El campo de batalla por la libertad de los Cinco está en Washington

“La campaña mundial a favor de los cinco avanza”, aseguró Sean Joseph Clancy. Radicado en Trinidad hace 11 años, Sean J. Clancy se refiere al reciente X Coloquio internacional por la libertad de los Cinco efectuado en La Habana y al impacto del bloqueo en su natal Irlanda.

 

El irlandés Sean Joseph Clancy regresó recientemente de La Habana a su adoptiva Trinidad con la mochila cargada de vivencias, después de participar en el X Coloquio Internacional por los Cinco, como miembro del Comité Internacional por la Libertad de esos Héroes cubanos.

Cuando Sean habla de nuestros hermanos presos en cárceles de los Estados Unidos, su rostro se ilumina y explica razones sin escatimar gestos, porque es una causa justa que lo atrapó como Cuba, como la ciudad que hizo suya, y que lo fue implicando poco a poco.

En un encuentro de solidaridad con los Cinco sostenido por estos días en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en Sancti Spíritus, el amigo Clancy accedió amablemente a responder el cuestionario que le presentó Escambray digital. He aquí preguntas y respuestas.

¿Cómo calificaría su participación en el X Coloquio internacional en La Habana?

La considero provechosa. Había más de 300 personas de 53 países y esta es una representación muy grande. Es el primer año que este evento se realiza en La Habana, pues las ediciones anteriores se celebraron en Holguín, y contó en esta ocasión con la presencia de personalidades de alto nivel de muchos países.

¿Usted fue como parte de un grupo o a título personal?

Yo fui como miembro del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco y, como soy irlandés, de cierta forma represento a Irlanda. Aunque estoy residiendo aquí, en Trinidad, estoy involucrado con mis compatriotas allá en Europa en este esfuerzo mundial por la libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Sobre las personalidades que asistieron al evento, ¿pudiera usted citar algunas relevantes?

Allí estaba, por ejemplo, una persona que me impresionó mucho por su forma de ser y por su forma de actuar: Ramsey Clark, quien fue Fiscal General de los Estados Unidos. Él tiene un sentimiento muy cercano a Cuba y como hombre honesto y como jurista entiende bien el caso de los Cinco.

Allí estaba, por ejemplo, una persona que me impresionó mucho por su forma de ser y por su forma de actuar: Ramsey Clark, quien fue Fiscal General de los Estados Unidos. Él tiene un sentimiento muy cercano a Cuba y como hombre honesto y como jurista entiende bien el caso de los Cinco.

Yo tuve el placer de compartir con él y me gustó mucho su intervención en el Coloquio, la cual considero muy importante, porque él, mejor que cualquier otro, es capaz de entender y explicar la mentalidad que impera en los Estados Unidos y cómo se manifiesta en casos como este. También, el 12 de septiembre intervino sobre el tema la Fiscal General de Venezuela; quien hizo una exposición muy interesante, y así ocurrió con otros delegados.

Debo decir que en este coloquio observé algo que quizá resultó más significativo que la participación de las propias personalidades, y fue el factor humano. Hubo intervenciones de familiares de los Cinco que refirieron su experiencia personal sobre cómo fue crecer sin sus padres, cuáles fueron las dificultades que enfrentaron cuando quedaron separadas de ellos a causa de su prisión.

¿Notó usted algún avance en relación con el IX Coloquio celebrado en Holguín el pasado año?

La campaña mundial está avanzando y por eso también está cambiando, porque hace algunos años, en los primeros siete e incluso durante el octavo evento celebrado en Holguín, el encuentro en Washington no tenía tanta importancia ni tanta influencia, pero en los últimos dos años el evento principal se realiza en Washington.

De ahí que hoy el campo de batalla esté en Washington aunque las voces en Londres —en un reciente evento jurídico— fueron muy importantes y su visión legal fue trascendente. El Coloquio de La Habana también muy relevante, pero la pelea principal es en la capital estadounidense y nosotros estamos formando la tropa para ir allá y reforzar la lucha en el país donde aún están presos Gerardo, Antonio y Ramón, después de 16 años de injusto encierro.

 ¿Qué puede decirnos de las recientes medidas del Banco de Irlanda al plegarse al bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba y suspender todo tipo de operación con nuestra isla?

Esas son prácticas de la política de bloqueo, y devienen consecuencia directa de la multa gigantesca que le impusieron las autoridades norteamericanas al banco francés BNP Paribas, que fue de casi 10 000 millones de dólares, un monto que sobrepasó el presupuesto anual del Ministerio del Interior de Francia.

Ahora muchos bancos del mundo han cogido miedo, el Banco de Irlanda entre ellos, por lo que hoy día no hay manera de hacer remesas directas desde Irlanda a Cuba. De modo que se ha ido derivando hacia una política no solo injusta, sino también hacia una práctica ilegal y absurda por su extraterritorialidad que no tiene parangón a nivel mundial.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.