Periódico de Sancti Spíritus

Final feliz

Dicen que en Hollywood es donde único los filmes tienen finales felices; parece que no. Por lo menos La película de Tomás David —título de la sección que se publicaba en esta misma columna la semana pasada— también tuvo, a juzgar por lo que se lee en la respuesta de Copextel, uno de los happy ending hollywoodenses.

Cuando la División Territorial de Copextel en Sancti Spíritus tocó a la puerta del anciano fomentense para dar solución a las penurias que había sufrido para arreglar su televisor, ya el flyback —la pieza causante de tantas averías— había aparecido. Mas, según la respuesta enviada a este órgano de prensa, Copextel no esquiva responsabilidades.

“Aunque afortunadamente —escribe Jeanet Pérez Rodríguez, especialista general de la División Territorial Copextel Sancti Spíritus— al momento de nuestra visita el pasado lunes 6 de octubre ya el compañero Tomás David Rodríguez Contreras, vecino de Ramón Ponciano No. 32 A, Fomento, había recibido nuestros servicios (30 de septiembre) y su equipo de televisión Atec-Haier se encontraba de alta —se sustituyó flyback, salida horizontal y diodo, según consta en orden número 10708—, reconocemos que existió lentitud injustificada en el traslado de dichos dispositivos hacia el municipio de residencia del cliente.

“El asunto fue analizado tanto con el colectivo de trabajo responsabilizado como con el propio afectado, cuya carta constituyó una alerta sobre la necesidad de revisar constantemente nuestras dinámicas de servicios y adecuar los procedimientos a las necesidades y la demanda de los clientes con vistas a evitar que situaciones como estas se repitan.

“A pesar de haber afrontado carencias de algunos componentes y piezas, Copextel se mantiene prestando servicios de postventa en moneda nacional para televisores Atec-Haier y Panda, en todos los municipios de la provincia, lo cual nos obliga también a actuar con mayor celeridad”, concluye la misiva.

Válidos entonces los argumentos de ahora y la alerta lanzada antes para que películas como las de Tomás David no tengan segundas partes.

GRATITUD

Luego de ser intervenido quirúrgicamente debido a un tumor en su pierna izquierda —de acuerdo con lo que relata en su carta—, Mario Granados Reyna no puede hacer menos que agradecer.

Por eso escribe desde Iguará, en el norteño municipio de Yaguajay, para gratificar a quienes le devolvieron la salud. “Honrar honra —apunta el lector— y ese es el motivo que nos trae hasta las puertas de este periódico para agradecer de todo corazón la labor de la Medicina cubana y en especial al doctor Osmel López González de la especialidad de Ortopedia, en el hospital Joaquín Paneca, en Yaguajay.

“Desde Iguará el reconocimiento para él y el equipo que realizó el trabajo; la recuperación se desarrolla satisfactoriamente. Reconocemos en él a todos los que actúan sujetos a sus principios éticos y morales”.

Dirija su correspondencia a: Periódico Escambray.
Sección “Cartas de los lectores”.
Adolfo del Castillo No. 10 e/. Tello Sánchez y Ave. de los Mártires. S. Spíritus
Correo electrónico: correspondencia@escambray.cip.cu



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.