Guerra al bajo voltaje en Sancti Spíritus

El cambio de calibre primario y secundario estuvo entre los trabajos ejecutados en el 2013.En Sancti Spíritus fueron rehabilitadas en los últimos años más de 1 600 zonas con deficiente servicio eléctrico.

Un total de 1 647 zonas de bajo voltaje han sido rehabilitadas en la provincia espirituana desde que se iniciaron los trabajos de la llamada Revolución Energética, a mediados de la década pasada, hasta la fecha, resultado que convierte al territorio en uno de los más eficientes del país en esta materia y que, obviamente, ha significado mejoras sustanciales en la calidad de vida de decenas de miles de habitantes de todos los municipios.

Según confirmó a Escambray el ingeniero Boris Meneses Acosta, director técnico de la Empresa Eléctrica Provincial, solo en el pasado 2013 fueron eliminadas 155 de estas zonas, la mayor parte de ellas en Yaguajay, Cabaiguán y Sancti Spíritus, precisamente donde todavía se localizan las mayores deudas de la provincia en este frente.

Banao, Las Minas, Vanguardia Socialista, Kilo 12, Las Yayas y Cafetal, en Sancti Spíritus; El Río y Turquino II, en Yaguajay, y Jíquima de Peláez, en Cabaiguán, figuran entre los barrios favorecidos con diferentes labores de rehabilitación eléctrica, la mayoría de ellas demandadas en sucesivos procesos de rendición de cuenta del delegado a sus electores.

Además de cambios de calibre primario y secundario en más de 200 kilómetros de líneas, sustitución de postes y mantenimiento de 1 580 transformadores, los trabajos ejecutados en el 2013 implicaron conversión de voltaje, divisiones de circuitos y reemplazo de acometidas en mal estado, entre otras acciones a favor de las redes eléctricas.

Como un resultado sin precedentes para la provincia espirituana considera Meneses Acosta la puesta en servicio en los últimos tiempos de cinco nuevas subestaciones eléctricas de 110 kV en el territorio espirituano, dos de las cuales se ubican en la periferia de la cabecera provincial y las tres restantes en Yaguajay, Trinidad y Cabaiguán.

La propia fuente recordó que como parte de los trabajos dirigidos al mejoramiento del servicio eléctrico en la provincia, en estos momentos se encuentra en fase de pruebas una moderna subestación de 220 kV en la zona de Tuinucú, obra valorada en más de 20 millones de pesos, que según proyecto permitirá reducir las pérdidas de energía por concepto de transferencia de potencia, aportará mayor fiabilidad al sistema en esta parte del país y flexibilizará los mantenimientos a las líneas de 110 kV.

Telecomandada y entre las más modernas de su tipo en Cuba, la nueva subestación de 220 kV es de procedencia china y según el criterio de los expertos a cargo de la inversión podría funcionar a plenitud a partir de los próximos meses.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.