Detectan plaga altamente dañina en Sancti Spiritus

Una nueva plaga afecta a más de 200 especies de plantas. Sanidad Vegetal informó también de la presencia en La Habana de la plaga caracol gigante africano

Especialistas de la Estación de Cuarentena de Sanidad Vegetal detectaron la presencia sospechosa de una plaga altamente dañina en algunos puntos de las plantas ornamentales ubicadas en áreas verdes de la ciudad de Sancti Spíritus.

El licenciado en Biología José Manuel Ramos Hernández, entomólogo del Laboratorio Provincial de Sanidad Vegetal, informó que los primeros brotes de Maconellicoccus hirsitus (Green), conocida como chinche harinosa rosada, aparecieron en plantas de marpacífico y croto en la Carretera Central próximo a Rancho Hatuey y en la Circunvalante Este.

Agregó el especialista que, aunque la hembra es de color rosado, las colonias se cubren de una capa cerosa de color blanco, que protege a los insectos contra las fumigaciones con productos químicos, de ahí que el control más efectivo sea a través de su enemigo natural, otro insecto denominado Criptolaemus montrouzion mulsant, disponible en la Unidad de Lucha Biológica adscripta al Laboratorio Provincial de Sanidad Vegetal.

Teniendo en cuenta que la plaga está en su fase inicial, las autoridades fitosanitarias han decidido optar por el método de destrucción y quema total in situ de las plantas infectadas y aplicar posteriormente en la zona el control biológico requerido.

Según precisó Carlos Cervantes Zulueta, director provincial de Sanidad Vegetal, por las características del brote inicial se presume que la plaga fue introducida intencionalmente en la provincia, pues aun cuando su presencia en Cuba se reportó desde el mes de agosto del 2012, el control que sobre ella se ejerce y lo distante de su ubicación no posibilitarían el traslado por sí misma hasta Sancti Spíritus.

CARACOL GIGANTE EN LA HABANA

Al mismo tiempo el ingeniero agrónomo Maikel Faría González, jefe provincial de Cuarentena de Sanidad Vegetal, dio a conocer la alerta respecto a la presencia por primera vez en el país de la plaga conocida por el nombre de caracol gigante africano. Según refirió, el primer ejemplar se detectó en el Reparto Poey, del municipio de Arroyo Naranjo, en la provincia de La Habana.

Dicho caracol, que llega a medir unos 20 centímetros a los ocho meses de edad y hasta 30 centímetros a los dos años de vida, está considerado entre las 100 plagas exóticas invasoras más dañinas a nivel mundial. De acuerdo con los reportes de otras naciones, está ampliamente diseminado por África, de donde es originario, y ha invadido a decenas de países y regiones de Asia y Suramérica.

La bibliografía especializada lo ubica como muy polífago en su dieta, pues se alimenta de más de 200 especies de plantas, entre ellas cítricos, coco, plátano, arroz, hortalizas y especies ornamentales. Además, es capaz de desplazar a la población nativa de caracoles al competir por el mismo hábitat, con la consiguiente alteración de los ecosistemas nacionales.

La fuente consultada señaló que esta plaga puede actuar como huésped de nemátodos del género Angyostrongylus de importancia médica y veterinaria, causantes de meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongiloses abdominal, enfermedades que afectan a seres humanos y animales. Su concha cónica, parecida al caracol de mar, es de color marrón, con bandas longitudinales marrón claras y oscuras.

Es una plaga hermafrodita, es decir, que se reproduce por apareamiento con el macho o por sí misma por ovulación interna. Se puede revelar su presencia observando las plantas de noche, pues son susceptibles a las trampas tales como macetas con flores y parecen ser atraídos particularmente por frutos de plátanos y frutabomba, que pueden actuar como cebo a fin de atraerlos y capturarlos para su posterior destrucción.

De hábitos nocturnos, su mayor actividad es por la tarde y la noche y en las primeras horas de la mañana. Su presencia es más abundante en jardines, patios de las viviendas, áreas boscosas, zonas agrícolas de cultivos, sobre todo urbanas y periurbanas, aunque también se les puede encontrar sobre los árboles y paredes de las viviendas en lugares sombreados.

Son muy prolíferos en su reproducción y no deben tocarse sin protección de guantes, según advierten las autoridades fitosanitarias, pues segregan un líquido que puede ocasionar ceguera y otros daños a las personas. Por tal razón se recomienda reportar su presencia de inmediato a los teléfonos 326947, Laboratorio Provincial de Sanidad Vegetal de Sancti Spíritus, o al 32 9119, Unidad de Lucha Biológica.

