apariencias por lo general las apariencia son falsa y me confunde por lo cual yo estimo que la sensatez y sutileza son virtudes muy grandes y equitativa y esa le quedan demasiado grandes al mandatario norteamericano OBAMA recuerdo que la intriga la malicia la trampa y la mentira forman parte del patrimonio de los presidentes norteamericanos pero ojala me equivoque y cierre la base naval de GUANTANAMO y liberen los prisioneros. Lazaro izquierdo


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.