Hotel Nacional de Cuba abre sus puertas a Trinidad

Con un lenguaje poético y provocador, Raúl Abreú ofrece un recorrido por la realidad actual de la villa trinitaria.El Hotel Nacional de Cuba recibe Cerca del mar y del monte, una exposición del fotógrafo Raúl Abreu Acuña dedicada a Trinidad, tercera villa fundada hace 500 años por el español Diego Velázquez.
Con más de 40 exposiciones personales, el artista cubano trató de captar en sus instantáneas el aire colonial que conserva esa ciudad, situada en el sur de la provincia de Sancti Spíritus.
La muestra permanecerá  abierta hasta el siete de septiembre en el Salón Vedado de la octogenaria instalación, y forma parte de las acciones del Ministerio de Turismo para homenajear los 500 años de las villas patrimoniales de Cuba.
De acuerdo con autoridades del sector, esta campaña fue diseñada con el objetivo de incrementar la promoción turística de esos destinos, y realizar acciones conjuntas con los gobiernos territorialesn en aras de fomentar en la Isla y el extranjero los valores de las ciudades legendarias.
Tras el paso de la exposición por la Galería Tristá, en Trinidad, la prensa local reflejó que esta permite conocer de cerca esa seductora ciudad, y disfrutar de la belleza de sus paisajes y calles empedradas.
Al tiempo, el artista, con un lenguaje poético y provocador, ofrece un recorrido por la realidad actual de la villa defensora de su historia, leyendas y tradiciones.
Trinidad está considerada como una de las ciudades coloniales mejor conservadas no solo de Cuba sino también de América, razón por la cual fue declarada en 1988 Patrimonio Cultural de Humanidad, por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
Su encanto se completa por la posición geográfica, ubicada a 20 kilómetros del Paisaje natural protegido Topes de Collantes, y próxima a las playas Ancón y La Boca, para muchos las mejores de la costa sur cubana; elementos que la convierten en un destino sumamente atractivo en la nación antillana.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.