5 comentarios

  1. ME HAN DICHO QUE ESE ANIMALITO ¨´ ES MUY DAÑINO

  2. Miren lo que dice la Wikipedia:
    Achatina fulica
    Caracol gigante africano
    Achatina fulica Thailand.jpg
    Clasificación científica
    Reino: Animalia
    Filo: Mollusca
    Clase: Gastropoda
    Orden: Pulmonata
    Familia: Achatinidae
    Subfamilia: Achatininae
    Género: Achatina
    Especie: A. fulica
    (Bowdich, 1822)
    El caracol gigante africano (Achatina fulica) es una especie de caracol terrestre de la familia Achatinidae, en el orden Pulmonata.
    Índice [ocultar]
    1 Distribución geográfica
    2 Descripción
    3 Subespecies
    4 Parásitos
    5 Referencias
    6 Enlaces externos
    Distribución geográfica
    Es originario del África tropical: su distribución natural abarca amplias zonas tropicales y subtropicales de varios países de África oriental, entre ellos Ghana, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Togo, Dahomey, Nigeria y Guinea Ecuatorial, en algunos de los cuales se denomina lambí.
    Actualmente está extendido por Sudamérica (en Venezuela y en la ciudad de Corrientes, Argentina2 ), islas del Pacífico y, en general, casi todas las zonas tropicales del mundo.
    Descripción
    Es el molusco terrestre de mayor tamaño: su concha puede medir hasta 30 cm de longitud y 8 cm de alto. Aunque es una especie herbívora, puede comer prácticamente de todo, incluidos excrementos.[cita requerida] En cautiverio, también puede consumir alimentos de origen animal, como comida de perros y gatos, aunque es notorio que el caracol común también consume estos alimentos en las épocas de lluvia.
    Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo3 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Ejemplares de esta especie ha sido convertidos en mascotas; sin embargo, son ilegales en algunos países, entre ellos en España (desde 2011): ahí, esta especie ha sido incluida en al Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre); así como en Estados Unidos, dado que puede convertirse en una plaga y puede cobijar nematodos, parásitos que se alojan en tejidos fibromusculares y secreciones de baba del animal, los cuales pueden causar diversas afecciones, como meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongiliasis abdominal en humanos, transmitida por la lombriz Angiostrongylus cantonensis, que parasita los pulmones de las ratas. También es vector de la bacteria gramnegativa Aeromonas hydrophila, que causa diversos tipos de síntomas, principalmente en las personas con sistemas inmunológicos delicados, siempre en el supuesto de que su preparación para consumo no haya sido bien realizada.4 Asimismo, el consumo de esta especie por parte de perros domésticos les ha causado la muerte a estos.
    Como otras especies, Achatina fulica es hermafrodita, y crece y se reproduce a gran velocidad, por lo que puede llegar a producir graves daños en ecosistemas y cultivos tropicales.
    Se recomienda no tomarlo con las manos desnudas y menos si en ellas hay cortaduras o heridas (se debe usar guantes siempre).
    Subespecies[editar]
    Achatina fulica hamillei Petit, 1859.5
    Achatina fulica rodatzi Dunker, 1852.
    Achatina fulica sinistrosa Grateloup, 1840.
    Achatina fulica umbilicata Nevill, 1879.
    Parásitos[editar]
    Aelurostrongylus abstrusus.
    Angiostrongylus cantonensis: causa meningoencefalitis eosinofílica en humanos.
    Angiostrongylus costaricensis: causa angiostrongyliasis abdominal.
    Schistosoma mansoni: causa schistosomiasis, detectado en heces.
    Trichuris spp.: detectado en heces.
    Hymenolepis spp.: detectado en heces.
    Strongyloides spp.: detectado en heces.
    Solo puede contagiar enfermedades al ser humano tras su consumo, que no es muy habitual: en caso de que no se consuma es difícil o, incluso, imposible su contagio.

  3. Belkys Ruiz Caballero

    Realmente la situación es preocupante, según estuve leyendo el mismo se introdujo a través de un turista de Nigeria hace un año, el cual vino a visitar a un amigo y trajo varios de estos caracoles para usarlos como amuleto en algunos rituales religiosos. Es necesario tener un llamado alerta a estas organizaciones debido a que arrojan en cualquier solar y esquinas de la ciudad estos desechos y desperdicios que sin ningun tipo de intención maligna pueden causar daño a la población.

  4. oe y porque no ponen una foto del animal que aunque lo describan una imagen vale mas

  5. 20 CENTIMETROS??? CUANTO PESA??? NO SE PUEDE COMER???

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.