Ahora o nunca en Tuinucú (+fotos)

Para las fuerzas agroindustriales del central Melanio Hernández la venidera zafra depara un compromiso económico y moral

sancti spiritus, central melanio hernandez, tuinucu, zafra azucarera

La expectativa se adueña de Tuinucú, del central, de su colectivo; se acerca la zafra y todos allí saben que esta cosecha marca el ahora o nunca de una industria con décadas de historia, pero que en las contiendas más recientes ha dejado amarguras por funcionamientos inestables e ineficientes llegando, incluso, a la paralización de las operaciones en la pasada campaña.

Para otros procesos de la vida encajaría aquello de borrón y cuenta nueva; sin embargo, en cuestiones de zafra no puede obviarse la experiencia anterior y, precisamente, en buscar soluciones a los tropiezos fabriles aparece una de las alternativas esenciales a fin de acondicionar el ingenio de cara a la arrancada en enero.

El sostén principal para transformar la operación en el central Melanio Hernández descansa en el mismo colectivo que ha tirado el ancla de la vida en esos hierros, ahora apuntalado por sangre joven; solo que a las puertas del nuevo reto demuestra más interés, ánimo y deseos de hacer las cosas bien, según comenta Juan Carlos Portal, un mecánico con 35 almanaques gastados en la industria.

REPARACIONES EN TIEMPO

Subido en el escalón de la experiencia, el mecánico admite conocer de memoria cada pedazo del ingenio y no titubea para saciar la curiosidad periodística: “Se ha trabajado con toda la dedicación posible, tirándole a los problemas de la zafra pasada, llevándolos a la mínima expresión para solucionarlos; la calidad de la reparaciones no estuvo el año pasado a la altura que está hoy”.

Radamés Rodríguez Palmero, director de la Unidad Empresarial de Base central Melanio Hernández, suscribe que las reparaciones fundamentales se han enmarcado en las áreas que tuvieron dificultades y que, tecnológicamente con los trabajos realizados en basculador, molinos y evaporadores, no deben existir problemas en la contienda, pues todo lo realizado persigue favorecer la eficiencia.

Entre las inversiones la administración destaca el cercado de la industria y otras dependencias fabriles, la impermeabilización del almacén de azúcar y el montaje de conductores planos, esto último beneficia la operatividad, la conservación del producto y, sobre todo, humaniza la operación del ensaque.

“Se ha actuado para mejorar la imagen del central, aunque falta mucho todavía en las condiciones de trabajo y atención a los obreros; es cierto, había desmotivación, ahora podemos decir que se ve otro espíritu, hay ganas de hacer una buena zafra”, afirma Radamés Rodríguez.

sancti spiritus, central melanio hernandez, tuinucu, zafra azucarera

PLANTILLA CUBIERTA

En los contratiempos tecnológicos del central incidió la falta de fuerza calificada en puntos clave del proceso, de ahí que Liliamne Montero, jefa de Recursos Humanos, avizora estabilidad.

“El 99 por ciento de la plantilla está cubierta y tenemos el personal para los puestos principales, han regresado compañeros de experiencia que se habían ido, tenemos una bolsa de aspirantes, cinco ingenieros recién graduados y más de 30 técnicos de nivel medio en adiestramiento”, detalla.

Contar con los hombres que operan la fábrica resulta importante, mas falta un paso: la capacitación, programa que confrontó irregularidades anteriormente y ahora dispone de un calendario en diciembre. La administración concibe, incluso, desplazar operarios hacia el Uruguay —aprovechando que arrancará primero— a fin de que adquieran conocimientos.

Si bien los procesos organizativos ganan efectividad en la industria, muchos allí apuestan a que las fuerzas jóvenes cultiven el aprendizaje al lado de los más experimentados, tal como hace el espirituano Leosvany Esponda.

“Me gusta lo que estudié, mecánico de centrífuga, voy para la cuarta zafra, me están enseñando mucho y pienso que me salgan canas aquí”, afirma.

Optimista y confiado se ve a José Joaquín Bernal, jubilado que no atina a separarse del ingenio, porque sabe cuanto representa el sobrenombre que le han puesto: el sabio de la cristalización.

“Todo lo que nos golpeó en la anterior zafra lo estamos tocando al detalle y lo otro es coger de la mano a esos muchachos nuevos y acabarlos de encarrilar”.

central melanio hernadez, sancti spiritus, tuinucu, zafra azucarera

CAÑAVERAL REPARTIDO

La zafra en el Melanio Hernández adquiere un carácter provincial porque los cañaverales están diseminados por siete municipios —menos Jatibonico— para conformar una repartición cañera difícil de igualar dada la ubicación de varios de esos lugares: Cantarrana (La Sierpe), Meneses (Yaguajay), Quemadito (Fomento), Tayabacoa (Sancti Spíritus), Valle de los Ingenios (Trinidad) y Potrerillo (Cabaiguán).

Según Jorge Luis Rodríguez, programador de caña, los campos en sentido general tienen buena situación y el volumen a moler es similar al de la anterior campaña, quizás la nota más llamativa la aporta el aumento del rendimiento agrícola en unas 3 toneladas por hectárea.

A fin de respaldar el abasto de materia prima se definieron mejores áreas para las modernas cosechadoras Case —disponen de dos—, las que cortarán fundamentalmente en la zona sur, donde se concentra alrededor de un tercio de la materia prima a derribar; en tanto, la reparación concentrada en talleres de 22 combinadas KTP arroja mayor calidad al alistamiento del parque mecanizado, que responde por el 90 por ciento de la molida diaria, de acuerdo con Máximo Quintana, jefe de Maquinaria.

sancti spiritus, central melanio hernandez, tuinucu, zafra azucarera

A pocas semanas de iniciar la contienda, el central Melanio Hernández planifica 97 días de operaciones y se propone fabricar cuatro surtidos: azúcar ensacada para la exportación, la economía interna y la reserva estatal, y crudo a granel también con fines exportables. Materializar el compromiso de la zafra deviene para los colectivos agroindustriales un reto económico y moral.

One comment

  1. Tenemos la mision de hacer una zafra satisfactoria y cumpliremos con ella

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.