Bloqueo a Cuba: El costo de una política arbitraria

De marzo del 2013 a igual periodo de 2014, los efectos nocivos del bloqueo impuesto a Cuba le ha causado a entidades de la industria alimentaria pérdidas millonarias

Las cuentas financiera de la empresa mixta Havana Club Internacional  habrían contabilizado ingresos si sus rones se vendieran en mercados estadounidenses.

 

Si la empresa mixta Havana Club Internacional hubiese podido vender nuestros rones en mercados estadounidenses, de marzo del 2013 a igual periodo del 2014, sus cuentas financieras habrían contabilizado ingresos por más de 100 millones de dólares. Esa cifra, sin embargo, solo forma parte hoy de las alevosas afectaciones que provoca a nuestro país una política arbitraria a la cual le cuelgan ya demasiados años.

Este ejemplo figura entre los tantos que ponen al descubierto la naturaleza del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba y que solo a entidades del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL) le ha causado, durante la etapa evaluada, pérdidas superiores a los 102 millones de dólares, según trascendió en un encuentro con la prensa efectuado este jueves.

Reponer quizá buena parte del plantel industrial o brindar ofertas va­riadas y de mejor calidad a la población hubiese sido posible con dicho monto, aseguró Betsy Díaz Veláz­quez, viceministra del MINAL, quien puso especial énfasis en los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, así como en las afectaciones monetario-financieras, las propinadas a la producción y las derivadas de la reubicación geográfica del comercio.

En ese sentido, Antonio Guerra, director de la empresa comercial Caribex, explicó como esta tiene li­mitada la exportación de productos pesqueros a los Estados Unidos, mercado con capacidad para asimilar casi la totalidad de sus exportaciones, es­pecialmente de colas de langosta y camarón marino, surtidos libres de aranceles allí. Mientras, la “obligada” comercialización con otros clientes donde sí están gravados los productos supuso para Caribex una afectación próxima al medio millón de dólares.

También Juan González Escalona, presidente de la Corporación Cuba Ron y de la empresa mixta Havana Club Internacional, se refirió a la manera burda en que el bloqueo lacera la gestión empresarial.

“En el mercado internacional de los rones las marcas Premium al­canzaron en el 2013 un estimado de 45 millones de cajas, de ellas aproximadamente el 40 % es consumido en los Estados Unidos. Havana Club es líder de los rones Premium en varios países como Alemania, Italia, Reino Unido, Suiza, Perú, Bolivia, Ho­lan­da… No obs­tante, la absurda política del vecino del norte impide que Cuba conquiste el mercado estadounidense”, aseguró.

Fueron evidentes además en cada una de las intervenciones los daños a la economía asociados al encarecimiento de los costos de flete y al aumento del precio de algunas materias primas contratadas con proveedores lejanos. Entre las entidades afectadas resaltan Los portales S. A, Papas & Co, Stella, la empresa importadora y exportadora Alimpex, y la mixta Bu­canero.

De igual forma Betsy Díaz señaló cómo “año tras año crecen los perjuicios del bloqueo, cuyo recrudecimiento, desde el 2013 y hasta la fecha, en­cuentra su máximo exponente en las multas impuestas a bancos y empresas que operan con sus homólogas cubanas”.

Las entidades nacionales, resaltó, están obligadas a incurrir en elevados gastos financieros derivados de las tasas cambiarias y a mantener niveles de inventarios muy altos a partir de la distante ubicación geográfica de los proveedores, lo cual conlleva a la fatídica inmovilización de recursos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.