Medallas de luz en la oscuridad

El equipo masculino resultó, por tercer año consecutivo, campeón nacional de los Juegos Escolares con récord de 19 medallas.El área de gimnástica del Polideportivo Yayabo no ofrece las mejores condiciones; sin embargo, la disciplina se ubica en la cúspide del país

Los “caballos” perdieron su galopar. Las barras, su asimetría. Los colchones, su idoneidad, las luces, su luz… Es el retrato del área de gimnástica del Polideportivo Yayabo. No constituye, sin embargo, noticia, pues hace mucho tiempo el cuadro resulta el mismo. El contraste es que, con esas condiciones, Sancti Spíritus llega a la cúspide de la disciplina en el país.

DESCUBRIENDO A ERICK

Los más recientes Juegos Escolares confirmaron la fuerza de los varones. Por tercer año sucesivo, el equipo resultó campeón nacional con récord de 19 medallas (11-5-3), logradas entre José Carlos Escandón, Diorge Escobar,  Elio Vladimir Castellanos, Leodan Domínguez e Ismael Fabián Hernández. Los muchachos sacaron diferencia en la competencia por equipos, las finales por aparatos y los concursos individuales múltiples; ganaron en todas las categorías con alta efectividad al ubicarse del primero al octavo lugar.

En el 2013 habían arrasado con 18 medallas (8-7-3 ) y en el 2012 lograron 14 (5-5-4). El salto comenzó en el 2009 y 2010, cuando obtuvieron bronce, antesala de la plata en el 2012. Hoy 10 atletas integran la matrícula de la Escuela Nacional de Gimnasia.

¿Como lo logran en medio de tal escenario? Con trabajo, perseverancia y talento del colectivo que encabeza Eliecer Hernández León, un muchacho que trasmite cuanto aprendió desde los siete años: “Es una labor conjunta con la base y el seguimiento del alto rendimiento de la EIDE, un trabajo fuerte, con aprovechamiento óptimo de las jornadas. Estamos entre los gimnasios de peores condiciones en el país, por tanto el esfuerzo es doble para entrenadores y atletas. También ha sido importante el apoyo de los padres, pues entrenamos los fines de semana e, incluso, de noche.

“Hoy no tenemos el caballo de salto, ni poseemos barras pequeñas para enseñar la metodología de los elementos de base, los colchones están en malas condiciones, se ha entrenado a oscuras en la viga de equilibrio y eso es sumamente riesgoso, pues tenemos una sola luz en todo el gimnasio, hace dos años pusieron nueve y se fundieron”.

Clave en estos saldos ha sido la captación para garantizar la matrícula ideal: de cuatro a seis atletas en la categoría 9-13 años, además de los que están en La Habana: “Se busca el somatotipo, habilidades como rapidez, fuerza, algo de flexibilidad, valor, coordinación. La edad ideal es de cinco a seis años para desarrollar habilidades y el trabajo de los aparatos comienza de menos a más. Siempre el entrenador ayuda, hay que cuidar que no se lesionen y pasen por todas las fases, para que puedan llegar a los elementos de mayor dificultad. Se trata de que sean integrales y dominen los seis eventos; luego, en los equipos nacionales, llegan a una maestría deportiva y se especializan en uno determinado”.

De ello da fe Ismael Fabián Hernández, gimnasta que se ha destacado en los Juegos Escolares: “Yo mismo me embullé en preescolar, porque un profesor fue al aula a captar niños para este deporte y levanté la mano. Desde dos años hacía la campana y el split yo solo. Siempre me ha gustado, lo veía en el televisor, aunque los primeros días lloré, pero luego se me quitó el miedo”.

¿SE ACABARON LAS LEYANET?

Si difícil es llevar un equipo, imagínese dos. Es la misión que sobrelleva Eliecer, el único entrenador de la especialidad en la EIDE Lino Salabarría, quien se multiplica para atender también a las niñas. Así el grupo femenino logró octavo lugar y medalla de bronce, para llevar a la provincia al octavo lugar general: “Este es un deporte demasiado técnico, entonces los sistemas de enseñanza son diferentes para cada edad, pero nos apoyamos en los entrenadores del área y las coreógrafas”.

Entre las mujeres Sancti Spíritus tiene un referente de lujo como Leyanet González, por ello se buscan sucesoras, un empeño que tropieza con no pocos obstáculos. El principal, la carencia de fuerza técnica y de equipamiento. Hoy se practica en cinco municipios: Jatibonico, Trinidad, Fomento, Cabaiguán y Sancti Spíritus, este último con un área  en el Polideportivo Yayabo.

“Después de Leyanet nos mantuvimos varios años en los primeros rangos, siempre fueron las niñas las que halaron la provincia; en un momento subimos seis a la Escuela Nacional, muchas se fueron y hoy solo queda una. Existen atletas pero no hay fuerza técnica experimentada, solo contamos con licenciados en Cultura Física que se han preparado poco a poco. Trinidad, con un técnico que estuvo en la Escuela Nacional, y Sancti Spíritus son los de mayor aporte. Sin embargo, no se ha previsto la preparación de los que fueron atletas, hoy una sola cursa el primer año en la Escuela de Profesores de Educación Física, pues en los últimos tiempos apenas graduamos dos técnicos y otros se fueron del deporte, por tanto urge encontrar esa fuerza técnica”, apunta Maribel Anglada, comisionada provincial de la disciplina.

Pocas luces alumbran la gimnasia, no solo por la falta de luminarias. “Según el metodólogo nacional, entraron aparatos chinos que son de entrenamiento y se distribuyeron en otras provincias”, añadió Maribel.

No obstante, una pirueta de esperanza emerge del colchón de la mano de Eliecer: “Hay figuras que vienen con buen desempeño, ese es el relevo, hay que soñar con los Erick López”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.