Créditos para enseres de cocina con plazos hasta diez años

Batería de cocina de inducción.En el caso de los ciudadanos que no han terminado de pagar otos créditos, también tendrán derecho a solicitar un préstamo.

Cualquier ciudadano podrá pedir a su banco un préstamo de hasta un 100% para comprar ollas de presión eléctrica, arroceras y de presión convencional; así como cocinas eléctricas de inducción y su menaje, con plazos de hasta diez años para la devolución del crédito, aseguraron expertos al diario Granma.

Los préstamos podrán conseguirse tanto en CUP, o sea el peso nacional, como en CUC, la moneda divisa de circulación paralela, según explicó en conferencia de prensa el vicepresidente primero del BCC, Francisco Mayobre Lence.

Los créditos no son algo nuevo, sino que se amplía la política establecida desde el 2011, añadió. ”El análisis de riesgo será exactamente igual, se examinarán las mismas situaciones y se establecerán los montos de acuerdo con las necesidades de cada cliente y su capacidad de pago”, dijo.

En el caso de los ciudadanos que no han terminado de pagar créditos sociales u otros, también tendrán derecho a solicitar un préstamo, y su solicitud será analizada siguiendo los procedimientos establecidos.

Los préstamos no necesariamente se tienen que otorgar por el valor total de los equipos. Se pueden pedir montos de créditos parciales, eso viabiliza su acceso. Además, un crédito puede abarcar varios insumos.

“En estos momentos la forma de pago será mediante cheques de gerencia, teniendo en cuenta que no existe el respaldo material de los pos en las tiendas recaudadoras de divisas. Esta sería una vía menos molesta para la población, pero es sumamente costosa”, comentó.

El vicepresidente del BCC aclaró que una vez otorgado el financiamiento, los beneficiarios deberán acudir con la notificación del banco a la unidad de comercio minorista donde desean comprar el producto para reservarlo. Luego de que obtenga la “Certificación de Reservación de Equipos”, la sucursal emite el cheque.

Los enseres solo serán reservados por cinco días hábiles —refiere la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 2 del 2014— mismo plazo que tendrá el banco para emitir el instrumento de pago, después de emitida la Certificación.

Ante la interrogante de Granma sobre la preparación de la banca para asumir los nuevos servicios, Mayobre Lence refirió que las sucursales se hallan en un proceso de perfeccionamiento que incluye el análisis de los servicio, su horario y la cantidad de oficinas bancarias a disposición del público.

Añadió que este proceso se asume desde que comenzaron las primeras facilidades de compra-venta de viviendas, las políticas de crédito, los subsidios, etc., “aunque estamos conscientes de que los servicios se dificultan en las capitales provinciales, ciudades grandes; estas sucursales deberán adaptarse a las nuevas demandas”.

Entre las inquietudes más recurrentes en las redes sociales y medios digitales del país, los usuarios refieren la disponibilidad de equipos para la venta y de sus piezas de repuesto, la apertura de líneas de crédito para otros efectos electrodomésticos, la rapidez de los trámites, las tasas de interés, y qué sucede con las personas que tenían bonos para la compra de módulos de cocción.

Sobre el último elemento la viceministra del MINCIN, Bárbara Acosta, indicó que aunque la entrega de bonos cesó el 14 de enero, se extenderá el plazo de compra para aquellas personas que ya los tienen hasta el 15 de febrero próximo. Y agregó que para esos casos existe plena disponibilidad de ollas de presión eléctricas (“Reina”), no así del resto de los productos que contempla el módulo.

Aludió que las reparaciones de los equipos se mantendrán en los talleres habilitados hasta el momento (Talleres del Programa de Ahorro Energético) y estos recibirán tanto los adquiridos en la red de tiendas recaudadoras de divisas como en los Mercados Artesanales Industriales (MAI), siempre que exista disponibilidad de piezas. De igual manera, los compradores podrán asistir a los talleres de las entidades donde adquieran el equipo.

Otra de las novedades asociadas a la ampliación del acceso a los créditos bancarios es la venta de cocinas de inducción con su menaje (una cacerola con tapa, un sartén, un jarro y una cafetera).

Al respecto Mario Hernández, vicepresidente del Grupo de Bienes de Consumo de GESIME, del Ministerio de Industrias, señaló que esta es una tecnología nueva en el país, la cual basa su funcionamiento en el calentamiento a través de inducción electromagnética que se realiza desde el fondo de la cazuela; de ahí la inclusión de un menaje en el kit de venta que reúne características específicas para este equipo.

“En relación con la cocina de resistencia (la población usa actualmente cerca de tres millones y medio), las de inducción tienen entre un 25 y 30 % de mayor eficiencia, o sea, de ahorro de electricidad.

“Este año se prevé importar 125 mil de estas cocinas. Hoy se están haciendo pruebas en nuestros laboratorios de tropicalización para definir qué cocinas y menajes se traerán”.

“Solo el ahorro que representa su uso, amortiza la inversión”, concluyó. El precio de estas, se conoció en la conferencia, oscilará sobre los 500 CUP, y resulta el único producto que se expenderá en pesos cubanos.

Sobre la participación de la industria nacional en la confección de esos productos, aclaró que de las 125 mil cocinas, alrededor de 40 mil se ensamblarán en Cuba, y posteriormente se comenzará la fabricación de algunas piezas fundamentales.

Hernández declaró, además, que para el segundo semestre del año debe funcionar en la Industria Nacional de Productos y Utensilios Domésticos (INPUD) una línea de ensamblaje para ollas “Reina” y arroceras.

Sobre esa pista, Granma interrogó al director de producción de la fábrica santaclareña, Ernesto Martín Álvarez, quien aseveró que en el plan de la economía de este año se prevé el ensamblaje de 50 mil ollas de cada tipo, para lo cual ya se encuentra contratada la materia prima necesaria.

Explicó que la línea de montaje debe quedar lista para marzo, lo que permitirá realizar las pruebas técnicas imprescindibles antes de iniciar el proceso productivo.

Respecto a las cocinas eléctricas de inducción y su menaje, refirió que en la entidad se realizan algunas pruebas encaminadas a de-mostrar la factibilidad de la inclusión de la olla de presión tradicional dentro de los aditamentos de cocción que se expenderán en las tiendas comercializadoras en CUC.

Expresó que esa producción no está incluida en el plan del 2014, y de aceptarse en un futuro, requerirá de algunas adecuaciones al equipo, como la adición al fondo de la olla de un plato ferralítico, sin el cual no pueden funcionar las cocinas de inducción, elemento que debe ser adquirido en el exterior, aclaró el directivo.

Para mayor garantía de estos productos en las tiendas de comercio minorista, el MINCIN monitorea mensualmente su abastecimiento, refirió a Granma la viceministra del sector.

En cumplimiento de la política crediticia del país para personas naturales, el Decreto Ley No. 289 permite que en el futuro se continúe ampliando el acceso a estos financiamientos para la adquisición de otros bienes del hogar y las satisfacciones personales. Por el momento, se abre una puerta que resultará beneficiosa para la economía familiar y nacional.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.