Desmienten efectos adversos de la fumigación aérea

Según los especialistas, las características de la fumigación y las cantidades utilizadas hacen que ocurra una dispersión en el aire, que posibilita solamente la muerte del mosquito. Los productos utilizados contra el Aedes están certificados por la Organización Mundial de la Salud y aprobados por el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

La fumigación aérea como parte del enfrentamiento al mosquito Aedes aegypti, que desde hace meses se lleva a cabo en Sancti Spíritus no causa daño ni a la flora ni a la población informó a Escambray la Delegación Provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), y la Vicedirección de Higiene,  Epidemiología y microbiología que atiende la Lucha Antivectorial en la provincia espirituana.

Néstor Álvarez Cruz, especialista principal en Gestión Ambiental de la Unidad de Medio Ambiente del CITMA, destacó al semanario que el producto no provoca afectaciones; las características de la fumigación y las cantidades utilizadas hacen que ocurra una dispersión en el aire, que posibilita solamente la muerte del mosquito.

Por su parte, la doctora Mereinis Moreno Gutiérrez, máster en Enfermedades Infectocontagiosas y al frente de la Vicedirección de Lucha Antivectorial, del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, asegura que el producto está aprobado por la Organización Mundial de la Salud y validado para estos casos por el Ministerio de Salud Pública.

“Son insecticidas sintéticos de la familia de la permetrina, que se utilizan a través de aerosoles. Produce afectaciones sobre las personas alérgicas como mismo lo produce el humo de los medios automotrices que transitan por nuestras calles”, detalla la especialista.

Antes de utilizar cualquiera de estos productos, importados al país, se le realizan estudios de eficacia e inocuidad en el Instituto Pedro Kourí, con el objetivo de reseñar cada uno de sus efectos. “Hemos recibido quejas en el municipio de Trinidad, de parte de la población que plantea estar agobiada de tanta fumigación, pero el país ha estado intencionando la lucha contra el vector; pues, después del paludismo, el dengue es la enfermedad que más produce pandemias”, explica la fuente.

Debido a la alta infestación Sancti Spíritus y Trinidad pasaron a la etapa intensiva de enfrentamiento, con fumigación cada seis días dentro de los domicilios y cuando hay alza, de forma extradomiciliaria, con el avión, una vez por semana, y con equipos terrestres, cada siete días.

“Cuando bajen los índices de infestación se disminuirán las acciones, manteniéndolas solo donde aparezca el vector, pues el mosquito adulto, por ejemplo, solo se elimina de esa forma”, informa Moreno Gutiérrez.

Contrario a criterios manejados en la calle, la doctora aclaró que en la provincia no hay un endemismo del Aedes aegypti, que se eliminará completamente cuando la comunidad se preste a acabar con todos los posibles lugares donde puede desarrollarse un foco.

3 comentarios

  1. Me gustaria que se publicaran los nombres y calificadores de los productos empleados(plaguicidas), a ver si no son mas efectivos contra las cucarachas

  2. Por favor, cuidado con el vuelo rasante de esos aviones por los edificios. Yo vivo en el reparto Los Olivos ll y me asustan esos aviones tan bajito.

  3. el problema no es el plaguicida sino el solvente que usan para dispersarlo si usan petroleo o nafta a correr , ah y construyan dos o tres hospitales oncologicos mas en Santi Spiritus porque dentro de 10 a 20 anois ya veran

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.