Reparación de viales mejora condiciones de vida en la serranía espirituana

El mejoramiento de los principales viales en la zona del Escambray ha repercutido favorablemente en las comunidades más intrincadas.En la reparación de las carreteras Topes de Collantes-límites con Villa Clara y Manaca Iznaga-Güinía de Miranda, se han invertido unos siete millones de pesos.

Mejoras sustanciales en el acceso a varias comunidades del Plan Turquino, acortamiento de las distancias a recorrer hasta las principales poblaciones y una explotación más eficiente de los medios de transporte disponibles, figuran entre los beneficios que aporta en este territorio el programa de rehabilitación de viales serranos, impulsado notablemente en los dos últimos años.

Fuentes del Centro Provincial de Vialidad confirmaron a Granma que durante el 2012 y lo transcurrido del 2013 solo en la reparación de las carreteras Topes de Collantes-límites con Villa Clara y Manaca Iznaga-Güinía de Miranda, que atraviesan la cordillera del Escambray por regiones diferentes, se han invertido unos siete millones de pesos.

Además de la colocación de más de 20 mil toneladas de hormigón asfáltico ca-liente, cifra sin precedentes en las últimas décadas, las labores desarrolladas en la zona han incluido trabajos de perfilado y levantamiento de las vías, soluciones de drenaje, revestimiento de cunetas, limpieza, desobstrucción de obras de fábrica y señalización.

La recuperación de ambas carreteras ha contribuido esencialmente a mejorar las condiciones de vida en asentamientos intrincados del lomerío espirituano como Limones Cantero, Seibabo, Polo Viejo, Puriales y La Felicidad; y en particular a restablecer vínculos históricos entre municipios de Sancti Spíritus y Villa Clara como Trinidad, Fomento y Manicaragua.

Para tener una idea de la trascendencia de los trabajos basta solo un dato: aún sin concluir, el empleo de la carretera Manaca Iznaga-Güinía de Miranda, hasta ahora casi inutilizada por su mal estado, permite acortar casi a la mitad la tradicional distancia a recorrer entre las ciudades de Trinidad y Santa Clara (de 162 a 87 kilómetros).

La recuperación del ramal ferroviario Trinidad-Méyer, la rehabilitación integral del acceso a Polo Viejo y la reparación del camino entre esta última localidad y Puriales se incluyen también en la lista de viales beneficiados en los dos últimos años en las montañas espirituanas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.