Precios sin timón

Curiosos llegan hasta la agencia Peugeot en la capital del país/ Foto: Luis E. LópezLa comercialización liberada de automóviles en agencias estatales amenaza con convertirse en un tema tan  polémico como la pelota.

Por fin, luego de mucha espera, de años y años de cambalaches en los que un vehículo podría pa­sar por 20 dueños ilegales y su propietario en papeles era esclavo de la burocracia, las leyes abrieron el juego. Desde el 2011 quedaron derogadas las disposiciones que prohibían la venta entre particu­lares; sin embargo, desde hace apenas unos días el propio Estado hizo realidad la comercialización y alrededor de 10 puntos de venta en todo el país ofertan desde un Geely hasta un Peugeot del año.

Comienza comercio de vehículos en Cuba

Pero, ¿qué pasa? ¿Tiendas va­cías? ¿Pocos compradores? Los carros amenazan con convertirse en piezas de museo. Varios cu­riosos se amontonan frente a las vidrieras. “Ven, ven para que lo veas”, invita uno de los que, exta­siados, contemplan detenidamen­te la tablilla de precios. Entonces vienen los comentarios: que si los carros hablan o vuelan, que si tran­sitan sin combustible; mas, no; in­cluso algunos son de uso y el míni­mo precio supera los 20 000 CUC.

COGE TU CARRO AQUÍ

El 31 de diciembre pasado la Gaceta Oficial lo anunciaba: “Las personas naturales y cubanas re­sidentes en el territorio nacional, extranjeras residentes permanen­tes, temporales y de inmobiliaria, las personas jurídicas cubanas y extranjeras, las misiones diplomá­ticas, oficinas consulares y los or­ganismos internacionales acredita­dos en Cuba, así como su personal, pueden adquirir en las entidades comercializadoras ciclomotores de combustión interna, motocicletas, autos, autos rurales, paneles, ca­mionetas y microbuses”.

Aprobado por el Consejo de Ministros, el decreto trajo innume­rables comentarios y más de uno pensó en que, al fin, el tío, cuñado, amigo, o su propia persona podía aspirar en un futuro cercano a un carrito, de uso o desuso, para su satisfacción personal.

El documento oficial expresa­ba “la necesidad de atemperar esta normativa al contexto de la situación actual de la economía del país, aconsejable para eliminar res­tricciones y autorizaciones adminis­trativas y posibilitar la adquisición (…) a precios minoristas semejan­tes a los que reconoce el mercado entre personas naturales”.

¿El dinero? Tendrá un fin social: la creación de un fondo para poten­ciar el mejoramiento del transporte público, “prioridad para el beneficio de la población”, agrega la Gaceta. El asunto, en ciernes desde aquel Lineamiento 286 que precisaba “establecer la compraventa de medios automotores entre particu­lares”, cambió definitivamente la política de adquisición de vehículos en Cuba.

¿CARTAS AMARILLAS?

Hacía años, trabajadores de sectores estratégicos en el país recibían como reconocimiento una carta que los facultaba para adqui­rir un vehículo, a precios acordes a sus ingresos. La cifra de autori­zados se acrecentó con un decre­to, publicado el 27 de septiembre del 2011 en la Gaceta Oficial, que daba al Ministerio de Transporte la potestad de entregar el permiso de compra a cualquier persona natural que hubiese “obtenido los ingresos como resultado de su trabajo, en funciones asignadas por el Estado o en interés de este”.

La enfermera Elsa Toledo, quien posee una de las 4 000 cartas pen­dientes, estuvo del 2010 al 2012 en Angola y esperaba tener el au­tomóvil luego de su llegada: “Yo fui como todos los que estábamos allí, sabiendo que el 50 por ciento del salario iba a venir para el país, y que por el otro 50 por ciento, ya que era una misión compensada, nos iban a dar un carro”.

Apenas arribó a Cuba Elsa hizo los trámites y logró que su carta lle­gara el 11 de septiembre al Minis­terio de Transporte. Desde enton­ces se mantuvo en comunicación con una abogada que la atendía desde La Habana y que una tarde, vía telefónica, le dijo que el proce­so estaba detenido. Días después, los medios de prensa se harían eco de las últimas disposiciones: las personas con cartas de autoriza­ción tendrían prioridad para la ad­quisición en las entidades comer­cializadoras y se especificó: “a los precios minoristas establecidos”.

