Tayabacoa pierde litoral

El área de la duna natural quedó bajo agua y la línea de costa ha retrocedido.Especialistas de Sancti Spíritus afirman que la acción humana es la causa principal de la erosión de esa playa y del retroceso de la línea de costa.

Científicamente no están calculadas las decenas de metros que ha penetrado el mar en la zona de la playa Tayabacoa, al sur de Sancti Spíritus, ni puede afirmarse que ese retroceso de la línea de costa sea consecuencia directa de la elevación del nivel del mar.

Sin embargo, no hay nada más parecido en el panorama actual de esa zona a las predicciones realizadas por los especialistas sobre lo que puede suceder en estos ecosistemas costeros cuando el hombre los transforma y ante el inequívoco calentamiento del sistema climático del planeta.

Un escenario donde la erosión, el impacto de los huracanes y la posible influencia del ascenso del nivel del mar han restado superficie terrestre en esta parte de la isla.

A juicio de los especialistas, una de las acciones para atenuar la erosión sería retirar las ruinas de las antiguas construcciones.EVIDENCIA PALPABLE

Quienes décadas atrás conocieron ese litoral no dejarían de sorprenderse ante la transformación ocurrida. La playa Tayabacoa, prácticamente abandonada e inutilizada, que se ubica a unos 40 kilómetros de Sancti Spíritus y con acceso por la zona de Pojabo, tuvo en otros tiempos cierto grado de explotación y hasta se construyó una instalación de Campismo, cuyas cabañas y áreas recreativas estaban distantes de la orilla. Hoy la duna natural de la playa apenas existe, se la tragó el mar, y el agua llega hasta donde estuvieron esas cabañas, destruidas por los ciclones y el oleaje.

“Vivo aquí desde 1995 y te puedo asegurar que esa penetración comencé a verla a partir del año 2000”, expresa Jorge Luis Llanes García, custodio de la zona. “Lo sé porque hay objetos en la costa que me lo dicen”, afirma y camina mar adentro, hasta un punto donde el agua le sobrepasa la cintura; allí señala la punta de una estaca de lo que otrora fuera un pequeño muelle y amarradero.

“Cuando empecé aquí en 1995, ese palo estaba en la arena y te aseguro que costaba trabajo subir los botes hasta ese lugar; mira a qué distancia está ahora de la orilla”, comenta con asombro.

Víctor Franco Hernández, profesor de la enseñanza politécnica en la zona de Pojabo y asiduo visitante de la playa, es otro testigo de esa pérdida costera: “Debajo de esa mata de coco, que siempre estuvo al lado de la pista de baile, me senté muchas veces a coger sombra; ahora los pescadores amarran los botes en su tronco y ese era uno de los puntos por donde la duna era más ancha”.

ESPECIALISTAS UBICAN CAUSAS

Recientes estudios científicos en el país dan cuenta de que el 84 por ciento de las playas cubanas están afectadas por la erosión que generan la acción del hombre y el oleaje intenso de los ciclones tropicales, entre otras causas, y aclaran que las playas, los manglares y las crestas de arrecifes de coral se han identificado como los principales elementos naturales que protegen las costas. Ellos son muy sensibles a los efectos del cambio climático, a la acción negativa del hombre o a la combinación de ambos.

Sobre Tayabacoa y sus alrededores no existe en la actualidad una evaluación a escala local; pero, a partir de la evidencia gráfica aportada por Escambray, especialistas del territorio buscaron explicaciones a la invasión del mar en esa zona.

“Lo que está ocurriendo en Tayabacoa es el resultado de la unión de varios factores que en su gran mayoría son de carácter antrópico (originados por el hombre), consecuencia del mal manejo que se hizo allí, construcciones sobre la duna, una vegetación incompatible con el ecosistema, todo eso ha provocado una erosión de la playa, que haya bajado la línea de costa y de ahí la penetración y ese retroceso de la línea costera”, explica Félix Pentón Hernández, especialista de la Unidad de Medio Ambiente en la provincia.

¿Cuáles pudieran ser las causas de esa penetración?, pregunta Escambray al  Doctor en Ciencias y profesor universitario Ignacio González Ramírez.

Las playas son ecosistemas dinámicos muy sensibles, que reaccionan ante cualquier alteración y, en este caso, se construyó sobre la duna costera, que era débil, poco desarrollada, al construirse sobre ella se inmovilizaron los procesos acumulativos, porque la arena que el mar traía no tenía donde depositarse al estar interferida por las obras, además, la vegetación fue destruida y disminuyeron entonces las posibilidades de retención de arena.

Al ser afectados los pastos marinos, la arena arrastrada desde la costa no se retenía cerca de ella, sino que era llevada a mayor profundidad y creó un mayor desequilibrio en el perfil de playa.

¿Puede haber influido también la elevación del nivel del mar?

El ascenso del nivel del mar tiene dos causas, el proceso asociado a una trasgresión geológica natural que está ocurriendo desde hace miles de años y el cambio climático que comenzó hace varios cientos de años. El primero tiene alrededor de un 70 por ciento de influencia y el cambio climático ocupa aproximadamente el 30 por ciento.

En Cuba, como promedio, el ascenso del nivel del mar es de 3 milímetros anuales, pero en la costa sur de Sancti Spiritus no han ocurrido elevaciones del nivel del mar en las últimas decenas de años; o sea, por criterios generales, a partir de los datos existentes, en Tayabacoa no ha sucedido un ascenso del nivel del mar al que se le pueda achacar los procesos de pérdida costera. Un estudio a escala local pudiera corroborarlo o no, pero los datos mareográficos existentes indican eso. Entonces, la erosión de la playa Tayabacoa puede ser atribuida ciento por ciento a la acción del hombre.

¿Aprecia posibilidades de recuperar ese ecosistema?

A partir de las fotos se puede comprobar que, a pesar de todo, está ocurriendo un proceso acumulativo, eso es muy importante, significa que las posibilidades de recuperación son factibles, solo necesitaría un estudio local y aplicar determinadas medidas para estimular los agentes acumulativos con respecto a los erosivos, incentivar los proceso de estabilidad natural; se puede frenar el proceso erosivo y fomentar un uso razonable de la playa siempre que se apliquen las medidas necesarias.

3 comentarios

  1. Antonio Rafael Magaz Garcia

    Como sugerencia se debe poner atencion al factor tectonico que no fue mencionado el cual es muy importante en el territorio cubano. En la suma algebraica de las oscilaciones marinas y terrestres para un periodo secular esta la clave natural del problema. Otra variable es la valoracion del impacto antropico en el paisaje fisico-geografico y su significado en la estructuracion, morfologia y morfometria del perfil costero terrestre y submarino. Recomiendo en este sentido utilizar en el analisis las lineas (geodesicas) inspeccionadas de nivelacion repetida de primer orden de precision del antiguo Instituto Cubano de Geodesia y Cartografia de las fuerzas armadas con el apoyo de nivelaciones reiteradas que puedan realizarse en la zona costera cada 6 meses para conocer el comportamiento contemporaneo o actual de la costa. La base de datos cubana de nivelaciones geodesicas cubre un tiempo de 58 años ( con dos ciclos de nivelacion : 1954-1966 y 1972-1975). Recordemos que hace 10,000 años comenzo una etapa posglacial o interglacial donde ha venido ocurriendo el elevamiento lento natural marino. En los sectores de corteza terrestre donde el levantamiento tectonico a excedido al elevamiento marino, las costas son relativamente altas y acantiladas con varias terrezas marinas emergidas y camellones de tormenta inactivos. En los sectores donde el elevamiento natural marino ha excedido al levantamiento tectonico, las costas se caracterizan por ser bajas, con cordones de playa arenosa invadiendo al manglar y a las lagunas costeras donde el corte geologico somero se caracteriza por facies arenosa de playa transgredidas sobre las facies turbosas de los lagoons, donde aparecen ademas restos de las raices del mangle y fangos turbosos en amplios sectores de anteplaya. La base de datos para las oscilaciones marinas es mas extensa y esta referida al mareografo de la base de Guantanamo y mas reciente al mareografo de Siboney. La suma de las dos curvas puede esclarecer lo que realmente ha pasado en esa nostalgica playa de los espirituanos. En las playas Caimito y cajio del sur de la provincia Habana los arboles estan dentro del mar y eso se debe a una estructura geologica basculante y hundida hacia la parte sur de esta provincia. Generalmente las fajas de las especies del bosque manglar estan distribuidas del litoral al interior de esta manera: mangle rojo, mangle prieto, pataban y Yana pero en las costas de hundimiento tectonico reciente el oleaje rompe en el pataban. Les felicito por la preocupacion medioambiental del territorio y por los empeños de utilizacion sustentable de las costas y en particular de la maravillosa flecha arenosa de Ancon.

  2. Espero que de ahora en lo adelnte seamos más cuidadosos a la hora de proyectar construcciones o instalaciones,tuve la oportunidad de visitar la mencionada base de campismo, allí pude apreciar que ya comenzaba la erosión y existía cierto desequilibrio en el frágil ecosistema, eso fué en los 80´s del pasado siglo. Hace apenas 30 años, no soy tan viejo, tengo 47.
    Si seguimos a ese paso, cuando tenga 70, si llego, quisiera visitar el lugar para ver si puedo acercarme al lugar donde estaba el parqueo.
    Es cierto que las instalaciones estaban a escasos metros de la duna costera.

  3. Buen trabajo Jose Luis.
    Hace rato que no se hablaba de esta playa, lamentablemente abandonada y que fue explotada por muchos años por estudiantes, campistas y pueblo en general.
    Ojala podamos disfrutar nuevamente de ella en un futuro no muy lejano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *