El fantasma del 17 de febrero

Trifulca entre los equipos de Villa Clara y Matanzas. El regreso de Demis Valdés a la nómina de Matanzas echa sombras sobre la autoridad de la Comisión Nacional

Oscar Sánchez Serra

Disfrutamos de lo mejor del campeo­nato sub-23 con un Cándido González repleto, devolviéndole a esa afición el protagonismo que le dieron Miguel Cuevas, Vicente Díaz, Caldés, Ulacia, Oscar Romero, Máximo Pé­rez, Leonel Moa… y con una Ar­temisa plagada de jóvenes que con su título de campeones, comienzan a tejer la historia de la joven provincia: Yanio, Lago, Peñalver, Hoja, Dayán, Misael, Navid o Yunieski… son las nuevas figuras que le dieron al territorio artemiseño su primer pergamino dorado en el béisbol nacional.

Sin embargo, justo en el prólogo de la 54 Serie Nacional, cual síndrome fantasmagórico, sobreviene la peor pesadilla de la pasada contienda: el bochornoso incidente del 17 de febrero del 2014, entre los equipos de Matanzas y Villa Clara, en el cual hubo que lamentar las heridas en el rostro del pelotero Ramón Lunar.

Y reaparece porque el refranero popular no se equivoca, árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza. Si desde el inicio la transparencia y claridad en la manera de actuar sufrieron, si no se respondió con la severidad que llevaba tan deplorable hecho, es natural que vuelva ante nosotros, sin tener en cuenta lo que significa la pelota para quienes vivimos en esta isla. El béisbol es más que una competencia, es, como ha dicho magistralmente la doctora Graziella Pogolotti, una inconfundible expresión de nuestra cultura, de la identidad nacional, y por encima de ella no puede estar nadie. De lo contrario estaríamos pisoteando nuestros propios valores como nación.

Sucede ahora que, al anunciar la nómina de Matanzas para la Serie que comenzará el próximo día 21, aparece el jugador Demis Demis Valdés agrade a jugadores de Villa ClaraValdés a quien, por agredir al lanzador Freddy Asiel Álvarez y causarle el trauma a Lunar, se le aplicó, el 18 de febrero de este año, la siguiente sanción: Suspender por un año de todo evento oficial calendariado por el INDER al jugador de Ma­tanzas, Demis Valdés Galarraga, por su actitud totalmente incompatible con los principios del deporte cubano. Su reincorporación estará condicionada al comportamiento que mantenga en lo adelante.

La medida tomada entonces también alcanzó al serpentinero, quien fue suspendido por el resto de la 53 Serie Nacional.

Según el reglamento de sanciones del organismo deportivo nacional, las provincias pueden pedir la anulación de la sanción una vez transcurrido el 50 % de esta. De acuerdo con una información brindada a Granma por Hi­ginio Vélez, presidente de la Fe­de­ración Cu­bana, Matanzas hizo uso de este recurso, al igual que la Isla de la Juventud, la cual está interesada en el regreso del lanzador zurdo Wil­ber Pérez, también castigado.

Sin embargo, en el caso del matancero, esa mitad de sanción se cumple el 17 de septiembre, es decir, el mismo día previsto para el Congresillo Téc­nico de la justa, donde se hacen oficiales las inscripciones de los participantes. ¿Cómo entonces puede aparecer en una relación de peloteros para un torneo oficial?

Vélez dijo también que aun cuando se haya hecho la solicitud mencionada, no había ninguna respuesta, pues una comisión disciplinaria debía analizar la petición y dictaminar al respecto. “Por lo tanto, los dos atletas no pueden aparecer en ningún listado. Tampoco es permitido presentar más de 40 jugadores”, precisó.

Al margen de lo que dicen las normas y de que tanto Wilber como el propio Demis son dos seres humanos, que como tales no son perfectos y, como todos, no están exentos de errores, creemos oportuno un juicio de valor.

Al parecer el yumurino no tuvo un proceso penal, como dijeron las autoridades del INDER a este diario el 24 de marzo pasado (“está abierto un proceso judicial en contra del jugador matancero Demis Valdés”). Si no es así, al menos el rigor ha de hacerse presente en el cumplimiento de la sanción deportiva impuesta. Es decir, cubrirla completamente, tal como lo hizo el lanzador Freddy Asiel Álvarez. No solo sería lo justo, sino lo único coherente con lo expresado a Granma por los vicepresidentes del INDER Roberto León Richard y Jorge Polo, Jorge L. García Justiniani, director jurídico de esa institución, y Pedro Cabrera, responsable de prensa y relaciones internacionales del mismo organismo el mencionado día de marzo.

En ese entonces publicamos:

“En el incidente del 17 de febrero, en el juego Villa Clara-Matanzas, la responsabilidad es de todos”, dijeron los directivos, quienes enfatizaron “en la fuerte crítica hecha a ambos mentores justo al siguiente día de los sucesos” y que “las severas medidas disciplinarias tomadas obedecen a la necesidad de frenar la escalada de indisciplinas en la arena deportiva. Había que analizar los sucesos como extraordinarios en medio de las indisciplinas sociales que afectan al pueblo”, precisó Ri­chard.

Si vamos a respetar nuestro béisbol, si vamos a defenderlo por lo tanto que significa, si queremos realmente elevar su techo, su prestigio, debemos empezar primero por ordenarlo, ha­cerlo coherente con los principios éticos y morales de nuestra sociedad, lo cual quiere decir que en estas circunstancias, tanto Wilber como De­mis, han de cumplir sus sanciones, porque solo así ellos mismos contribuirían con nuestra pelota.

Sin orden, no hay disciplina, y sin ella no podemos aspirar a resultado alguno, ni en lo organizativo ni en lo deportivo.

 

One comment

  1. Bueno, dejemos de llover sobre mojado, Demis Valdes tiene derecho a estar en la nomina de Matanzas, lo que no tiene derecho a jugar, es verdad que la sansion fue debil, no tan debil como la de correa cuando le cayo detras a Sosa, ni la de de Yoanis Delgado que golpeo con un bate a un industrialista en el piso, ni la nunca aplicada a Frank Camilo ni a Tabares que se resistieron a la policia, e incluso Frank Camilo golpio, ahora es que ven las manchas del sol?, eso se debio haber reglamentado hace años, pero no, ahora es cuando todo el mundo protesta por algo justo y razonable que hizo el equipo de matanzas para poder subirlo, si lo necesita cuando cumpla la sancion, pero no, lo que todo el mundo hace es criticar a Victor Mesa, uno de los pocos que vive y disfruta el beisbol, como lo quisiera de mananager de los Gallos!!!!!Todos lo critica pq juega con el mismo numero que su hijo, el 32, pero ya nadie recuerda que eso lo invento industriales con linares de entrenador y rudy reyes y el # 10…….por favor, dejen la histeria con algo q no lo merece…ademas..quien es demis valdes?

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.