Se mantiene estable producción de cemento blanco en Sancti Spíritus

A  más de 290 000 bolsas ascenderá la producción de cemento PP-25 este año, con destino a la fabricación de viviendas.Con niveles que sobrepasan las 1 200 toneladas hasta la fecha, se mantiene estable la producción de cemento blanco en la provincia, material que se destina al desarrollo de obras sociales, a la fabricación de materiales de construcción y a la venta en las tiendas recaudadoras de divisa.

En declaraciones a Escambray, Jorge Luis Calero Acosta, director de la Empresa Comercial del Cemento Siguaney, explicó que en lo que va de año han enviado las cantidades solicitadas para varias provincias orientales, La Habana y Ciego de Ávila, además de garantizar las entregas al territorio espirituano.

Asimismo, dijo que desde hace unas semanas se reinició la comercialización en las tiendas recaudadoras de divisa a partir de la aprobación de un nuevo formato en bolsas de 42,5 kilogramos por el valor de 13.60 CUC; aunque para facilitar su adquisición se certificó, además, la venta a granel a 0.35 centavos el kilogramo.

Esta variante obedece a la falta de envases litografiados de importación que se utilizaban para ofertar el cemento blanco en formatos de 1, 3 y 5 kilogramos; no obstante, la producción continúa sin dificultad, pues existen en la fábrica las materias primas fundamentales (piedra caliza, caolín y yeso) para responder a las solicitudes de los clientes.

Siguaney es la única industria de su tipo en Cuba que se dedica a la obtención del cemento blanco y, según sus directivos, aspira a cumplir sus compromisos productivos del año, ascendentes a 16 000 toneladas, 2 000 más que las logradas en el 2012.

Calero Acosta apuntó que dentro de los diversos productos que allí se fabrican sobresale, por su importancia para el desarrollo de la construcción de viviendas, el cemento PP-25 (antiguo PP-250), dirigido a la comercialización en las tiendas de materiales del sistema del Comercio, con un plan total hasta el mes de diciembre de 12 327 toneladas, equivalentes a 290 047 bolsas.

“Se trata de un programa que iniciamos en agosto del 2011 y que hemos incrementado para tratar de aproximarnos a la demanda de la población; aunque esta es cada vez más creciente. Al cierre de la primera decena de marzo ya estábamos al 137 por ciento de las entregas previstas para el trimestre y aspiramos seguir aumentando en correspondencia con la planificación de la economía para este tipo de mercado”, acotó Calero.

La prestigiosa industria espirituana asume también la fabricación del cemento P-35 (conocido por P-350), recomendado para la confección de materiales prefabricados de mayor resistencia y los denominados cementos especiales, todos con reconocida calidad en el sector de las construcciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *