El jardín olvidado

El Jardín Botánico pudiera convertirse en un espacio distintivo y único de la geografía espirituana. Único de Cuba por su cercanía a la ciudad, el jardín botánico espirituano posiblemente sea el menos frecuentado.

Sumido en sus propias sombras, sin encontrar el camino que lo saque del olvido, se encuentra desde hace años el Jardín Botánico de Sancti Spíritus, único de Cuba bien cercano a la ciudad y, posiblemente, el menos frecuentado, conocido y explotado como una opción recreativa sana, con mayor fuerza en esta etapa estival.

A la vuelta de nueve años Escambray retoma los cuestionamientos publicados bajo el titulo “Un diamante ignorado”, trabajo que generó polémicas, al no existir para esa instalación una proyección bien definida, capaz de atrapar la atención de quienes tienen la responsabilidad social de vivificar este espacio distintivo y único de la geografía espirituana.

El Jardín Botánico hoy dista mucho del cometido que debe cumplir por su pobre utilización y dependencia de otras entidades para lograr subsistir. Promesas, solo promesas, engordan la agenda, casi siempre, en víspera de la etapa estival: que si van a poner un punto de venta de la Gastronomía para la venta de jugos y alimentos ligeros al visitante, que si destinarán un transporte con salida desde el parque Serafín Sánchez rumbo al Jardín, que se prevé la presentación de proyectos culturales en el área… Sin embargo, el verano 2014 descuenta días al calendario y, hasta hoy, nadie se pronuncia a favor de ese recinto.

El pasado año se movió una unidad gastronómica para el sitio, pero a la vuelta de unos días emprendió el viaje de regreso, tal vez, por la falta de visitantes o por otros problemas asociados a recursos.

Algunos trabajadores del Jardín recuerdan que entre los intentos por dar vida a la instalación, perteneciente al Centro de Servicios Ambientales del Citma, se buscó también a un trabajador por cuenta propia para que llevara allí sus ofertas alimenticias, pero tampoco surtió el efecto esperado.

Julio Pavel García Lahera, especialista principal del centro, asegura que los últimos años han sido determinantes para el impulso a un grupo de acciones constructivas por parte del propio colectivo, entre ellas la colocación de la cerca perimetral, la construcción de umbráculos destinados a la reproducción y exposición de plantas, y el acondicionamiento del ranchón con todo el mobiliario requerido.

Igualmente se mejoraron las áreas de esparcimiento, se construyen nuevos baños y un sendero pavimentado, que ya cubre más del 50 por ciento del recorrido, y se cambió el objeto social para realizar el alquiler de espacios a terceros.

Pero falta respuesta a muchos otros reclamos, dentro de estos: el déficit de asignaciones, equipos y medios de trabajo, presupuesto para ejecutar proyectos, implementos de labor y asignación de combustible, así como un sistema de riego, que nunca ha existido, con el cual se pueda desarrollar la conservación y proliferación de plantas ornamentales y la exposición de colecciones vivas dentro del herbario.

Si el espacio existe y también las condiciones naturales, ¿por qué no explotar más ese lugar en función del turismo de naturaleza, una opción bien demandada por los visitantes foráneos, o para el disfrute de los espirituanos, sobre todo en esta etapa de verano?

7 comentarios

  1. Deberían hacer entonces un reportaje con muchas fotos, para conocer más pormenores al respecto de este “jardín olvidado”, y de paso enamorar a los lectores y embullarlos a visitar este tipo de lugares. A mí en lo particular me resulta muy grato llegarme a lugares así, es muy relajante.

  2. me parece muy bien ese articulo, pero le falto decir en donde queda ubicado el jardin botanico de sancti spiritus?, pues yo soy espirituano y no lo se. gracias

  3. ES REAL QUE AUNQUE DICEN QUE ES EL MÁS CERCANO A LA CIUDAD CUESTA ALGO DE TRABAJO LLEGAR HASTA ALLÍ PORQUE NO HAY TRANSPORTE HACIA EL LUGAR, CREO QUE NO SE LE DA LA IMPORTANCIA QUE T IENE EL LUGAR Y DÉJENME DECIRLES QUE ESTÁ BELLO, QUE LO MANTIENEN COMO DEBE SER Y ES UNA GRAN LÁSTIMA NO SE EXPLOTE, CREO QUE EDUCACIÓN PUEDE APORTAR SSU GRANO DE ARENA EN ELLO CON INICIATIVAS PERO NO CREO QUE SEAN LOS RESPONSABLES DE LA FALTA DE MOTIVACIÓN DE LAS PERSONAS PARA VISITAR EL LUGAR, ESTE ANÁLISIS SE DEBE HACER EN TODOS LOS NIVELES, SOBRE TODO, DEBE FORMAR PARTE FUNDAMENTAL DE LAS AGENDAS DE LOS DIRECTIVIS PRINCIPALES DE LA PROVINCIA.

  4. En la Habana el Jadín Botánico resuelve el paseo dentro de las áreas con un tractor con una carreta adaptada, y recursos para atraer visitas sobran en SSp. lo que falta es iniciativa y creatividad, lo único que nos falta es que tengan que entregar el jardín a un empresario privado paraque lo administre y en unos pocos días resuelva lo que la burocracia no ha podio resolver en años.

  5. Culpable;Educacion que no fomenta las visitas a ese bello lugar,los medios que se acuerdan del jadin cada 9 anos,para escribir que no se acuerdan de el,los padres que no llevan a sus hijos y le inculcan el amor a la naturaleza y yo, que no fui avisitarlo ni a saludar a mi amigo ex colega, el biologo Alberto,que trabaja alli.

    • Ya Alberto Orozco no trabaja ahí, volvio para la agencia AMIGA. Aunque queda cerca, el jardin está en una ruta alejada de las principales arterias, queda en un camino, mientras que los demás jardines botánicos de Cuba están ubicados en vías con tráfico. Habría que estudiar alternativas, me parece que las visitas dirigidas serían una opción, pero el CITMA no tiene muchas posibilidades para eso y las asociaciones con entidades como campismo y turismo, que pudieran ayudar, se vuelven muy difíciles de lograr en la base, hay muchas barreras para innovar y aplicar la creatividad y sin eso, no veo solución sostenible en el tiempo

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.