Agabama: puente que nace torcido…

Todavía no hay paso por el puente, lo que obstaculiza las actividades del verano en esa zona de baño.Proyectistas encargados de la obra revelan violaciones constructivas que pueden dar al traste con la calidad.

Aunque después de casi dos años de espera el puente de acceso a la comunidad de Agabama, en el municipio de Fomento, es casi un hecho, labores de última hora en los viales de entrada y salida han retardado la utilización de una senda imprescindible para los pobladores del lugar.

El colapso del viaducto durante las lluvias de mayo y junio en el 2012 dejó prácticamente incomunicadas a 2 500 personas de ese asentamiento fomentense, obligadas a transitar por el puente peatonal o a dar la vuelta por la carretera que va desde Fomento a Güinía de Miranda a través de unos 8 kilómetros de caminos rurales.

Todo parece indicar que la historia se repetirá en el puente, pues, según estudios realizados por los ingenieros Rubén Hernández Pérez y Pedro Julio Polanco, proyectistas de la obra, la anterior solución de un estiaje que parara en seco las crecidas del río Agabama (data de la década del 50) en su momento fue novedosa, pero arrastraba limitaciones que lo llevaron a desaparecer con una crecida.Rubén Hernández Pérez y Pedro Julio Polanco, proyectistas de la obra.

 HISTORIA NO DESCRITA

“El lecho del río está compuesto por una roca granítica que no es firme y, en consecuencia, disponía de muy poco anclaje a la roca y como se trataba de un paso de poca importancia en esa época, ni siquiera se le hicieron estudios de suelo y fue construido con un pequeño anclaje de 30 centímetros”, explica Rubén, especialista de la Empresa de Proyectos e Ingeniería de la Agricultura, mientras muestra sobre el papel cómo, tras analizar esas fallas de hace 60 años, diseñaron un proyecto que pudiera resistir embates de hasta 8 metros por encima del pasadero.

“En esta provincia no hay antecedentes de que alguien haya proyectado un puente, por eso hicimos un equipo para diseñarlo. Desde  el punto de vista de proyecto resolvimos el anclaje barrenando las rocas con cabillas, y ahí vinieron los primeros tropiezos y las dilataciones porque el Micons no encontraba la carretilla barrenadora”, aclara.

“Nosotros nunca fuimos consultados para verificar los trabajos de anclajes del puente, de ahí que no garantizamos la calidad en la ejecución porque no hay documentación técnica que lo avale. Los trabajos que están ocultos no podemos decir que están mal porque no los vimos, pero no tengo evidencias de qué y cómo se hicieron. Además, no existe una historia de la obra y no aparecen actas de labores como la inyección de la pasta de cemento en los anclajes de cimiento de cada una de las pilas, según las orientaciones del proyecto en su memoria descriptiva, ni de la calidad de la bomba de inyección, ni de la dosificación utilizada y tampoco evidencia escrita de que se tomaron ensayos o resultados de laboratorio”, añade Rubén.

La experiencia de años en diferentes empresas y 24 meses en Vietnam le han agudizado a este especialista el sentido de lo exacto y justo a la hora de cumplir con lo pactado, de ahí las inconformidades con una obra que, al decir de ellos, arrastra violaciones técnicas.

“Toda inversión se realiza a partir de un proyecto que después de firmado por las partes se convierte en ley y como tal es inviolable, solo pueden modificarlo los proyectistas, lo que no quiere decir que no nos equivoquemos, pero tenemos mecanismos de control para solucionar esos errores”.

Esas son fallas en la documentación y la calidad; pero, en cuestiones puramente constructivas, ¿qué se hizo mal?

“Primero se violó el replanteo y atención a las pilas o apoyos del puente. En la provincia no existía el diámetro de cabilla que pedía el proyecto, esta vez sí se nos consultó y autorizamos reducir el diámetro, de 25 milímetros a 20 milímetros, pero había que aumentar entonces la cantidad de acero, siete barras más. Se orientó el cambio y no lo respetaron. Es esa la violación más grande y está plasmada en el libro de obra”, abunda Hernández Pérez.

