Hogar de Ancianos Municipal: Entre el humanismo y la rehabilitación constructiva

La rehabilitación integral del inmueble concluirá en diciembre.Esta institución de la Salud Pública recibe los beneficios de una restauración capital, impulsada por la celebración del medio milenio de la fundación de Sancti Spíritus.

Un edificio monumental de la ciudad espirituana, destinado desde su fundación a asilo de ancianos, recibe a la luz de sus casi 100 años de existencia la más importante restauración de toda su historia, cuya primera etapa finalizó este viernes, en la antesala del medio milenio de la fundación de Sancti Spíritus a celebrarse el próximo 4 de junio.

Empezado a erigir en 1916, el hoy Hogar de Ancianos Municipal San José, de Sancti Spíritus, es beneficiado con acciones constructivas que se extenderán hasta diciembre de 2014, valoradas en 1 200 000 pesos y cerca de 80 000 en Moneda Libremente Convertible (CUC) en equipamiento, otros recursos, montaje y mano de obra de construcción.

De acuerdo con el doctor Pedro Enrique Rodríguez González, director de Salud en el municipio de Sancti Spíritus, el rescate de este tipo de centro obedece al programa de atención que brinda la máxima dirección del país a las personas de la llamada tercera edad.

Dos son los objetivos esenciales de esta rehabilitación general, concebida en tres fases: el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas allí atendidas y la preservación de los valores patrimoniales del inmueble, considerado de valor I.

Las labores, a cargo de trabajadores por cuenta propia y de una empresa de la construcción del Poder Popular, abarcaron, entre otras secciones del inmueble, la intervención en las salas de mujeres y de hombres, la fachada, el vestíbulo, pasillos interiores de la parte central, la cocina central y el área recreativa, donde, en sentido general, se realizaron acciones de resane de paredes, cambio de la carpintería, revitalización de las redes sanitarias y la pintura.

No menos importante resultó la renovación de las áreas verdes a partir de la siembra de nuevas plantas, con la contribución del Jardín Botánico de Sancti Spíritus.

Además de la reparación de todo el mobiliario clínico, acotó el doctor Pedro Enrique Rodríguez, se recibieron ventiladores, neveras, refrigeradores y medios para la cocina.

A ello se unen la recuperación y la pintura de las camas existentes en el centro, que acoge a 101 ancianos en la actualidad, de una capacidad ascendente a 150, prevista a recuperar como parte de la rehabilitación capital del edificio.

Belkis Armas Pérez, directora de la institución, explicó que con esta reconstrucción total se recobrará el valor de uso de varios espacios que presentaban un grado de deterioro alto, y se facilitarán las condiciones para que el servicio asistencial sea integral.

Un equipo multidisciplinario conformado por médicos, enfermeras, sicólogos, trabajadores sociales y auxiliares se ocupa de la salud de los ancianos que de forma permanente y ambulatoria son atendidos en la instalación, que cuenta, esencialmente, con servicios de rehabilitación, fisioterapia, medicina natural y tradicional, podología y de terapia ocupacional.

VALORES PATRIMONIALES A BUEN RESGUARDO

Dado el carácter valioso de la edificación, de estilo ecléctico y concluida en 1923, se rescatan los valores patrimoniales del inmueble mediante un programa concebido en tres etapas; la última de las cuales finalizará el 3 de diciembre, Día de la Medicina.

Según Anait Gómez Hernández, directora del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, el edificio requiere de máxima protección, y en este sentido se trabaja para preservar la carpintería; incluso, aunque los pretiles se perdieron, se prevé recuperarlos.

Se labora, también, en la nave central, en todo el entorno que incluye pavimento, piso y las dos estatuas del patio. El rescate abarca todos los espacios físicos de este antiguo edificio, uno de los más esplendorosos que en su momento tuvo Sancti Spíritus en la etapa republicana.

Antes de la construcción del Asilo de Ancianos San José, en el extremo norte de la ciudad cabecera, no se conoce de la existencia en la villa de un lugar donde se atendieran a los ancianos desamparados.

Abril de 1916 se registra como la fecha de llegada a Sancti Spíritus de las Hermanas de la Caridad Sor Isabel y Sor Ramona del Corazón de Jesús, quienes solicitan colaboración para abrir un centro de este tipo. La señora Concepción lznaga García y otros personas adineradas de la época pusieron a disposición de la obra los recursos financieros necesarios para su ejecución. Documentos de la época consignan que sin terminar el edificio, las Hermanas y los ancianos se instalaron en él el 5 de enero de 1920.

Desde entonces, sin mayores cambios estructurales, la sólida y amplia construcción preserva el fin social para la cual fue creada, y en ella radica uno de los servicios más humanitarios del sistema de salud cubano.

One comment

  1. Dios santo que lindo quedo eso pasaba a cada rato por ahi quedo muy bello contrubayamos a preservar lo hecho me quedo sin palabras espero ver pronto los cambios palpàbles en mi bella ciudad de sancti spiritus Dios bendiga a mi ciudad adoptiva pues soy de trinidad y bendiga mi pais

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.