“Con 4 000 CUC te comprabas un carro bueno. La declaración del dinero estaba adjunta al expediente. Ellos sabían la cantidad que tenía cada cual. Yo acumulé hasta 5 000, mi carro me lo podía comprar en ese rango. Estoy muy sentida porque todo fue un engaño. Nosotros nos merecíamos al menos una respues­ta, que no hemos tenido”.

Celso Marante, un guajiro ca­baiguanense siempre cerca de las vegas de tabaco, se quedó también con su carta en la mano. Este 2 de noviembre la misiva cumplió el año junto a él y del carro nada. “A no­sotros nos dan pesos convertibles por estimulación en cada campa­ña. Para tener derecho al carro te toman el ingreso de los últimos sie­te años”, refiere.

El campesino recibió ofertas de hasta 18 000 CUC para que ven­diera su carta: “No la vendimos porque queríamos el carro; dicen que nos van a dar prioridad, pero prioridad hasta cierto punto porque el día que comenzó la venta llamé y no habían vendido el primer carro. Allí no se está haciendo cola”.

Darío Santiago, profesor de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez (UNISS), hizo un docto­rado en México durante tres años y logró acumular para su carta 10 300 CUC; aun así, no le alcanza: “La medida supuestamente está atacando la especulación.Sin em­bargo, establece precios mayores a los que ya existían en la calle.El mercado negro no puede ser la referencia. La carta no la tenían ni delincuentes ni contrabandistas; la tenían profesores, músicos, agricul­tores”.

Sin embargo, en el sitio digital Revolico, una especie de candon­ga en Internet, hay más de 1 000 cartas puestas a la venta. ¿Tienen los dueños ese derecho? ¿Hasta dónde el Estado podía atajar el mercadeo?

AUTOS AL POR MAYOR

De acuerdo con datos publica­dos en la Gaceta Oficial, los precios mínimos para los carros de menos de cinco años y de más de 15 años de explotación sobrepasarían los 200 000 CUC y 50 000 CUC, res­pectivamente.

En el sitio Cubadebate se pu­blicaron algunos que sobrepasan o no llegan a estos valores, en dependencia del auto, marca y año. El más barato de los rela­cionados es el Hyundai ATOS del 2009, valorado en 21 450 CUC; el más caro: Peugeot 508, del 2013, a 262 185.50 CUC.

Ernesto Osés Torres, máster en Finanzas y profesor de la Facultad de Contabilidad de la UNISS, pun­tualiza a Escambray: “Los precios son excesivos. Creo que no que­daron claros los criterios tomados para su imposición. La equipara­ción con los de la venta en la calle yo no la veo, macroeconómicamen­te, como una medida adecuada”.

Yudiana Afonso, directora de Finanzas y Precios en Sancti Spíri­tus, detalla a este semanario que según el criterio financiero “para la formación de un precio se tienen en cuenta los gastos en los que se incurre para la elaboración del producto o servicio, más el margen comercial, en el caso del precio ma­yorista; en el precio minorista se tienen en cuenta además algunos impuestos”.

Osés Torres aclara: “Puede ha­cerse por precios referenciales o por el método de costos y gastos. Para los automóviles en Cuba no se puede utilizar el segundo porque son usados, si son los de la ren­ta en el gran porcentaje son autos cuya inversión se pagó con la tarifa que se cobra en su alquiler”.

¿PRIVADO O PÚBLICO?

En un reciente encuentro del Comité Nacional de la Unión de Pe­riodistas de Cuba al que asistió Mi­guel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se debatió sobre el tema y hubo consenso en el gremio de la prensa sobre la ne­cesidad de romper el silencio que han mantenido los medios cuba­nos en torno a esta medida.

Fuentes oficiales reconocen que el país no está en condicio­nes de estimular un incremento sostenido de autos particulares, que obviamente requeriría de una mejor infraestructura vial, un abas­tecimiento de combustible a pre­cios más acordes con la economía doméstica y la garantía estable de insumos y piezas de repuesto.

Por lo pronto, Escambray entre­vistó a Marta Leiva, gerente general de CIMEX en Sancti Spíritus, quien informó que “hasta el momento no existe orientación para la venta de automóviles en la provincia, para eso están habilitados puntos en Cienfuegos, Villa Clara y Ciego de Ávila, por lo menos hasta que ten­gamos las condiciones creadas”.