Sin rodeos alude a la gravedad de lo que significa colocar menos cantidad de acero que la necesaria: “Si bien no hará colapsar el viaducto, el error disminuye la capacidad portante del puente, abrevia su vida útil y lacera también su resistencia”.

Las inconformidades de Polanco, proyectista ayudante, aparecieron después de solicitar un control de autor a la obra. “No se ejecutaron las barbacanas, que son los drenajes para que el agua siga su curso cuando pasa por arriba y tampoco se realizaron todos los pases para aliviadero de presión en el tablero del puente, previstos en el diseño estructural. Son violaciones que ponen en riesgo la obra e introducen cargas no consideradas en el diseño inicial”.

¿Con esos truenos, durará otros 60 años el nuevo viaducto? Decía Manolo, el desaparecido Puentero Mayor, que, si se hacen bien, los puentes no se caen, “porque cuando usted se amarra a la roca es difícil que se vaya”.

 OPINIONES INCOMPLETAS

Aunque en busca de esclarecer detalles acerca del pasadero fomentense Escambray no pudo acceder a los directivos de la UEB Movimiento de Tierra, entidad ejecutora, perteneciente a la Empresa de Construcción y Montaje de Sancti Spíritus, el director adjunto de esta última, Vladimir Otero González, aseguró que la obra está en proceso de terminación y de fundición de una losa hasta el balneario de Agabama, incluidos canales para el drenaje del agua.

A juicio de Leidys Pentón Guevara, al frente de la entidad inversionista  —Comunales— en Fomento, todavía no hay paso por el puente, lo que demorará el inicio del verano en esa zona de baño. “El costo de la inversión debe variar, ya que han existido cambios no previstos en el proyecto inicial para dar una terminación con calidad, lo que se decidió entre el inversionista y el ejecutor”, precisó, además, la directiva.

La Resolución No. 91/2006 emitida por el Ministerio de Economía y Planificación —por cierto, muy llevada, traída e incumplida— es clara al establecer las reglas del proceso inversionista: el proyectista es el único que puede elaborar las soluciones y técnicas constructivas a establecer en los proyectos, teniendo en cuenta las condiciones de los posibles constructores y suministradores.

“¿Qué puede pasar con el puente? Los proyectos se hacen con un coeficiente de seguridad para enmendar cosas extremas, pero este ya nació con una malformación congénita y no sabemos en qué etapa van a llegar las consecuencias y si podrá llegar a viejo”, comenta escéptico Rubén, en espera de que se ponga punto final a la vía.

Pero Escambray no pone punto final, en próximas ediciones volverá sobre el tema para arrojar más luz sobre un asunto de trascendencia económica y social que obviamente no solo compete a los proyectistas.

6 comentarios

  1. Para los interesados en esta web hay algunas fotos de los momentos de construccion del citado puente… esta en la seccion de noticias….

    http://www.fomentografia.com

    saludos

  2. Nestor EStevez Milanes

    No se si reir o Llorar, Saben que esta obra esta en tales condiciones y no van a dar una solucion ahora?? Hay que esperar a que el puente se lo lleve la furia de una crecida para volverlo a construir??? Habra respuesta a mis interrogantes??? Cunatos anos tienen que esperar los pobladores de Agabama para volver a tener contacto seguro con el resto del territorio fomentense???

  3. Las culpas parece una pelota de pin pong y a los usuarios del puente estoy convencido, lo que les importa es que funcione y que dure.

  4. alabama , playa victoria son algunos de los titulares mal redactados de hoy , por favor un poquito mas de terminacion, de ese mismo que ustedes les exigen a la gente en sus articulos criticos

    • ATENEA/MINERVA

      Mi querido Noel , no se si es que no eres espirituano y por eso tus errores..El puente es sobre el RIO AGABAMA y no ALABAMA …..Estamos en SSp Cuba no en ALABAMA EUA…..Y la Playa es VITORIA asi se escribe , no VICTORIA..Por lo tanto los periodistas y editores no son los equivocados sino TU…Te sugiero que antes de criticar algo primero investigues para no hacer el ridiculo..

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.