Aduana no hace excepciones

Cada pasajero puede entrar artículos duraderos y misceláneas hasta un valor de 1 000 pesos.Aunque está prohibido tácitamente, el envío de encomiendas desde el exterior a través de terceras personas es una práctica que no solo ha venido proliferando, sino que se ha convertido en una de las vías empleadas con más frecuencia en los últimos tiempos para la introducción de drogas en el país, aseguran fuentes de la Aduana General de la República (AGR).

Cuba: Aduana General de la República esclarece sobre las nuevas regulaciones

“Alrededor de un 30 por ciento de las sustancias ilícitas detectadas de enero a la fecha las traían personas que cumplían encargos de otros y ni siquiera sabían lo que transportaban”, ratifica a Escambray Jorge Luis Alfonso Hernández, segundo jefe de la Aduana en Ciego de Ávila, quien además subraya la responsabilidad administrativa y penal que contraen los pasajeros con la totalidad de su equipaje.

Para erradicar el fenómeno de las encomiendas —tan en boga—, las llamadas mulas y la importación de artículos con fines comerciales a la isla por parte de personas naturales, entrarán en vigor el próximo 1 de septiembre las resoluciones 206, 207 y 208 de la Aduana General de la República, y 300 del Ministerio de Finanzas y Precios, normativas que, no obstante su aprobación y posterior publicación en la Gaceta Oficial No.30 del 11 de julio de 2014, continúan generando polémica.

La reducción de los volúmenes de mercancías que podrán traer al país tanto extranjeros como ciudadanos cubanos —tengan residencia permanente en Cuba o fuera de ella— y la obligatoriedad del pago en CUC para la recepción de envíos postales figuran entre las modificaciones que sufre la actual legislación, vigente apenas desde el 2012.

Ni aires acondicionados de más de 1 tonelada, ni hornillas eléctricas de resistencia ni un grupo de equipos censurados por el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones podrán introducirse en Cuba, sostiene Gilce Santana García, especialista para la atención a la población de la AGR en Ciego de Ávila, entidad que asume la divulgación de las nuevas regulaciones en Sancti Spíritus, debido a la inexistencia en el territorio de aeropuertos ni marinas con servicios aduanales.

“Cada pasajero puede entrar artículos duraderos y misceláneas hasta un valor de 1 000 pesos, de acuerdo con las tarifas aprobadas para las importaciones no comerciales”, añade Santana.

Son únicamente estas importaciones, las no comerciales, las permitidas para las personas naturales, un acápite que al parecer no está sujeto a discusión: “En estos momentos no existe tratamiento excepcional alguno para los trabajadores por cuenta propia, aunque no dispongan de un mercado mayorista dentro del país; ni siquiera para los colaboradores cubanos que prestan servicio en otras naciones”, explica Mileidys Díaz, asesora jurídica de la Aduana avileña.

A quienes cumplen misión internacionalista se les garantiza, no obstante, el derecho al menaje para el hogar una vez transcurridos, como mínimo, dos años fuera de Cuba, según advierten las autoridades aduaneras, quienes se declaran al tanto de las insatisfacciones suscitadas por la medida.

Una de ellas, la creciente preocupación de los viajeros por las manifestaciones de soborno que pudieran proliferar al calor de las restricciones, ha incidido por lo pronto en la creación del Departamento Operativo Aduanero que persigue el propósito de prevenir, detectar y cortar hechos de corrupción, violaciones de la ética e indisciplinas por parte del personal de la entidad.

Y es que sobre los hombros de estos oficiales y especialistas recaerá, a la postre, la responsabilidad de ejecutar en la concreta las nuevas resoluciones, ese maremágnum de reglamentos y tarifas que no gozan precisamente de un alto grado de popularidad.

3 comentarios

  1. Ana L VIDAL PEREZ

    Esta bien que regulen pero no hay que exagerar, por ejemplo: cobrar las javitas, cuando en las tiendas en divisas a veces dicen que no hay, y la venden por fuera(y no la traen de afuera precisamente).Además si se lleva el control de los que reiteradamente al arribar a Cuba, violaron las antiguas resoluciones ya sea: en el pesaje, $,etc y se ha puesto ejemplos al respecto, para fundamentar las nuevas resoluciones( quiere decir que se conocen esas personas),por que tenemos que pagar justos por pecadores? La afectación a las personas que no actuamos en contra de lo que estuvo establecido, ahora no es solo en la cantidad sino también en los precios. Desgraciadamente, muchas personas que viajamos a fuera estamos comprometidos SENTIMENTALMENTE ( no por oferta y demanda),con familiares y amistades que necesitan cosas, que en Cuba, por las razones que sabemos se le dificultan conseguirlas y mas si es en cuc, ESO LO SABE TODO EL MUNDO, ojala!! algún día, las personas que viajan a fuera por cualquier razón, no tengan necesidad de CARGAR y solo traer un suvenir,gracias

  2. Muy buen comentario el anterior.Esta es una medida tan o más cruel quye las impuestas por el propio bloqueo.La Sacrosanta Aduana tiene el derecho de emitir estas regulaciones propuestas y aprobadas por esos mismos incapaces que tienen la responsabilidad de asegurar por ejemplo el abastecimiento al comercio y que dejan tantas grietas en artículos tan sencillos con unas baterías doble A.Es cierto que la Aduna debe velar por lo que ocurre en nuestras fronteras pero ¿cuándo se quitarán de encima el San Benito de corruptos? ¿A dónde va a parar todo lo que decomisan? ¿Qué le hacen al dinero con que sobornan a una buena parte de sus funcionarios para que se hagan los de la vista gorda?

  3. Que bien me sentiria si en Cuba no hubiese la necesidad que hay , que lo mismo falta el desodorante ,la pasta dental o lo que sea y todo esto tan natural como verdadero ,siempre por culpa del bloqueo y nunca por culpa de un grupo de irresponsables e incapaces que al cabo de mas de 50 años de revolucion esto no se resuelve y con los cuentapropias ……desde que sacas un permiso de trabajo tienes un pies en la carcel porque no hay negocio en cuba que aguante media hora de auditoria pues las materias prima como sabe el propio estados son compradas a personas que las sustraen de los almacenes y al no existir un mercado mayorista y el minorista es muy caro todos se van por este camino hasta un dia que se te atraviesa alguien en el camino y te parte la siquitrilla .

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.