Debuta el pienso ensilado en Sancti Spíritus

Para producir en cada jornada 25 toneladas de ensilado la planta requiere 10 toneladas de viandas.En una planta de Azcuba se produce por primera vez en la provincia alimento animal ensilado con destino a los cerdos.

 

Con la puesta en marcha en la rama de Azcuba de una planta de alimento animal ensilado, Sancti Spíritus da un paso en el camino de buscar en predios locales alternativas de comida que permitan hacer a la producción porcina menos dependiente de la importación.

El ensilado constituye, según los especialistas, un alimento alternativo con impacto en la economía, pues se considera que cada 3 toneladas de este pienso líquido producido con recursos nacionales, se sustituye una tonelada de maíz importado (aflecho), sostiene Orestes González Toledo, jefe de grupo de planta.

Desde agosto pasado entró en explotación la pequeña industria, instalada en el Centro Agropecuario La Loma, a un lado de la carretera Jatibonico-Arroyo Blanco y perteneciente a Teconoazúcar; esta inversión, que partió de la experiencia de las plantas de otras provincias, fue proyectada por profesionales del sector azucarero espirituano.

INDUSTRIA CON FUTURO

Dotada de moderna tecnología y pizarra automática para controlar todo el proceso, la industria se compone de tolva, estera, torre de cuchilla, molino de martillo, revolvedor o mezclador y área de almacenamiento de los insumos, es manejada por cinco operarios y funciona en un turno de trabajo con capacidad de producir en un día 25 toneladas del alimento animal.

Precisa Orestes González que se producen dos fórmulas de ensilado, una contiene un 20 por ciento de viandas, igual proporción de miel B, 10 por ciento de vinaza y 50 por ciento de sacharomice; variante considerada más económica para la venta y que contiene mayor cantidad de proteínas.

La otra fórmula incluye 40 por ciento de viandas, 20 por ciento de miel B, 30 por ciento de sacharomice y 10 por ciento de vinaza. La primera alternativa, aclara el directivo, se destina a la crianza de cerdos dentro del propio sector azucarero y la otra para la rama Porcina del ministerio de la Agricultura.

Explica el jefe de planta que con una bomba se tiran los insumos para el área de proceso, con capacidad para 200 toneladas, en grandes depósitos la mezcla permanece cuatro días recibiendo aire desde un compresor y, después de ese tiempo queda lista para comercializarse con una durabilidad de hasta un año. Se almacena en tanques, se traslada en pipas y el producto debe permanecer aislado de la humedad.

“De las cuatro materias primas solo nos falta garantizar toda la necesidad de vianda, que se le contrata a la Agricultura; hasta ahora no ha fallado ese producto, pero es la preocupación que tenemos y la debilidad de la planta”, define Orestes González.

La calidad del proceso empieza con la limpieza de la vianda, precisa Nilda Simón Medina, especialista principal de la industria y define que lo ideal es usar yuca y, en segunda opción, boniato, pero ambas aportan el por ciento requerido de materia seca que requiere este tipo de pienso ensilado.

“A la hora de hacer la mezcla tiene que ir bien la proporción de cada ingrediente y luego velar que el proceso tenga calidad, por eso el boniato picado por el bicho no nos sirve, porque el animal, es animal, pero tiene paladar”, expresa la especialista.

DIETA SALUDABLE

Según Nilda Simón, el consumo del ensilado acaba la enfermedad diarreica en el cerdo, es una comida asimilable a partir de los 20 días de nacido y los estudios demuestran que el animal puede aumentar, de acuerdo con su peso, entre 500 y 700 gramos diarios.

“Este alimento viene a ser un complemento importante en la dieta del cerdo que sigue necesitando un nivel de pienso industrial para lograr balance proteico y energético; en las unidades de Azcuba el ensilado representa alrededor del 86 por ciento del volumen de la comida”, detalla Orestes.

Para la ubicación de la planta en el Centro Agropecuario La Loma, determinó la unidad porcina radicada allí y que tiene actualmente una masa de 1 300 animales con la perspectiva de crecer hasta las 1 500 cabezas. Tal cercanía permite a la instalación recibir el pienso ensilado de forma directa.

Según datos de la planta, entre agosto y noviembre se acumula una producción cercana a las 1 140 toneladas, de las cuales más de 700 fueron utilizadas en la unidad del propio centro agropecuario —cuenta además con loza para el sacrificio y una fábrica de embutidos— y el resto del alimento fue vendido a la Empresa Porcina.

Para el 2015 la instalación planifica elaborar unas 8 000 toneladas de alimento ensilado y también 1 140 toneladas de miel proteica mezclando sacharimece y miel B, productos que serán destinados a cuatro destinos de la cría de cerdos en la provincia.

“Hay que velar la acidez (pH), las materias extrañas, si se detecta alguna alteración se utilizan productos químicos para equilibrar el proceso; hasta el momento toda la producción ha cumplido los requisitos y la aceptación de esa comida por los animales también es una vía para medir la calidad de alimento”, manifiesta Jorge Alberto Monteagudo, al frente de esos controles en la planta.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.