No es con la venta de autos a particulares que Cuba podrá compensar la precariedad del transporte de pasajeros, sino po­tenciando la adquisición y mejor uso de los medios públicos, un propósito suscrito explícitamente en las propias normativas que re­gulan la comercialización estatal de vehículos.

Pero, sin prosperidad en las ventas, ¿cómo surgirá el fondo para estimular el transporte públi­co? ¿Hasta dónde descenderán las cotas establecidas hoy en el mer­cado estatal? ¿Cuántos cubanos podrán pagar por un automóvil a los precios actuales? Por ahora, Es­cambray no tiene las respuestas; sí la certidumbre de que la polémica seguirá al timón.

36 comentarios

  1. Como en todo Sancti Spiritus es el ultimo en todo…Esto es como el que dijo que los cubanos no podia viajar por tantos aviones podrian chocar…Ahora los cubanos no pueden tener carros porque no hay carreteras ni combustible…jajaja. Se estan riendo en nuestra cara y le seguimos el juego. Todo es los mismo:
    – Tenemos internet pero no es para los trabajadores. (1 hora el salario de una semana de trabajo)
    – Podemos viajar pero no tenemos dinero ademas de que ningun pais nos da visa por la mala fama.
    – Podemos comprar carros a precios 10 veces mas caros que en cualquier pais del mundo. (Por ejemplo un carro con mas 10 años de fabricado no puede valer mas de 10.000 cuc y esta caro).
    Cada año nuevo traer cosas nuevas pero no son alegrias, iniciamos este año sin desodorantes, ya van 2 meses y pico.

  2. siento mucho ponerme a discrepar y ser la oveja negra de todos los comentarios, desde antes de anunciarse la medida siempre pense, que en las condiciones actuales de nuestra economia a nadie podia pasarle por la cabeza que la venta de carros estaria dentro de valores medios que le permitirian a miles de personas adquirir uno, con las contadas excepciones que siempre tienen todas las reglas, el mercado estaba en poco mas de 10 000 hasta 25 000, para los carros que ya circulaban, la carta estaba entre 15 o 20 porque se calculaba que los asignados estaban en rangos de menos de 10 ml. logico en un escenario puro de oferta y demanda, lo de la infraestructura para mi no es valido, la venta de gasolina se incrementaria pero seria otra forma de recaudar divisas, igual para las piezas, agregados, neumaticos, baterias, el valor de los servicios mecanicos se incrementaria y seria un incentivo para muchos especializarse en este oficio, muchos de los que esperaban su compra, los conozco, lo harian como una inversion al utilizarlo para la renta, incluso mas de uno y colocar choferes como empleados, cientos, quizas miles de los casi medio millon de cubanos que viajan cada año, han tenido y tienen entre sus planes tener un carro y que se lo administre su familia, de hecho conozco en mi entorno varios que lo han hecho, el ahorro, me dicen, por renta de carros para periodos medios de 10 dias, les permite amortizar el valor en poco tiempo. Me solidarizo con todos aquellos que cumplen o han cumplido mision, y de forma muy honrada su unico proposito al adquirir un carro es poder disfrutarlo con su familia, se lo han ganado espero que se le buscaran soluciones a estos casos.

  3. QUE CLASE DE JUSTIFICACION DE UN ALTO FUNCIONARIO DEL ESTADO CUBANO: NO SE VENDEN CARROS PORQUE NO HAY ESTRUCTURA VIAL EN EL PAIS, NI COMBUSTIBLE. PUES AMIGO ESO ES RESPONSABILIDAD DEL ESTADO, EL ES QUIEN LA TIENE QUE CONSTRUIR.
    ESTAMOS EN UNA SOCIEDAD DEL SIGLO XXI Y SEGUIMOS HABLANDO COMO SI FUERA EL AÑO 59.
    NUESTRO PAIS NECESITA VER QUE SU FIDELIDAD AL PROYECTO QUE HA DEFENDIDO DURANTE TANTOS AÑOS ES ALGO MAS QUE TRABAJAR PARA COMER Y COMER PARA TRABAJAR.
    NO IGNORO LOS LOGROS SOCIALES ES MAS LOS DEFIENDO A CAPA Y ESPADA PERO LA VIDA ES ALGO MAS QUE ESO Y NOSOTROS TAMBIEN LO MERECEMOS.

