Parir maestros

Los educandos poseen criterios favorables sobre la enseñanza recibida bajo este modelo de formación pedagógica. Ese es el propósito de las dos Escuelas Pedagógicas de la provincia que consumarán este curso su primera graduación.

En el seno de las escuelas pedagógicas Rafael María de Mendive y Vladislav Volkov, de la cabecera provincial y Cabaiguán, respectivamente, se gestan 1 134 pedagogos. De ellos, más de 240 vendrán al mundo del magisterio en junio próximo para poblar instituciones docentes con baja densidad profesoral.

EL EMBARAZO: LA VOCACIÓN

La gravidez pedagógica parte del deseo y este modelo de formación, suspendido en 1991 y reabierto en el 2010, fecunda motivaciones para estudiar pedagogía tras el noveno grado.

Cifras nutridas dentro del plan de plazas e incentivo vocacional por parte de los planteles receptores fertilizan la aceptación estudiantil y familiar hacia las especialidades de Enseñanza Preescolar y Primaria, además de Educación Especial e Inglés, excepcionalmente, en la capital provincial.

“El plan de ingreso se cumplió al ciento por ciento y la demanda superó la cantidad de carreras ofertadas”, acota José Reinel García Sánchez, quien dirige la “Rafael María de Mendive”.

“Intervenimos con varias acciones desde la Primaria hasta la Secundaria Básica, donde se torna más difícil crear vocaciones porque se deforma esa aspiración infantil de ser maestro. Realizamos intercambios, conversatorios, charlas educativas en escuelas. Integrantes de los círculos de interés de este perfil visitan nuestro centro. Tanto profesores como alumnos tenemos esa misión en pos de la orientación profesional pedagógica”, explica Yosvany Rodríguez Herrera, director de la “Vladislav Volkov”.

“No quería ser maestra. Se me dio la oportunidad y me decidí. En esta escuela, durante las prácticas, le encontré el encanto. Estoy orgullosa de esta carrera. Yo voy a enseñar niños”, revela Rachel González, educadora en ciernes de Preescolar.

DENTRO DEL VIENTRE FORMATIVO

“Cuando ingresan se prioriza la reafirmación vocacional con acciones que refuerzan el interés hacia el perfil de formación. Se trata de enamorarlos una vez más”, indica José Reinel García.

Nuevas aulas, adaptaciones constructivas, remodelaciones de locales para Residencia y laboratorios de Computación y faenas de pintura, entre otras acciones de reparación y mantenimiento se han sostenido desde la reapertura de las escuelas pedagógicas, que propician condiciones favorables para el proceso docente-educativo.

“Reciben 22 asignaturas que responden a la formación general como Matemática, Español, Biología… y a la pedagógica, entre ellas Metodología, Didáctica, Pedagogía y Fundamentos de Psicología”, amplía Aymara Cepeda Iznaga, jefa de Departamento de Formación Pedagógica en la “Rafael María de Mendive”.

“Insistimos en el uso correcto de la Lengua Materna, en el molde de habilidades comunicativas, de adecuados hábitos de conducta, de vestir y proyectarse socialmente”, subraya Rodríguez Herrera.

Un alumno de la sede cabaiguanense cuenta: “Recibimos una preparación integral. El claustro es de calidad, nos enseñan no solo lo académico, sino valores y cualidades que enaltecen al maestro”.

Roberto Morales percibe cambios: “Aprendí a reflexionar sobre lo que está bien o mal. Una vez incumplí con el Reglamento Escolar, me requirieron y hoy agradezco ese regaño”, reconoce.

“Las enseñanzas más importantes de mis profesores han sido sus propios ejemplos”, confiesa Dina Borges, a meses de graduarse.

CUIDADOS Y EJERCICIOS PRENATALES

La práctica preprofesional que se avecina constituye el mejor ejercicio para un feliz parto de maestros. El ensayo empírico de febrero a junio completa la formación del educador por nacer, desarrolla mecanismos didácticos, madura la mente para la docencia.

La graduación primeriza asume retos: “Somos el experimento, la base de la reestrenada escuela pedagógica. Ha sido un descubrir”, afirma Dianys Ponce. Dina no disimula: “Estoy algo nerviosa, es una experiencia nueva, la del día a día. Quiero ser una maestra exigente, autodidacta, que perfecciona su método de investigación, sabe de política, ciencia y nuevas tecnologías, que atiende a los niños según el diagnóstico individual y grupal”.

Prevenir malformaciones educativas congénitas resulta esencial en la gestación pedagógica. De profesor a alumno se transmiten nutrición académica y modelos conductuales. Las clases son hereditarias.

“Lo que darán en las escuelas será el resultado de nuestro trabajo, ahí va la vida de cada profesor. Frente al aula estaremos nosotros mismos a través de ellos. Queda que de verdad apliquen lo que han aprendido”, enfatiza Aymara Cepeda.

Pizarrones vacíos esperan el alumbramiento de maestros del nivel medio superior que cubran parte de las 652 plazas docentes que necesita en Sancti Spíritus.

One comment

  1. Esto que dice el parrafo que anuncio abajo es algo que no me creo mucho.Hoy en dia los profesores de las escuelas pedagogicas no dedican tanto tiempo a poner en practica la psicologia ni la pedagogia con sus alumnos.Se le señalan muchas faltas de respeto a los chicos, pero hay cada profe…………….

    Prevenir malformaciones educativas congénitas resulta esencial en la gestación pedagógica. De profesor a alumno se transmiten nutrición académica y modelos conductuales. Las clases son hereditarias.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.