Gallos: ¿fin de una generación?

Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda y Eriel Sánchez, mejor trío de la pelota espirituana en la última década.Con bajas sensibles para la SNB y figuras que emergen, la pelota espirituana se enfrenta a una renovación sin precedentes.

 

 

Muchos espirituanos andan preocupados desde que los Gallos alcanzaran el último lugar en la pasada Serie Nacional de Béisbol. No cede la inquietud con la preselección para la versión 54  a iniciarse en septiembre.

Como una metáfora interpretó Escambray el adiós de Yulieski Gourriel a los aficionados del “Huelga” la terrible noche de la campaña 52, cuando Matanzas anotó 10 veces en un inning y volteó el play off, como símbolo del fin de la llamada generación perdida.

Así comenzó el desmembramiento del mejor trío de la pelota espirituana en la última década: Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda y Eriel Sánchez. Mas, vayamos por partes. Después del título de 1979, Sancti Spíritus esperó 22 años para volver al podio con su medalla de plata en la Serie 41. Era el primer destello de la nueva generación y el inicio del sueño, pero….

1979: LA AÑORANZA

La del 79 fue la prole de los Antonio Muñoz, Lourdes Gourriel, Miguel Rojas, Owen Blandino, Osvaldo Oliva, Rigoberto Rodríguez, Roberto Ramos, Tony Simó…, hombres que llegaban con la sangre inoculada de los emblemáticos azucareros. Eran otros tiempos y otros formatos, pero el suceso está ahí: es el único oro que brilla en las vitrinas espirituanas. Luego, los Gallos se ubicaron en los puestos quinto y séptimo de las siguientes campañas.

De la mano de un sinfín de directores: Waldo Velo, Abelardo Triana, Tomás Ulloa… y de un desfile de peloteros, comenzó la debacle.  De la Serie 21 con el lugar 14 (eran 18 equipos) hasta la 40 con el 12 (desde la campaña 32 regían 16 conjuntos) los Gallos ocuparon posiciones sotaneras.

Las excepciones fueron las ediciones 33 (sexto), la 23 (noveno) y la 25 (décimo). En el resto se ubicaron del duodécimo (cuatro ocasiones) hacia abajo y en la 36 tocaron fondo en el sótano.

Por razones de la biología, el rendimiento o las malas estrategias, en ese intermedio Sancti Spíritus fue perdiendo bateadores y escasearon los lanzadores. La despedida forzosa de José Raúl Delgado, Miguel Rojas y Ruperto Zamora marcó un giro generacional.

2001: YULIESKI, ERIEL, CEPEDA

Fue Juan de Dios Peña —dirigió hasta 1999— quien comenzó a esculpir la actual generación, con la combinación de hombres que pujaban desde antes como Eriel Sánchez, Yovani Aragón, Liván Monteagudo, Omar Arrozarena  y otros que surgían como Frederich Cepeda, Ángel Peña, Yunier Mendoza.

Con Lourdes Gourriel al mando, los Gallos dieron la gran sorpresa al saltar del duodécimo puesto al segundo en un año en que debutaban dos piezas claves: Yulieski Gourriel e Ifreidi Coss. “Vamos a formar un lío”, diría Lourdes y se armó. Fue aquel play off contra Holguín el camino más expedito hacia ese sueño que se escabulló por una década. Tras derrotar en semifinales a un portento como Pinar del Río parecía que el Yayabo volvería a desbordarse, sobre todo por contar con un trío de lujo en el box como Aragón, Maels y Coss, por enfrentar al equipo más asequible que podía y porque no tenía entonces la presión que arrastró desde entonces.

La historia ha dicho que aquella  dramática derrota en el último desafío, el último out, fue el símbolo del fantasma que nos persiguió por once años en play off  e imprimió el sello de esta generación GCS, marcada por el liderazgo de Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda y Eriel Sánchez, aun cuando resulta innegable que la misma zaga, pese a no lograr el cetro, mantuvo a Sancti Spíritus en la vanguardia del béisbol nacional y nos guió a alcanzar además dos medallas de bronce (Serie 44 y 45) y dos cuartos lugares.

Eso indica estabilidad si tenemos en cuenta la supremacía de los cuatro grandes, pues con la excepción de Ciego de Ávila y La Habana, el resto de los títulos en la última década han pasado de mano en mano entre Industriales, Pinar del Río, Santiago de Cuba y Villa Clara.

En  ese lapso nuevas figuras emergieron como Ismel Jiménez, Yenier Bello, pero fueron las menos. El mayor por ciento de aquel equipo que enfrentó a Holguín fue desgranándose en el tiempo. Unos pasaron al retiro: Luis Enrique Gourriel, Omar Arrozarena, Yovani Aragón, Ixis Valle, Reinier Yero. Otros se perdieron: Osdelvis Bernal, Ramón Licor, Yohany Delgado. Otros partieron al exterior.

Algunos posibles relevos —y hablo de los que lograron hacer equipos Cuba en alguna categoría— no cuajaron: Bello y el lanzador Omar Luis abandonaron el país; Yasier Santoya emigró a Matanzas; una lesión fatídica impuso un retiro temprano a Ifreidi y a Liuber Morales, por citar dos ejemplos. La estocada más reciente se dio con la partida de los tres Gourriel hacia Industriales. Otro giro generacional se puso en marcha.

Sancti Spíritus comenzó a ceder en poderío ofensivo, en garantía defensiva, en box eficiente, pues no todos los ingresos han sido buenos reemplazos. Así lo demuestran los números. De varios años promediando sobre los 300, entre los primeros cuatro conjuntos en pitcheo e incluso de líderes defensivos, en las últimas campañas hemos cedido. La Serie 53 fue un reflejo del retroceso: 253 de bateo, 4.20 PCL de pitcheo y 964 de fildeo. ¿Malas políticas de captación y formación de talentos?, ¿rígidas alineaciones donde los nuevos no siempre han tenido opción?, ¿cambios constantes en la dirección del equipo?