    PONGAMOS LOS PIES EN LA TIERRA SOBRE TODO AQUELLOS QUE TIENEN LA TAREA DE DECIDIR POR EL PAIS

  4. Hola,, soy medico cubano, spirituana que me encuentro cumpliendo mision de tipo compensada, para todos conocida como el tipo de mision en la que obtenias una carta con un valor limitado para la compra de un carro, valor resultado del salario que te correspondia restando los gastos en alimentacion durante tu estancia en el exterior. y asi podias obtener un carro por un valor de 9000 CUC mas el total del 50 % remesado, lo que significa que siempre el valor del carro estuvo por encima de 25 000 CUC. Digo esto porque efectivamente nos comprometimos a remesar el 50% pero el estado se comprometio a darnos la oportunidad de la carta. Otras misiones no remesan el 50% y no tienen el derecho a carta pero el salario es superior, las condiciones son otras y el convenio entre los paises tambien es diferente. Creo que la medida encierra muchas contradicciones desde la justificacion para su implementacion donde se habla de un 30% que vendio su carta y es el 30% la mayoria? Cuantos de ese 30% tenian la necesidad imperiosa de comprarse una casa y esa era su unica opcion?. Quien se enrreiquecia con el sistema de las cartas, el ciudaddano que solo tiene una vez la carta o un solo carro para vender o los funcionarios involicrados en los mecanismos para conceder y firmar las cartas y los destinados para vender los carros? Luego al establecer los precios de los carros utilizaron una formula que nadie consigue enteneder porque no tiene nada que ver con el costo de produccion mas los gastos indirectos mas los impuestos y aranceles, por favor no juguemos al mercado que este tambien tiene sus leyes internacionales y en el mundo entero se vende carro hace mucho tiempo. Otro aspecto importante es el llamado a la creacion de un fondo para la mejoria del transporte publico, no entiendo como lo lograran primero porque quien se va a comprar un carro con ese precio? y segundo la venta de los carros es en CUC moneda no valida para obtener productos importandos. Este tema tiene muchas aristas para su discusion, espero que el grupo de trabajo designado para implementar el nuevo modelo economico escuche la voz del pueblo, emplee la ciencia y respete a los ciudadanos que trabajamos para el desarrollo de nuestro pais

    • Sr Felixcapirro siento dolor ajeno por UD.Se lo que es vivir lejos de los seres queridos porque lo hago desde hace mucho tiempo,se que quizas un carro es un sueño que pudo alcanzar y comprendo su frustracion por que a alguien se le ocurrio hacerlo inalcanzable.Por persona como UD, que se sacrifican y de quienes el pais obtiene la mayoria de los recursos que le permite dar medicina gratis al pueblo,es que confio que el gobierno enmiende el craso error cometido y haga valer su palabra empeñada en esas cartas,esta en juego su credibilidad y ha lastimado a quienes mas se sacrifican y aportan a la olla colectiva.Estoy de acuerdo con todo lo que sea liberalizar los mercados,pero esos precios no lo liberan,lo matan y cuando lo aplaudi en primera insatncia no tube en cuenta a los miles que trabajan en el exterion enviados por el gobierno,acepto que me equivoque y quizas al gobierno le paso lo mismo.OJALA LO RECONOZCA

  5. Por que hay que esperar que venga el vicepresidente,haga una reunion y establecer un “consenso” para debatir lo que la gente ya debate en las calles..?Por que no hacen otro”consenso y debaten las demas impopulares medidas de cerrar la venta de ropa por particulares y las sala de 3D,los bajos salarios lo caro de los demas articulos,la falta de internet y un largo etc..Es hora ya de que el periodico empiece a escuchar al pueblo y no mirar para arriba a esperar autorizacion..Creo que fue el propio presidente el que dijo que “habia que buscarse problemas”y denuciar lo mal hecho y no
    solo la parte del pueblo,la del gobierno tambien, que se equivoca bastante y jugar con la cadena y con el mono tambien..No voy a referirme a lo de los automoviles porque lo considero una broma de mal gusto y estoy seguro que despues de autorizar la critica los bajaran o eliminaran la venta libre

