La candonga no se va a bolina

Cerca de 110 000 pesos desembolsó la Empresa Municipal de Comercio para rehabilitar la nueva instalación.Más de un desencuentro ha generado la reubicación del área comercial, atendida por trabajadores por cuenta propia en la villa del Yayabo.

Cierto retraso le asiste al Diccionario de la Real Academia Española; una ojeada al significado de “candonga” indica que se trata de una persona zalamera; pero se refiere, además, a chasco, burla e, incluso, a mula de tiro… Muy lejos están dichas acepciones de la versión cubana de ese término, importado de Angola, aseguran fuentes oficiosas.

Más de allá de incorporaciones al idioma, una verdad se torna evidente: cuando usted no encuentra algo en las tiendas recaudadoras de divisa o en las que expenden en la llamada moneda nacional, de seguro va a parar a la candonga, donde lo mismo puede adquirir un quemador de fogón que un calzado, copia del último grito de la moda.

Pero vayamos al grano, porque el horno no está para circunloquios. Mientras el revuelo acerca del futuro del parque Serafín Sánchez hacía titulares debido a los hallazgos aparecidos debajo de la mole de hormigón, otra expectativa se cebaba: ¿qué destino le depararía a la candonga aledaña al bulevar espirituano, situada en la calle Honorato del Castillo?

Aunque la noticia recibida el 19 de marzo pasado no sorprendió a los trabajadores por cuenta propia que laboraban allí, sí les cayó como un jarro de agua fría: se mudarían para un lugar habilitado en la calle Manolo Solano, donde antes radicaba una cuartería, eliminada gracias a un programa de erradicación de estas “ciudadelas”.

“Siempre entendimos la necesidad de retirarnos de la calle Honorato para que la ciudad tenga un entorno más favorable; pero nos preocupó que se desmembrara el grupo y que no se buscara otro espacio para ubicarnos”, manifiesta Sebastián Conde Pérez, secretario general de la sección sindical a la cual están afiliados esos trabajadores por cuenta propia.

Sin obviar más de una reunión y más de un desencuentro de opiniones entre cuentapropistas y el Gobierno municipal, la candonga de la cuarta villa quedó dividida en dos: 24 trabajadores, con su personal contratado, fueron ubicados en la otrora cuartería, localizada entre Quintín Bandera y Plácido, y los restantes 24, en un área deportiva cercana a la Plaza de Jesús, donde radicaba la dirección del Combinado Eduardo García Lavandero, la Cátedra de Recreación de este y un espacio para el entrenamiento de boxeo. Estos últimos se trasladarán hacia el llamado cuartel viejo, cuando se creen allí las condiciones necesarias para su funcionamiento, lo cual lleva una inversión, de acuerdo con la Dirección Municipal de Deportes.

Grabadora en mano, Escambray dialogó en pleno bulevar con varios paisanos acerca de esta decisión: la votación también quedó dividida. En una esquina se encuentran quienes están en contra; el argumento: “Mi’jo, ahora tendremos que caminar más; eso queda en el fin del mundo”. Del otro lado del cuadrilátero permanecen los que aprueban la mudanza; la razón: “eso era una apretazón por tantos timbiriches que había”.

La determinación de reubicar el área comercial no resultó hija de un desvarío, en opinión de Yoel Gallardo Silva, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, quien alega que tal decisión obedece a un programa de reordenamiento del Centro Histórico Urbano, sometido a un proceso de mejoramiento constructivo y de imagen.

“El cambio de la candonga era una asignatura pendiente; nunca debió estar allí por la características de ese trabajo, el nivel de saturación que crea, incluso, de desorden, de indisciplina que genera. No puede perderse de vista, tampoco, que está a escasos metros de un lugar de descanso, el complejo turístico Rijo-Plaza”, añade Gallardo Silva.

En el local de la calle Manolo Solano, en medio del ir y venir de hombres, de sacos de cemento, de bloques y de paredes de los futuros puntos de venta, Escambray tomó notas de las inquietudes venidas de la dirección de la sección sindical —asociada al Sindicato Nacional de Trabajadores de Industrias— que encabeza, también, Lázaro Hernández Betancourt.

La comunicación del cambio de lugar del área de ventas a escasas semanas del aniversario 500 de la villa, la lejanía del centro comercial de la ciudad, la exclusión de los trabajadores contratados de este proceso y la falta de consulta a los cuentapropistas integran la lista de inconformidades.

A juicio de Yoel Gallardo, la mudanza no se había consumado con anterioridad porque no existía un sitio con ciertas condiciones para ofrecer este servicio. Cerca de 110 000 pesos desembolsó la Empresa Municipal de Comercio para rehabilitar la nueva instalación de la calle Manolo Solano —dispone de oficina y baño— ejecutada por fuerzas de esa entidad, con la contribución de trabajadores por cuenta propia del sector de la Construcción.

¿El Gobierno tiene la obligación de crearles las condiciones laborales a los cuentapropistas de la candonga?

“El Gobierno no está obligado a eso. En el decreto-ley no dice que el Gobierno tenga que crear un espacio público para el trabajo por cuenta propia; sí tiene el deber de atender su funcionamiento y su ordenamiento público, es decir, no permitir que se venda en cualquier lugar; tiene que haber una disciplina”, comenta el presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

“Aquí realmente había un compromiso con 28 puntos de venta, que estaban aprobados por el Consejo de Administración Municipal; pero había otro, digamos, menos formal, con el resto de los puntos. Se sacó la cuenta y en el área de la calle Manolo Solano —se encuentra a unos 100 metros del Parque Serafín Sánchez— cabían los 48 con determinadas limitaciones de espacio. Los que no cupieran debían ir para sus casas a ejercer sus funciones; el decreto-ley dice que pueden trabajar en sus viviendas o espacios arrendados. Afortunadamente, se buscó la variante de la Plaza de Jesús, donde hubo que sacrificar lo que había allí de Deportes”, agrega.

En otros momentos, cuando fueron consultados, los cuentapropistas propusieron sitios para el expendio como la tienda La Vizcaína, la Plaza del Mercado y el Atelier; estos últimos en el propio bulevar. El destino social de esos centros aconsejó desestimar dichas sugerencias.

Hasta por 10 años, los cuentapropistas podrán arrendar los nuevos espacios creados, que comenzarán a funcionar antes de que la villa cumpla sus 500 años el 4 de junio venidero. Ojalá la estadía sea larga porque si alguna verdad no debiera taparse con justificaciones son las más de 10 mudanzas de la candonga espirituana en 20 años de funcionamiento de esta.

4 comentarios

  1. Estoy de acuerdo con el comentario de Odalis.

  2. Debemos ver las soluciones con un criterio integral de la ciudad. Todos queremos tener las cosas lo mas cerca posible pero no se puede por variadas razones. Esa ubicacion puede resultar beneficiosa incluso para darle mas vida a esas zonas de la ciudad que hoy no la tienen, ademas de que eliminan la aglomeracion de personas en ese lugar donde hoy estan. Todo cambio es rechazado en un inicio pero al final veremos que si se ha hecho con un estudio bien planteado sera aceptado.
    propongo que en la zona del kilo 12 concentren a muchos vendedores de diferentes productos que estan en la calle en el taller del micons que esta en desuso frente a la panaderia con lo que se pudiera organizar tambien esa zona de la ciudad que aunque no es tan centrica si merece un poco mas de orden.

    • Estoy de acuerdo con Odalis, la zona del kilo 12 pide a gritos organizar a los vendedores de esa zona, me parece apropiado el taller del MICONS (está desocupado) frente a la panadería especial, es un área grande y puede ayudar a resolver muchos problemas, dentro de ellos los de la calle ranfla

  3. Creo que poniéndome en lugar del gobierno espirituano a ellos les corresponde establecer orden y precisamente ellos representan al pueblo . Como parte del pueblo hay que tener en cuenta su satisfacciòn y ella está dada por LA SOLUCIÒN INMEDIATA DE SUS PROBLEMAS Y QUE MUCHOS DE ESTOS NO ESTAN EN MANOS DEL ESTADO .Corresponde entonces al gobierno hacer encuestas para que aparezca la mejor propuesta porque en ambos lugares propuestos tampoco el cuenta propista puede vender por la poca afluencia de público, tiene que pagar UNA PATENTE y tampoco se hace paso al transeúnte …. REFLEXIONEMOS MEJOR LUGAR AL ALCANCE DE TODOS PORQUE EN EL QUE ESTABA YA SE HABÍA HECHO PARTE DEL PASO Y DE LA DISTRACCIÓN DEL PUEBLO…PROPONGO EL PROPIO PARQUESITO FRENTE A LA COLONIA Y SEGUIRÁ ESTANDO CENTRICA ….

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.