Concluye Taller Nacional de Lactancia Materna

El 70 por ciento de los niños espirituanos hasta seis meses de edad reciben lactancia materna.Durante tres jornadas médicos de varias provincias del país han intercambiado experiencias sobre diferentes temáticas que desvelan tanto a expertos como a la familia.

Antes de que las agendas del Taller Nacional de la Lactancia Materna se cierren, algunos tópicos aún atizan el debate: la experiencia cubana en bancos de leche humana, la experiencia de los grupos de apoyo a la lactancia y el manejo operacional de las infecciones más frecuentes en Cuba.

El evento —que desde el pasado martes y hasta hoy ha colonizado a los Lagos de Mayajigua, en Yaguajay—  concluirá esta tarde con el reconocimiento al consultorio médico de la familia de Jobo Rosado, en la serranía espirituana, centro que exhibe loables resultados en el programa de la lactancia materna.

Durante tres jornadas médicos de varias provincias del país han intercambiado experiencias sobre diferentes temáticas que desvelan tanto a expertos como a la familia, entre las que sobresalen la relación entre la anemia y el embarazo; la eficacia de la leche materna en la prevención de distintas enfermedades como la anemia infantil; la alimentación de la embarazada y de la mujer que lacta; así como las recomendaciones prácticas que deben considerar quienes amamantan a sus hijos.

Según declaraciones del doctor Mario Berea Turiño, jefe del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) en la provincia, la elección de Sancti Spíritus como sede las actividades centrales que se desarrollan en la isla a propósito de la Semana Mundial de la Lactancia Materna no es fortuita, sino que se avala con los resultados que exhibe el territorio en el fomento de la lactancia materna exclusiva en los niños hasta seis meses de vida.

“El 70 por ciento de los pequeños espirituanos entre cero y seis meses de edad solo se alimentan con lactancia materna. Ello, además de ser un propósito del PAMI en la isla, eleva la calidad de vida los niños, toda vez que los inmuniza contra no pocas enfermedades”, puntualizó Berea Turiño.

Además, el territorio espirituano exhibe una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del archipiélago —3.7 por cada 1 000 nacidos vivos— y en la serranía en los dos últimos años no se reportan ni muertes infantiles ni maternas.

De acuerdo con los especialistas, la leche materna es la primera vacuna que reciben los niños al nacer y los protege de varias enfermedades al poseer la inmunoglobulina IgA, la cual no está presente en ninguna leche animal.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.