    • Estas hipercrítico mi hermano, Realmente estamos cargados de problemas, pero hace falta trabajara más y mirarnos para adentro y criticar menos. La culpa realmente es del gobierno por adaptarnos a la cultura del pichon, con la boca abierta esperando a ver que nos cae.
      ¿seguro que recibes un salario de 300 pesos y trabajas 2 o tres horas al día? jajajaa, lo dudo

      • Supongo que eso de trabajar dos horas por 300 pesos imajinas que es la gran cosa,aun siendo cierto eso estarian abusando de mi ,porque si aprendio matematica, se habra dado cuenta que a dos horas diaria por dia serian 40 al mes,luego 300:40 =7.50 la hora,pero 7.50:25 = 0.30 CUC o lo que es lo mismo mi trabajo valdri menos de 1/3 de cerveza Cristal en lata la hora..Probablemente trabajo y he trabajado lo que UD no va laborar en toda su vida,pero me pagan lo que seguramente tampoco cobrara el resto de su existencia y eso es lo que quisiera para mis compatrioras.Que trabajen duro,pero que le paguen bien

  6. Realmente la medida es inconcebible se habla de mejorar el transporte publico con los impuestos pero con esos precios nadie compra entonces no mejorará el transporte público 2+2=4 otro tema es que realmente se hizo con la idea de mostrarle al mundo que en Cuba la venta de autos está liberada o para burla de los medios de prensa que hablan sobre el tema con unos de los titulares: “Especulación de Estado en la venta de carros en Cuba ” Cuba no tiene infraestructura para sostener un alto número de autos pero tampoco la población tiene para adquirir este medio de trasporte ni aunque cuesten 50% menos solo algunos podrán y no creo que esa sea tampoco una excusa válida, tenía la esperanza de adquirir un auto mi madre y hermana viven en el extranjero pero ni para ellas son precios que puedan alcanzar si tenemos en cuenta que el regalo de mi hermana por sus 16 años fue un Ford Mustang que costó menos de 30% que cuestan estos autos en Cuba pues debemos imaginarnos que esos precios son risibles hasta para extranjeros. Aquí 2+2 no me da 4.

  7. Por fin un comentario peridistico en la prensa nacional acerca de la venta liberada de autos, soy espirituana, actualmente en el extranjero y leo, busco y reviso cada dia toda nuestra prensa y creame eres el primer periodista que hace un comentario al respecto,solo se habia publicado la noticia del acuerdo del consejo de ministros y luego del inicio de la venta el dia 3 de enero y despues silencio total y oidos sordos a las logicas reclamaciones y comentarios de la poblacion acerca de la medida y tambien de los precios, solo se necesitan otros que como usted den cobertura a una tan importante medida tomada por el gobierno, tan polemica por estos dias entre todos los cubanos dentro y fuera de la isla y que ha afectado a tantas personas que con su esferzo propio y dejando importantes sumas del dinero Ggnado con su trabajo al estado hoy pierden la posibilida de poder comprar su tan merecido carrito de segunda mano

  8. Luis Francisco Jacomino

    Si Diego Velazquez cuando funfó la Villa de Trinidad, hubiese tenido la perspicacia de ahorrar 1000 pesos en moneda nacional, ahora hubiese podido comprarse un carro y celebrar los 500 años del nacimiento de la suereña villa.Pero, Don Diego se puso a malgastar el dinero y ahora no podrá tener el Peugeot del 2014,modesto carrito para pasear por la remozada Trinidad.

  9. orlamdo betancourt perez

    SENCILLAMENTE LA MEDIDA ES ANTICONSTITUCIONAL Y LA CONSTITUCION ES LA LEY SUPREMA DEL PAIS. COMO UNA CARTA FIRMADA POR MINISTROS NO VA A TENER UTILIDAD.
    ADEMAS LOS PRECIOS SON INALCANSABLES PERO ADEMAS ABSURDAS Y CONSTITUYEN UNA BURLA ALA PUEBLO TRABAJADOR.
    LOS QUE VIENEN A ANGOLA NOCOBRAN EL 50% COMKO DIJO LA ENFERMERA SOLO EL 10 %. AQUI UN AUTO SUSUKI CERO kM DEL 2013 SUPER ECONOMICO DE 3 CILINDROS Y HASTA 180 kM POR HORA CUESTA 8 958 DOLARES AMERICANOS, OSEA 7693 CUC
    NO TIENEN RESPUESTAS POR ESO SE HAN QUEDADO MUDOS Y LA PRENSA NO HABLA NADA

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.