Latinoamérica fortalece unidad en busca de segunda emancipación

El Encuentro Latinoamericano Progresista  se pronunció por renovar la agenda programática hacia el futuro.Los partidos y movimientos progresistas de América Latina acordaron este martes en Ecuador fortalecer la unidad frente los intentos de restauración conservadora en la región, en aras de seguir avanzado hacia la segunda emancipación.

En la declaración final del Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP), las 35 agrupaciones políticas presentes procedentes de 20 países resolvieron apoyar la consolidación de políticas de cambio y renovar la agenda programática hacia el futuro.

Los participantes en el foro realizado lunes y martes en Quito concertaron radicalizar la democracia ejerciéndola en todas sus formas, ampliar los procesos de participación al interior de los partidos y movimientos, y promover espacios activos para la formación política de los jóvenes.

También pactaron construir una agenda propositiva de la izquierda para fortalecer la integración mediante mecanismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión de Naciones Suramericanas y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Asimismo, denunciaron la falta de judicialización de los responsables de golpes de Estado en muchas naciones de la región, y rechazaron la existencia de escuadrones de la muerte en algunos territorios.

Los dirigentes y militantes denunciaron la hegemonía mediática de las trasnacionales de la comunicación, y llamaron a buscar la democratización de esta actividad mediante la proporcionalidad entre los medios públicos, privados y comunitarios.

Rechazaron toda forma de agresión imperialista en cualquier parte del mundo, y reivindicaron el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Adicionalmente, acordaron consolidar e impulsar organismos financieros multilaterales en América Latina, con el fin de fortalecer la emancipación económica de la región.

Con respecto a temas específicos, los asistentes al ELAP rechazaron la injerencia permanente de la derecha internacional y nacional contra la Revolución Bolivariana de Venezuela para poner en riesgo la decisión soberana y democrática de su pueblo.

Al clausurar el encuentro izquierdista, se pactó convocar a realizar una segunda edición el año próximo con el fin de seguir debates sobre las experiencias progresistas y los retos.

Foro de izquierda denuncia bloqueo de EE.UU. contra Cuba

El Encuentro Latinoamericano Progresista que concluyó en Quito incluyó en su declaración final una denuncia al bloqueo unilateral impuesto por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de cinco décadas.

Tras calificar la medida de injusta y criminal, el texto exige además a Washington que cumpla y respete la voluntad de la comunidad internacional, que en 21 ocasiones consecutivas, recuerda, ha votado en Naciones Unidas por poner fin a esa medida imperial en contra de una nación y un pueblo soberanos.

La declaración final del evento que sesionó durante dos días en Ecuador fue leída este martes ante una multitud que se concentró en una plaza de Quito para apoyar al gobierno del presidente Rafael Correa, en ocasión de conmemorarse el cuarto aniversario de la intentona golpista del 30 de septiembre de 2010.

Los representantes de los 35 partidos y movimientos de izquierda de una veintena de países de la región también acordaron rechazar la injerencia y los intentos desestabilizadores promovidos por la derecha internacional contra Venezuela, y proclamaron la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas, afirma el texto leído por el expresidente hondureño Manuel Zelaya, Mónica Valente, secretaria del Foro de Sao Paulo, y otras personalidades que participaron en el Encuentro Latinoamericano Progresista, cuya segunda edición, se anunció, ya está pactada para el año próximo.

Tras alertar sobre el peligro que supone para los gobiernos de izquierda de la región la contraofensiva de la derecha, proceso que Correa define como la restauración conservadora, los firmantes de la declaración también patentizaron su apoyo decidido al proceso de paz que tiene lugar en Colombia.

Los participantes en el evento de dos días, que según se dijo sobrepasó todas expectativas por su poder de convocatoria y la profundidad de los debates, denunciaron además las prácticas depredadoras de los llamados fondos buitre contra Argentina.

Abogaron también por elaborar una estrategia conjunta para frenar las prácticas de biopiratería que vulneran los saberes de los pueblos ancestrales, y defendieron el cuidado de la naturaleza y los recursos sostenibles.

En ese sentido, también acordaron denunciar la contaminación provocada por la transnacional estadounidense Chevron en la Amazonía ecuatoriana, y rechazaron todo tipo de agresión militar, económica y política en cualquier parte del mundo.

La declaración final, que reclamó también la independencia de Puerto Rico, contó con el respaldo de las organizaciones juveniles del continente, quienes propusieron la creación de una escuela de formación política para los jóvenes del continente.

Rafael Correa clausura foro progresista latinoamericano

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, clausuró hoy en esta capital el Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) con un llamado a mantenerse firmes y unidos para defender los procesos transformadores en la región frente a la restauración conservadora.

En una concentración ciudadana en la plaza San Francisco, el mandatario celebró el hecho de que la realización del foro haya coincidido con el cuarto aniversario del intento de golpe de Estado ocurrido en esta nación el 30 de septiembre de 2010, como manera de no olvidar aquellos hechos.

Correa recordó cómo aquel día se intentó desestabilizar el país para provocar la caída del Gobierno y así frenar el proceso de cambios, ante lo cual el pueblo salió a las calles a defender la Revolución Ciudadana y finalmente triunfó la democracia.

Asimismo, rememoró la violencia desatada por los grupos golpistas con un saldo de cinco muertos, incluido el joven estudiante Juan Pablo Bolaños, y cientos de heridos.

Nunca olvidaremos a los caídos ni a las víctimas del 30-S, aseguró el presidente.

Por otro lado, el jefe de Estado resaltó la profundidad de los análisis que tuvieron lugar durante la sesiones del ELAP, foro que congregó en la Casa de la Cultura Ecuatoriana a representantes de 35 partidos y movimientos políticos de una veintena de países.

Enfatizó además en la importancia de citas de este tipo en las cuales se fortalece la unidad de las fuerzas progresistas con el fin de seguir avanzando en la transformación del continente, y para contrarrestar los ataques de la restauración conservadora.

“Si la derecha se une, nosotros también nos unimos”, defendió Correa, quien además afirmó que a la Revolución Ciudadana no la para nada ni nadie.

Al finalizar el encuentro, los asistentes aprobaron una declaración en la cual resolvieron apoyar la consolidación de políticas de cambio y renovar la agenda programática hacia el futuro.

Acordaron además radicalizar la democracia ejerciéndola en todas sus formas, ampliar los procesos de participación al interior de los partidos y movimientos, y promover espacios activos para la formación política de los jóvenes.

Adicionalmente, pactaron construir una agenda propositiva de la izquierda para fortalecer la integración mediante mecanismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión de Naciones Suramericanas y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.