Lo cierto es que sin advertirlo los Gallos se transforman. De los miembros de la actual preselección, seis (incluido Cepeda) militaron en aquel conjunto plateado: Eriel, Peña, Mendoza, Monteagudo y Noelvis. Aunque aún rinden, ya pasan los 30 años y todos arrastran la huella de lesiones.

En la próxima campaña Cepeda no alineará, pues su contrato en Japón cierra en noviembre. Quizás Eriel asista a los Juegos Centroamericanos de cumplirse la intención de Víctor Mesa y eso le impida estar todo el tiempo con los Gallos.

¿Esperaremos más de dos décadas, como ocurrió tras el triunfo de 1979, para volver a saborear una medalla? Probablemente. De momento preocupa que ningún espirituano fuera llamado a las más recientes preselecciones nacionales, ni siquiera Ismel Jiménez, con un buen papel en la campaña 53.

¿DÓNDE ESTÁ EL RELEVO?

Las respuestas están en la nueva generación que nace en Sancti Spíritus. La inyección más cercana está en los peloteros de la sub 23 que pugna por salir del sótano en su Campeonato Nacional, con muchos atletas que han estado ya en los Gallos. Son los Ángel Luis García, Yunior Ibarra, Aldo Conrado, Carlos M. Sierra, Yosbel González, Zefer Ríos… El relevo viene además de la mano de los Sub-18 y Sub-15 que este año quedaron fuera de las finales de sus torneos luego de lograrlo sucesivamente en otras oportunidades.

¿Quiénes pondrán nombre a esta generación? Habrá que esperar.

28 comentarios

  1. http://www.diariodecuba.com/deportes/1408729376_10084.html
    rusney castillo firma con los medias rojas del boston.

  2. Elsita Ramos, aprieta a los directivos del INDER ahí que tu sabes como hacerlo, tu dominas perfectamente donde están las debilidades, ahí tu fortaleza, por eso se te respeta tanto en ese sector, dile como tienen que actuar para que esa provincia tan buena, tenga un dia otro equipo que merezca respeto y gane la SNB, tu eres de las mias, te felicito.

  3. La verdad!!! Santi Spiritus en estos momentos están mas que embarcados, primero la partida de los Gurrieles afectó sicologicamente a este equipo de una manera destructiva e increible, aun teniedo a estrellas como Eriel Sanches y Cepeda, y mas ha sabienda que ni Yunieski ni lourdes eran regulares fijos en la alineación o sea que la falta del Yuli desmanteló a ese equipo, creo que la no inclusion de Ismel jimenez a una preseleccion y no quiero ser pesimista es señal de que no lo veremos mas en nuetras SNB, ya Angel Peña tiene una edad para el retiro al igual que el otro pitcher regular este que parece un viejo de 60 año, ahora no me recurdo de su nombre…o sea ya es hora de formar nuevas generaciones y buscar nuevos talentos, señores no nos podemos enamorar de peloteros que estan en el equipo por una cuestion de que se formaron en nuestras escuelas de Deportes, si son malos no juegan, busquen peloteros buenos por naturaleza aunque nunca hayan pisado una EIDE para formarse, peloteros que no le tengan miedo a una recta de 90 millas, que se tiren de cabeza para que una pelota no pase de hit, esos peloteros busquenlos que los hay solo que no les dan la oportunidad….Piensen en lo que les dije!!!!

  4. Dejen la historia ya conocida, entiendo que no se debe olvidar nada de ella, pero ahora que va a pasar con estos gallitos casi sin espuelas, saldrá SS del sotano, la dirección principal del INDER que esta haciendo para dar un alegron a esa provincia noble, trabajadora, sencilla de gente humilde y que siente pasión por el beisbol, hagan un programa de participación popular y que el pueblo opine por que SS no logra los resultados que se esperan, hay muchos poquitos que junto suman a no alcanzar el titulo.

  5. Es cierto que Maels tiene un lugar destacado e inolvidable en la pelota espirituana y cubana, su pueblo lo adoró y lo admiró como a pocos; pero no debemos olvidar el abandono que hizo de ese cariño. No es asunto de rencores, es que el mérito más grande de los que lo entregan todo es estar con su aficción hasta el último esfuerzo y eso es válido en todos los contextos de cualquier deporte, país y sistema político. No traicionar jamás el valor que el pueblo les otorga con respeto y dignidad .Sobran ejemplos en el deporte espirituano de otros que siguieron humildemente siendo fieles a su pueblo y guardan en su memoria el cariño y agradecimiento eterno. Esos son los que marcan la diferencia, los que lo dan todo hasta el final. Los Gallos volverán a dar batalla en las vallas de nuestros estadios nacionales.

    • ya me sorprendia que en tantos comentarios no se tocara ese tema ( Yero está obsoleto tu comentario), y además (la lista es larga)

      • Raul ese es un tema dlicado, que existen diversas opiniones, Yero vivimos en un mundo donde desgraciadamente si no te ayudas tu mismo nadie lo hara por tí, debe ser duro darlo todo por tu aficion pero sentirte a la vez molesto con el deporte que tanto amas, muchos de nuetras glorias que estan en la MLB se fueron con su patria en la mente pero disgustados con todas la injusticias que vive el baseball en nuestros días, ya es tiempo que al deportista de alta calidad se le trate como tal y no menos que eso……muchos de esos peloteros juegan pensando en que habrá de comida para sus hijos al día siguinete…Piensa en lo que te dije!!!! me voy que me deja la guagua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *