Cuba divide en Olimpiada Mundial de Ajedrez

La Olimpiada Mundial tendrá su octava ronda este domingo cuando los elencos cubanos se enfrentarán a Alemania.Cuba dividió honores este sábado, en la séptima jornada de la 41 edición de la Olimpiada Mundial de Ajedrez, cuando su equipo femenino derrotó al de Israel, y el masculino cayó frente al de Azerbaiyán.
Despachos de prensa fechados en Oslo destacan que las cubanas superaron 2.5-1.5 a las israelíes, resultado con el que ahora suman 10 puntos, mientras que los caribeños fueron aventajados por los azeríes, para sufrir el primer revés en el torneo.
Los tres primeros tableros de la selección femenina de la isla caribeña, Lisandra Ordaz, Yaniet Marrero y Sulennis Piña,  lograron tablas con Masha Klinova, Yuliya Shvayger y Olga Vasiliev, respectivamente.
Mejor desempeño registró Yanira Vigoa, al disponer de Angela Borsuk, para garantizar la quinta victoria del plantel, que acumula dos fracasos.
Por su parte, los hombres estuvieron cerca de conseguir un excelente resultado ante los azeríes, líderes de la justa, pero Lázaro Bruzón perdió con Teimour Radjabov, en la partida más extendida de la jornada, que llegó a 57 movimientos, señala la agencia Prensa Latina.
En este tope, Leinier Domínguez derrotó con piezas blancas a Shakhriyar Mamedyarov, en 31 movimientos de una Defensa Siciliana.
Yunieski Quesada, también con los trebejos blancos, igualó con Rauf Mamedov, en 42 movimientos, e Isam Ortiz, con figuras negras, fue aventajado por Gadir Guseinov, en 40 movidas.
Ahora los cubanos bajaron al puesto siete, por detrás de sus victimarios, China, República Checa, Bulgaria, Rumania y Francia.
La octava ronda de mañana domingo presenta los topes Rusia-Hungría, China-Polonia, Colombia-Armenia, Cuba-Alemania y Argentina-Eslovenia, en el femenino, en tanto que en el masculino los topes sarán China-Azerbaiyán, Rumania-República Checa y Cuba-Alemania.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.