Debaten sobre igualdad de género en Congreso de mujeres cubanas

Sesiones de trabajo del primer día del Congreso de la FMC. (foto: AIN)La igualdad de género constituyó tema esencial de debate durante la sesión del IX Congreso de la FMC iniciado este viernes.

La delegada de La Habana, Indira Bailly, consideró este viernes que uno de los temas donde mayores logros ha obtenido la Federación de Mujeres Cuabanas a lo largo de su historia es precisamente el referido a la igualdad de derechos y oportunidades para la mujer.

En ese sentido, destacó la incorporación de las cubanas al trabajo y su rol protagónico para el desenvolvimiento de la sociedad.

Sin embargo, -expresó- nos queda lograr la igualdad dentro del hogar, de la familia y en algunos sectores de la sociedad. Por ello, instó a que el trabajo de la FMC llegue más a los hogares, a fin de contribuir a desmantelar las manifestaciones de comportamiento sexista, que tradicionalmente imponen a la mujer casi en su totalidad el peso de las labores domésticas.

En ello coincidió la delegada matancera Yudisleidys Álvarez, quien también abogó por la equidad de género tanto en la familia como en la sociedad.

Por un lado, aunque reconoció la existencia de una excelente legislación en el país destinada a proteger a la mujer, Álvarez expresó que aún persisten ciertos prejuicios que obstaculizan el avance de las féminas.

En el caso de la familia, por ejemplo, aseveró que para lograr la igualdad de género “hay que dejar a un lado la palabra ayudar y sustituirla por la palabra cooperar”, hecho que implica la participación y obligación del núcleo familiar o pareja, en apoyo de la mujer para las cuestiones del hogar.

Debemos hacerlo, y en ese sentido tenemos en nuestra sociedad, todas las bases legislativas creadas para hacernos valer, acotó Álvarez.

Por su parte, la secretaria general de la FMC del municipio de Jovellanos, de la occidental provincia de Matanzas, Dayneris Rodríguez, manifestó que la igualdad de género es un tema que debe tratarse más en el hogar.

No obstante, destacó que en la actualidad pueden verse bastantes mujeres en altos cargos de dirección, que demuestran ante la sociedad que no existe el llamado sexo débil.

Otro de los asuntos tratados fue el referente al reconocimiento social de las campesinas, sobre el cual intervino la directora del Centro Nacional de Educación Sexual, Mariela Castro Espín.

Sobre tal asunto, Castro Espín destacó la necesidad de visibilizar más el papel de la mujer campesina y añadió que se trata de buscar un lenguaje, no de enemistad, sino que siga la filosofía que ha distinguido a la FMC: transformar la sociedad junto con los hombres, sin reproducir desigualdades.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.